24/07/2020
CaIPA y SOIP apuran el cierre de la paritaria en el pescado

La cámara patronal formuló una oferta de ajuste pero fue rechazada por el gremio que pide un mayor porcentaje y en menos cuotas. Por ahora las empresas abonan los 4 mil pesos que estableció por decreto el gobierno nacional.

Revista Puerto - Paritaria CAIPA-SOIP en 2019

El cierre de la paritaria 2019 entre CAIPA y SOIP.

Superado el conflicto entre el SOMU y las cámaras empresarias que agrupan a la flota tangonera congeladora, en Mar del Plata avanza la negociación para sellar el ajuste salarial de los obreros del pescado.

El diálogo con el SOIP cobró impulso luego que CaIPA cerrara el acuerdo de ajuste salarial con la marinería del SOMU y SIMAPE, y los oficiales de SICONARA y Asociación de Capitanes en la flota fresquera.

Dicha rúbrica terminó de profundizar la grieta en la Seccional del SOMU, con el 20% retroactivo desde marzo a junio y nuevos valores a partir de julio: parte remunerativo y parte no remunerativo para alcanzar un 30% hasta septiembre.

En esos días el SOIP recibió una oferta desde las oficinas de la calle Olavarría. Era una propuesta escalonada que contemplaba un 10% retroactivo a marzo, un 15% en julio, un 5% en septiembre y un 5% en octubre.

La oferta fue rechazada por el sindicato y en CaIPA quedaron en volver a reunirse y presentar otra propuesta. Hasta ahora las empresas están abonando los 4 mil pesos que estableció el Decreto del presidente Alberto Fernández en el verano, y se lo toma como suma a cuenta del cierre de la paritaria.

En el gremio pretenden un par de modificaciones a la oferta. Mayor porcentaje general, que haya una porción mayor de incremento encerrada en el primer semestre de modo que tenga un mayor impacto en el aguinaldo, y que el último tramo no llegue tan cerca de fin de año.

“Lo de octubre se termina cobrando en noviembre y nos quedamos sin margen para discutir una actualización si la inflación comienza a crecer en la última parte del año”, piensan en voz alta cerca de la Secretaría General del gremio.

El otro punto que marcará discrepancias será cuánto del porcentaje final del acuerdo será remunerativo y cuánto se tomará como suma no remunerativa. La patronal esta advertida de las necesidades de los trabajadores de llevarse unos pesos más al bolsillo, algo que también tiene el visto bueno del sindicato.

En este escenario, ofrecen unos puntos más de aumento, o menos cuotas, pero con una porción mayor en sumas donde no se paga de manera adicional ni cargas sociales y previsionales.

El año pasado el SOIP logró una actualización salarial del 44%, con un acuerdo parcial hasta los primeros siete meses del año y un reajuste del 17% para la última parte del año, también con pagos en cuotas desde septiembre a noviembre.

Solo el 15% fue de carácter remunerativo. El resto terminó ingresando en los ítems del convenio colectivo recién en febrero pasado.