22/07/2020
Camarones flexibiliza el descenso de tripulantes al puerto

Este lunes se dieron a conocer medidas de flexibilización de los protocolos de bioseguridad que se instrumentan en el puerto de la localidad de Camarones, en el marco de la emergencia sanitaria por COVID-19. De la prohibición total de descenso de tripulantes de buques pesqueros que amarren en ese muelle se pasó a una siguiente […]

Revista Puerto - Bahia Camarones - 02
Por Nelson Saldivia

Este lunes se dieron a conocer medidas de flexibilización de los protocolos de bioseguridad que se instrumentan en el puerto de la localidad de Camarones, en el marco de la emergencia sanitaria por COVID-19. De la prohibición total de descenso de tripulantes de buques pesqueros que amarren en ese muelle se pasó a una siguiente fase en la que se permite el desembarque de hasta tres tripulantes por barco.

El municipio de Camarones ha tomado un rol protagónico en el diseño y monitoreo del cumplimiento de algunas disposiciones restrictivas fijadas para el puerto de esa localidad. En función de cómo evoluciona la pandemia y las recomendaciones propias de las autoridades sanitarias se acordó ahora con gran parte de los actores que forman parte de la actividad portuaria cotidiana, se pautó una flexibilización que permite el descenso restringido de tripulantes de pesqueros.

En ese puerto chubutense se encuentran operando, en este momento del año, barcos que operan sobre el langostino en aguas nacionales por su proximidad del área de pesca.

La Municipalidad, la Subsecretaría de Pesca de Chubut, jefatura de puerto y gremios sellaron un acuerdo para la actividad portuaria responsable, en medio de un proceso de emergencia sanitaria provocado por el coronavirus. “El propósito es preservar la integridad del pueblo, y la correcta explotación marítima, bajo exhaustivas pautas de comportamiento técnico humanitario”, señalan desde la comuna al dar a conocer los nuevos parámetros del movimiento portuario.

El acta fija por ejemplo que “no podrán descender más de tres tripulantes por embarcación arribada al puerto de Camarones. Y para ello, se establecerá de manera preventiva un control de egreso e ingreso a zonas portuarias a cargo del encargado del puerto, el que regulará –según las franjas horarias habilitadas en la comuna–, un orden de descenso con criterio restrictivo, cumpliendo y haciendo cumplir las normas de manejo inherente a la estación marítima”, detallaron a través de un parte.

La normativa local también deja sentado que las partes vinculadas “dan su consentimiento para el desembarco de los tripulantes, siempre y cuando se cumplan con pautas de salubridad y distanciamiento social establecidas por normas nacionales, provinciales y municipales. Además de mantenerse las condiciones, desarrollo y evolución del COVID-19, que se deberán retrotraer si existen cambios en las normas de salud pública”, anticipan sobre un eventual cambio de fase.

Por último, “para el hipotético y probable caso de que exista la necesidad de realizar un relevo de tripulantes por un caso fortuito y/o de fuerza mayor –debidamente justificada por la autoridad portuaria-, se autorizará previo consentimiento de la autoridad municipal y portuaria el relevo, y en su caso se recomienda que los mismos lo sean con tripulaciones con radicación y/o domicilio en Camarones y/o en Chubut, y previo al cumplimiento de los protocolos actualmente vigentes en la provincia”, señala el acuerdo.

En la firma participaron la intendente Claudia Loyola, el subsecretario de Pesca del Chubut, Gabriel Aguilar; el encargado del Puerto de la localidad, Raúl Amud.

Suscribieron, por las entidades gremiales, el secretario General del SUPA, Ricardo Franco; el secretario General del SICONARA, Jorge Maldonado; y el delegado Gremial del SOMU, Daniel Cisterna.