05/05/2020
“Sabemos qué y cómo hacerlo”

Gabriel Felizia es el nuevo presidente del Consorcio Portuario Regional de Mar del Plata. Militante político de pasado alfonsinista, se declara “cristinista y ravertista”. Fernanda Raverta, la nueva titular de ANSES, lo designó para el cargo. Continuidad del directorio, plan de desguace y dragado el año que viene.

Revista Puerto - Gabriel Felizia - presidente del Consorcio Portuario de Mar dle Plata - 02
Por Roberto Garrone Fotos Diego Izquierdo

Gabriel Felizia elige una de las llaves del llavero y prueba abrir la puerta que lleva a su despacho y a la sala de reuniones del Directorio y fracasa en el intento. Es sábado a la mañana y en el Consorcio Portuario no hay nadie trabajando. El flamante Presidente acierta en el segundo intento e ingresamos a una pequeña sala, dominada por una gran foto aérea de la jurisdicción portuaria.

Hace menos de 10 días que fue anunciado como autoridad portuaria por el Ministerio de Producción bonaerense, Augusto Costa; y todavía se está adaptando a su nueva función, de perfil mucho más alto que como secretario del bloque del Frente para la Victoria en el Concejo Deliberante.

“Lo más complicado fue arrancar, estaba el puerto parado por la estiba, creo que fue una falta de información, de comunicación. La Secretaria de Salud explicó que el hisopado no servía para los estibadores; pero paralizaron por unas horas la descarga del fresco y también en el congelado. Ahora mejoramos los controles, funcionarán las 24 horas y para eso sumamos médicos. Antes todos entraban con declaraciones juradas pero ahora todos se revisan”, dice el nuevo Presidente de los primeros días de gestión.

Dice que viene trabajando desde hace tiempo sobre políticas portuarias y que eso llevó a Fernanda Raverta, hoy titular de la ANSES, a designarlo para que asuma al frente del Consorcio. «Soy alfonsinista, cristinista y ravertista», se define. En estos meses, hasta que se oficializó la designación a fines del mes pasado, ha trabajado junto con la Subsecretaría de Puertos bonaerense. “Sabemos lo que tenemos que hacer y cómo hacerlo”, dice.

REVISTA PUERTO: ¿Y qué hay que hacer?

GABRIEL FELIZIA: Hay que recuperar espacios que hoy están ocupados con barcos inactivos. Tenemos un problema serio con eso. Lusejo (la empresa que se encargará del desguace en el varadero de la Base Naval) soluciona una parte del problema pero debemos encargarnos de los otros. Ustedes publicaron el año pasado esa lista de 53 barcos que hacía un año al menos no salían a pescar…

RP: ¿En qué instancia está el acuerdo con la Armada para comenzar a usar el varadero?

GF: Está aprobada la adenda al acta pero faltan tres cuestiones técnicas por resolver. Lo que resta es el mantenimiento de los varales y reemplazo de los que están en mal estado, la mayoría están descalzados. Esto es lo más complejo. Adicionalmente falta colocar dos anillas, reformar un sector del cerco perimetral y realizar el mantenimiento de la maquinaria por falta de uso. Esto se hará con personal del Consorcio. Ahora se comenzará con el desguace de los primeros tres barcos que están ya limpios y sus planes de desguace aprobados por Prefectura. Luego hay que hacer esas mejoras que pide la Armada.

RP: ¿Y para los que no están incluidos en el plan de desguace, qué piensan hacer?

GF: Necesitamos ir a un esquema como el de 2005, sacar los barcos como se hizo con la grúa de Prefectura aquella vez, que se sacaron casi treinta barcos.

RP: Pero esos barcos estaban ya en poder del Estado, acá estos barcos tienen dueño, como el Harengus, por ejemplo. Baldino transfirió el permiso y deberían haberlo sacado y sin embargo hace años está ahí debajo de los silos.

GF:  No sabemos cómo se financiará pero será necesario sentar a todos los actores y que haya consensos. Es una parte de la trama que estamos comenzando a caminar. Ese es un problema prioritario para nosotros porque necesitamos recuperar espacios operativos.

RP: Todos han querido trabajar desde el consenso y llegamos a esta situación en que cada uno hace lo que quiere y no hay sanciones.

GF: Bueno, confiamos en que nosotros podamos lograrlo, poner los temas sobre la mesa y que todos participen. En eso será importante reactivar el consejo consultivo, el Directorio, que te anticipo que va a seguir porque tienen mandato vigente. Es gente del puerto, conocen y aportan técnicamente. Vamos a publicar las actas, quedate tranquilo… He hablado con las cámaras, con las empresas, todos están dispuestos a colaborar para sacar al puerto adelante.

RP: ¿Cuál cree que fue el mayor déficit de la gestión Merlini?

GF: Mi mayor crítica es esa morosidad en la toma de decisiones. Lo del plan de desguace se anunció a fines del año 2017 y todavía estamos dando vueltas. Creo que centró su misión en la tarea de hacer el dragado y es algo que se hizo pero quedaron muchas cosas sin resolver. Ahora las cámaras ya me dijeron que es un tema que las preocupa. Sabemos que hay que volver a dragar. Estamos iniciando el expediente y comenzaremos con las evaluaciones ambientales, el impacto ambiental; luego las batimetrías para saber dónde estamos parados, cuánto hay que dragar, para redactar el pliego de la licitación. Imagino que dejaremos todo el proceso listo este año para dragar el año que viene. No podemos correr riesgos porque la deriva de litoral sigue aportando sedimentos al banco de arena sobre la Escollera Sur, la naturaleza no descansa.

RP: ¿Cuál será la primera obra importante que piensan realizar, más allá del dragado?

GF: Vamos a mejorar la iluminación en el muelle 10. Está presupuestada pero hay que actualizar los valores. Lo mismo la licitación del servicio de vigilancia que se licitó hace un año pero nunca se adjudicó. Ahora cambiando el sistema de comunicación interno, lo hacemos por memo y contando los días de las respuestas como para hacerlo ordenado. Comenzamos con reuniones de gerentes, creo que faltaba comunicación interna, también la comunicación hacia afuera; eso lo vamos a mejorar.

RP: ¿Cómo se genera trabajo más allá de los vaivenes de la pesca?

GF: El puerto es una fábrica que tiene la ciudad, el cluster portuario… podemos crear trabajo en la medida en que ayudemos en la logística de la operación portuaria. Esa es nuestra tarea primera que tenemos que asegurar. La pesca es el 60 por ciento de la actividad y el resto combustible, que la mitad es para la pesca. Tenemos que establecer un puerto de acá a treinta años con un plan estratégico que nos asegure que todo lo que hacemos mejore la productividad de la flota. Hoy recibimos descargas de merluza, calamar y langostino, la flota costera aporta variado costero; iluminar Puerto Piojo le permitirá a la flota operar con mayor rapidez. Veía unos videos con barcos descargando y alumbrados con luces de camionetas.

RP: ¿Cómo van a evitar que los trabajadores se amontonen en los puestos de control sanitario antes de acceder a zonas operativas?

GF: Tenemos un pico de ingreso de personal al puerto entre las 6 y las 7 de la mañana. Después hay otros picos más atenuados. Decidimos hacer dos líneas, la de estiba y la de tripulaciones, y agregamos otro equipo sanitario, serán tres por puesto, entre las 7 y las 19 horas. En el de acceso a Puerto Piojo, también sumamos sanitaristas y serán dos filas separadas. Así aumentaremos los controles y los trabajadores perderán menos tiempo en el proceso. Abrimos el ingreso por Ortiz de Zárate para los camiones como para que no todos pasen por la entrada principal y se agilice ese trámite.

RP: En más de cien años el puerto nunca tuvo obras de infraestructura. ¿Las han planificado para estos próximos cuatro años?

GF: Nosotros vamos a hacer esa tarea: vamos a mejorar la señalética, que no hay nada. Vamos a reformular el proyecto de la basura; hoy los armadores gestionan los contenedores para almacenar la basura que generan pero queremos que sea algo más ordenado. Tuve cuatro días de trabajo. Hay que encarar un plan de pavimentación porque hay muchos lugares deteriorados. Hay una lista de obras con prioridad uno, dos y tres que está en la gerencia.