13/05/2020
Este año no habría aumento salarial para el STIA

En Chubut el acuerdo paritario vence a fin de mes y se prevé un intenso debate que estará cruzado por la crisis que atraviesa la industria. El gobierno de Arcioni aceptaría avanzar en la “emergencia pesquera” que establezca sostener los empleos, pero con resignación de incrementos salariales hasta fin de año.

Revista Puerto - STIA - 02
Por Nelson Saldivia

La Secretaría de Pesca de Chubut avala el pedido de las diferentes cámaras empresariales para que se declare la “emergencia pesquera” en la provincia, y en ese sentido ya están trabajando con diferentes encuentros sectoriales para acordar y consensuar los términos de la misma.

La principal exigencia que ha planteado el gobierno provincial ante la posición del sector empresario, en una primera reunión mantenida la semana pasada, es que se deben preservar los actuales puestos de trabajo y que no se produzcan despidos, ni en las plantas de procesamiento, ni en las flotas pesqueras.

Hasta ahora, hay coincidencia en el diagnóstico respecto de que ‘lo peor aún no llegó’, a la luz de la retracción económica mundial que continuará generando secuelas en toda la cadena de comercialización. La caída de la demanda de los tradicionales mercados se venía experimentando desde antes del inicio de la pandemia del Covid-19, y se profundizó en forma geométrica en los últimos tres meses.

La disminución de las ventas vino acompañada del derrumbe de los precios tanto del langostino, en sus diversas variantes, como en productos de otras especies, sin que haya perspectiva posible de recuperación, al menos durante este año.

Esto fue provocando un freno fuerte de las ventas al exterior y hoy sigue habiendo, en las diferentes cámaras de frío de las pesqueras de Chubut, langostino que fue pescando entre octubre y febrero en aguas de jurisdicción provincial.

Ese sobrestock de langostino de exportación y las casi nulas ventas aceleraron el regreso de los barcos que salieron a pescar al norte del 41º, al tiempo que no hay apuro, al menos desde la Chubut, en levantar la mano en el Consejo Federal Pesquero para autorizar una prospección en aguas nacionales, aunque la presión marplatense incidiría para que se abra la gran zona de veda alrededor de la segunda quincena de junio.

En este contexto, se vienen sumando encuentros entre el gobierno provincial y los diferentes actores que componen la actividad pesquera, ya que uno de los aspectos más difíciles de consensuar será que el sector sindical acepte que se suspenda cualquier tipo de negociación de aumento salarial, al menos hasta fin de año. Las empresas nucleadas en las diferentes cámaras ya han anticipado, y así se lo transmitieron al gobernador Mariano Arcioni, que plantearán concretamente al Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA) que no tienen margen para otorgar subas salariales a partir de mayo, como se venía actualizando, cada año, a través de las paritarias.

No es menor el dato que la CGT nacional, en la cual está enrolado el STIA, acordó hace apenas semanas con sectores industriales, no solo el congelamiento salarial, sino que pautaron una rebaja de los salarios del 25 por ciento para los trabajadores suspendidos.

Por el momento, en la pesca no se habla de baja de sueldos, sino que se plantea no echar gente a la calle, aunque sin modificar salarios al menos hasta 2021. Una propuesta que promete un fuerte debate.