18/06/2020
Alerta en la estiba de Madryn por caso sospechoso de Covid-19

Preocupación y zozobra causó en el sector de la estiba del muelle Storni al conocerse que un trabajador había sido aislado por ser ‘contacto estrecho’ de un caso positivo de coronavirus. Durante varias horas se paralizó la actividad. Autoridades sanitarias llevaron tranquilidad.

Revista Puerto - Puerto Madryn - Preocupacion de la estiba en el Storni ante caso sospechoso de COVID-19 - 02
Por Nelson Saldivia

En las primeras horas de la tarde de este miércoles se produjo un gran revuelo en el muelle Almirante Storni de Puerto Madryn poco después que trascendiera que un estibador del sector del aluminio se encontraba sanitariamente aislado, por ser considerado “contacto estrecho” de un caso positivo de COVID-19 registrado en la ciudad del golfo.

En un primer momento se paralizó por completo la actividad portuaria y desató la lógica preocupación del resto de los sectores de la estiba, como el caso del ‘congelado’ que estaban descargando un barco en el Sitio 5 del muelle.

La situación llevó a que debiera concurrir al lugar la jefa del Área de Patologías Prevalentes y Epidemiología del Hospital Ísola de Puerto Madryn, Dra. Denise Acosta, para brindar precisiones sobre el caso en cuestión y explicar en qué casos se realizan los estudios PCR, ya que los estibadores reclamaban testeos masivos e inmediatos para todos los que estaban en el puerto.

Todo comenzó con un rumor de que un estibador que había estado trabajando el sábado y domingo en la ‘estiba del aluminio’ había sido confinado por tener un familiar cercado como caso confirmado de coronavirus.

Estibadores que cumplían tareas en el Sitio 3 recibieron la información que un compañero estaba aislado preventivamente y la preocupación se acrecentó cuando establecieron que este hombre había estado trabajando junto a ellos la semana pasada. En forma inmediata se dispuso el cierre del muelle y el cese de las actividades de la estiba, en todos los sectores. En ese momento se estaba trabajando con el ‘congelado’ descargando un barco merlucero en el Sitio 5, así como con la carga de aluminio en el Sitio 3 y la descarga de coque en el Sitio 1.

A raíz de este revuelo, las autoridades portuarias y la dirigencia sindical del SUPA solicitaron la presencia de la epidemióloga Denise Acosta en el muelle. Allí en una improvisada asamblea, la médica intentó explicar los procedimientos sanitarios en medio de una muchedumbre que ansiosa requería información.

Acosta les indicó a voz alzada el protocolo que se aplica. Los tranquilizó diciendo que se trata de una persona definida como ‘contacto estrecho’ y que no presenta ningún síntoma. Además, se recalcó que se lo puso en aislamiento social, preventivo y obligatorio durante 14 días a la espera de observar su evolución. Dijo que si en ese período apareciera algún síntoma compatible con el virus será sometido al estudio de rigor. No obstante, este jueves, y ante la presión de los estibadores, este hombre sería sometido a un estudio de PCR particular con el fin de clarificar su situación de salud.

Tras las explicaciones de la profesional se resolvió reanudar las actividades de la estiba en los barcos de carga de aluminio y descarga de coque, en tanto que el sector de la pesca de congelado volverá el viernes a sus tareas habituales.