04/05/2020
Tras la detención de un micro con tripulantes se firmó un protocolo de acceso

Lo interceptaron el sábado a la madrugada en un control de acceso a Mar del Plata. Traía tripulantes desde Corrientes para embarcar en el buque Luca Mario. En el chequeo de temperatura 21 registraron unas líneas de fiebre. Ese mismo día, desde CEPA, aclararon que todos dieron negativo de Covid-19.

Revista Puerto - Detienen micro con tripulantes de Solimeno - 02
Por Roberto Garrone

Luego del Scirocco de hace dos semanas, otra vez la empresa Solimeno quedó mezclada en la historia de la detención de un micro que trasladaba tripulantes desde la ciudad de Corrientes, a los que debieron realizar hisopados para determinar la existencia de Covid-19 y que resultaron negativos, en tiempo récord.

Luego que una combi con tripulantes de Corrientes que pensaban embarcarse en un barco de Moscuzza y que algunos oficiales e incluso marineros de partidos vecinos no pudieran ingresar a Mar del Plata por no tener la documentación respaldatoria, la Municipalidad, a través de la Secretaría de Desarrollo Productivo, y CEPA acordaron un protocolo para este tipo de casos.

Pero aún con protocolo, este sábado en el mismo control ubicado sobre la Autovía 2 a pocos kilómetros del acceso a la ciudad, personal de tránsito, efectivos policiales y sanitaristas detuvieron a un micro de larga distancia en el que viajaban 42 tripulantes correntinos que se disponían a embarcar en el buque congelador “Luca Mario”, de Solimeno.

Cuando el personal les tomó la temperatura con una pistola láser comprobó que 21 de ellos registraban algunas líneas de fiebre. De acuerdo a lo dicho por funcionarios municipales que intervinieron en el operativo, los pasajeros venían abrigados y el micro tenía la calefacción al máximo.

A partir del hecho, desde la Municipalidad se mantuvo contacto con la empresa armadora y se procedió a coordinar el desvío del micro hacia un hotel del microcentro, donde todo el pasaje quedó alojado, a cargo del armador, a la espera de la realización de los hisopados. El micro quedó estacionado en la Estación Ferroautomotora.

Pero el caso no terminó ahí. Horas después, desde la Comisión Nacional de Regulación del Transporte se informó que la Justicia aprendió a los dos choferes del micro que trasladó a los tripulantes por no tener la documentación respaldatoria.

El protocolo sanitario firmado entre CEPA y la Municipalidad incluye un instructivo que la empresa armadora debe completar con los datos de todos los trabajadores que viajan y también los datos de la empresa de transporte, nombre de los choferes y dominio de la unidad. El colectivo fue detenido a las 3 de la mañana del día sábado.

Las empresas que adhirieron al protocolo de CEPA son Costa Marina SA, Luis Solimeno e Hijos, Pescasol SA, Pesquera Comercial SA, Giorno SA, Pesquera Ceres, SA, Pesquera Géninis SA, Iberconsa de Argentina SA, Atunera Argentina SA, Pedro Moscuzza e Hijos, SA, Fonseca SA, Mattera SA, Pesquera Margarita SA, Xeitosiño SA, Pesquera Chiarmar SA, Ardapez SA, Arbumasa SA y Pesquera Río Quequén SA.

En el acuerdo, CEPA se compromete a trasladar a los tripulantes en vehículos que porten las autorizaciones de los distintos órganos responsables que intervienen por la emergencia sanitaria, incluido el D634 para Personas Físicas o Jurídicas que requieran el servicio de personas fuera del Partido de General Pueyrredon.

Además deben mantener el distanciamiento establecido para el traslado  y estar dotados de elementos de protección personal. Una vez verificados estos dos aspectos, el Municipio autoriza el ingreso a la ciudad con dos destinos: hotel o puerto para embarcarse, previo control sanitario en el punto de acceso.

En la noche del mismo sábado, desde CEPA enviaron un comunicado donde aclararon que a los 55 tripulantes que se embarcarían en el Luca Mario se les había hecho el hisopado y el resultado había sido negativo.