26/06/2020
El canal principal de acceso al puerto está obstruido por sedimentos

En Mar del Plata la flota pesquera de altura, un portacontenedores y un petrolero utilizan la segunda enfilación para esquivar la lengua de sedimentos que se desprende del banco de arena recostado sobre la Escollera Sur. El Consorcio realizó batimetría para determinar la situación con vistas a llamar a licitación.

Revista Puerto - Entrada al puerto de Mar del Plata - 02
Por Roberto Garrone Fotos de archivo

El canal principal de acceso al puerto local está obstruido por sedimentos del banco de arena que rodea la Escollera Sur. Desde este año la flota pesquera, el petrolero que descarga combustible en la posta de inflamables y el portacontenedores que llega para levantar la carga de la industria, deben hacerlo por el canal secundario o segunda enfilación.

Una ruta alternativa para esquivar esa lengua de arena que cubre parte del canal principal y que genera un calado de apenas cinco metros, una profundidad que solo permite el tránsito de las lanchas amarillas o algún costero de salida a pescar.

La situación de la boca del puerto local fue reconocida por Pedro de Elizalbe, uno de los prácticos que tiene el puerto y el responsable de la maniobra de ingreso de los grandes buques. “Está tapado, dejamos de usarlo en este año y cada sudestada se pone peor”, reconoció el práctico ante la consulta de este medio.

En el Consorcio por estos días están terminando de cargar los resultados de una batimetría que realizaron hace un par de semanas desde el barco Anabella. El trabajo fue llevado a cabo por el equipo de tres integrantes que tiene el propio Consorcio. A partir de tener un panorama exacto de la situación, la cantidad de metros cúbicos de sedimentos que se requiere retirar, se diagramarán los pasos a seguir para confeccionar los pliegos de la licitación.

“En el área de giro no hay problemas. Sí se ha reducido el calado en la posta de inflamables”, reveló De Elizarbe, para quien las tareas de dragado en Mar del Plata, si no se extiende la Escollera Sur, deberían hacerse todos los años.

En 2018 fue la última vez que una draga estuvo realizando tareas de mantenimiento en la boca de acceso y espacios interiores del puerto de Mar del Plata.

La Omvac 10 de la empresa española Canlemar ya había intervenido un año antes para mantener la operatividad que se había recuperado con los equipos chinos en 2014, retirando más de un millón de metros cúbicos con una inversión total de más de 5 millones de dólares que salieron de las arcas del propio Consorcio Portuario.

La última intervención de la draga española comenzó en el morro exterior de la Escollera Sur. Luego de menos de dos años sin dragado, la deriva de litoral que alimenta el banco de arena no se toma respiro y vuelve a complicar el acceso a puerto.

La gestión Merlini será recordada por la pérdida del código PBIP pero también por haber dejado más de 80 millones de pesos en un plazo fijo. La nueva gestión no adelantó si utilizará ese dinero para pagar parte de la obra o pedirán auxilio a la Provincia y a la Nación.