19/06/2020
Prospección de langostino para julio y nuevas medidas para el abadejo

El INIDEP aceptó la solicitud de exploración para el área ubicada al sur del paralelo de 45º y el Consejo Federal Pesquero fijó la fecha para el 13 de julio. También por recomendación de los biólogos se aprobó la ampliación de un área para la explotación de abadejo.

Revista Puerto - Merluza
Por Karina Fernández

Tras las reuniones del pasado miércoles, los miembros del Consejo Federal Pesquero dieron tratamiento a la apertura del área de veda de merluza para la pesca de langostino y a partir de los resultados obtenidos en la prospección recientemente finalizada. De las cinco subáreas evaluadas, solo dos fueron consideradas aptas para permitir la actividad pesquera y se decidió solicitar al INIDEP la planificación de una nueva prospección en el sector ubicado al sur del paralelo de 45º.

En la tarde de ayer, los consejeros tomaron conocimiento de la nota remitida por el INIDEP en la que, según indicaron, a partir de “los resultados obtenidos durante la prospección realizada en el mes de junio de 2019 y durante la campaña de evaluación de langostino realizada en marzo del corriente año, el área que se propone prospectar estaría comprendida entre los paralelos 45°00’ y 46°20’ de latitud Sur y los meridianos 64°00’ y 62°00’ de longitud Oeste”.

Desde el CFP solicitaron ahora que los biólogos elaboren el plan de prospección para esa área y fijaron como fecha de inicio el próximo 13 de julio.

Se amplía el área 3 para la explotación de abadejo

En el año 2013 el INIDEP publicó un informe indicando que los desembarques de la especie estaban compuestos por una elevada proporción de juveniles cercana al 70% y que la biomasa reproductiva se encontraba en el orden del 12% en relación a la biomasa reproductiva virgen, 18% por debajo de lo recomendado para garantizar su sustentabilidad (ver El abadejo está en grave riesgo).

Ante la delicada situación del recurso evaluada por el INIDEP en los años 2012 y 2013 “se tomaron medidas de manejos tendientes a disminuir significativamente el esfuerzo sobre el recurso, prohibiendo la pesca objetivo de la misma y limitando su captura por viaje de pesca”, tal como indica el Acta 13/20 del CFP.

Pero esas fueron solo algunas de las medidas sugeridas y resultaron insuficientes. En 2015 la Dirección de Pesquerías Demersales del INIDEP presentó un informe indicando que no se habían adoptado medidas preventivas de manejo del recurso. Sugirieron controles estrictos de la captura, mantener restricciones e incorporar datos de campaña y observadores.

Un año más tarde, se conocieron dos informes del Instituto en los que directamente se hablaba del riesgo de colapso de la especie. La  biomasa reproductiva se encontraba muy por debajo del punto límite y era posible que no se recuperase. Para evitar el colapso, se solicitaba que las autoridades adoptaran las medidas de manejo que ya se habían recomendado (ver Riesgo de no recuperación para el abadejo y El abadejo en riesgo de colapso).

A partir de esos informes, en el año 2017 se dictó la Resolución 6 en la que se establecieron vedas en los denominados “pozos de abadejo” con el fin de evitar la pesca dirigida de esta en las áreas donde el recurso es altamente vulnerable. A los pocos meses esas áreas de veda fueron modificadas y ahora se vuelve a realizar otra pequeña modificación en una de ellas, el área 3, ubicada a la altura del paralelo de 41º Sur y el meridiano de 58º Oeste.

El área 3 estaba delimitada por los paralelos de 41º50’; 41º59’7; 41º51’5; 41º59’9 y los meridianos de 58º07’3; 58º01’7; 58º10’3; 58º01’8 Oeste. A partir de ayer por Resolución 6 del Consejo Federal Pesquero quedó delimitada por los paralelos de 41º 50’; 41º53’3; 41º59’59; 41º51’5 Sur y los meridianos de 58º07’3; 58º02’3; 58º02’48; 58º10’3 Oeste.

No es un cambio significativo pero tratándose de una especie que se encuentra en tan delicado estado, resulta una noticia positiva. La decisión por parte del CFP se adoptó luego de que se realizara una prospección con buques comerciales que sirvió para robustecer los datos de campaña.