21/07/2020
El calamar ya superó las 160 mil toneladas

Un informe técnico del INIDEP refiere que ya se pescaron 164451 toneladas y falta contabilizar la bodega de más de treinta poteros que todavía están en zona de pesca. Hubo un repunte en las capturas promedio la semana pasada pero la marca ya desapareció. Aumentan exportaciones y estibadores negocian paritaria.

Revista Puerto - Calamar - 02
Por Roberto Garrone Fotos de archivo

La temporada de calamar vive el epílogo de una zafra inolvidable en que ya se alcanzaron las 160 mil toneladas desembarcadas, según reportes de la estadística oficial hasta el pasado 15 de julio, y crecerán cuando se descargue el illex que hay en la bodega de más de treinta poteros que todavía están en zona de pesca.

La semana pasada el INIDEP presentó el informe con la actualidad de las últimas semanas sobre la población Bonaerense Norpatagónica de la Unidad de Manejo Norte, en la cual se sostuvo un crecimiento récord de capturas en este año.

Desde el Instituto reflejaron que había que remontarse a 2005 para encontrar una abundancia parecida a la que mostró este stock durante la presente temporada. “La captura acumulada semanal hasta la semana 28 fue de 75.606 toneladas, es la más alta de los últimos 20 años y supera en un 32% a la captura total de 2005 cuando se pescaron 57.108 toneladas, la mayor de la serie histórica que comienza en el año 2000”, señala un fragmento del Informe Técnico 14 que resume la histórica temporada.

El documento, al que tuvo acceso REVISTA PUERTO, abarca desde principios de zafra hasta mediados del corriente mes. Entre la semana 1 y 28 se alcanzaron 164.451 toneladas, los poteros capturaron 144.855 toneladas. Con 69 barcos operando sobre el recurso, el rendimiento promedio fue de 18,85 toneladas por día.

En la Unidad de Manejo Sur se capturaron 69.249 toneladas, en tanto que en la Norte fueron 75.606 toneladas. Los arrastreros capturaron casi 20 mil toneladas, de las cuales 12.615 toneladas fueron  en el Norte.

En un encuentro virtual, del que también participaron miembros de CAPA, Marcela Ivanovic, jefa del Proyecto Cefalópodos, reconoció que en los últimos días se había registrado un aumento en las capturas por unidad de esfuerzo (CPUE) y la flota había tenido rendimientos de 19 toneladas en promedio.

Pero la esperanza de prolongar unas semanas más la zafra no duró mucho. Juan Redini, presidente de CAPA, aseguró este lunes que la flota esta con rendimientos nulos. “Fueron un par de noches, luego de superado el período de mal tiempo pero ahora ya se perdió y algunos subieron dentro de zona común pero sin resultados”, subrayó el armador, para quien se aproxima el final de la temporada.

De acuerdo al documento del INIDEP, durante junio la flota opero sobre la plataforma intermedia entre el 40° y 44° S donde 52 buques pescaron 15 mil toneladas. El 52% de la captura se produjo en el rectángulo 4259.

En lo que va de este mes los partes semanales de la flota reportaron la actividad de 27 barcos, que pescaron poco más de mil toneladas. El área de pesca se desplazó hacia la plataforma interna entre 39° y 43° S.

Con más de 100 mil toneladas, Mar del Plata encabeza el ranking de los puertos marítimos que recibieron desembarques del calamar. La proximidad del puerto con la zona de pesca en el área norte, un costo de estiba más barato que en Patagonia y la posibilidad de contar con una naviera que suba la carga hacia los mercados internacionales, son elementos que explican la supremacía sobre el resto de los puertos.

Hasta el primer semestre en TC2, el operador del servicio logístico de carga, habían removido 40 mil toneladas de exportaciones desde Mar del Plata; la cifra representa apenas una merma del 5% en comparación con el mismo período del año anterior.

La diferencia sustancial asoma en la cantidad de escalas de los barcos portacontenedores que tuvo Mar del Plata en este período. Fueron 12 contra 31 que hubo entre enero y junio de 2019. Con menos de la mitad de los ingresos se cargó una cantidad similar.

“Es muy posible que con lo cargado este mes de julio y lo que le falta descargar a la flota, tengamos números en positivo”, adelantó Emilio Bustamante, uno de los directores de TC2. “Maersk se ha dado cuenta de la importancia de la carga en Mar del Plata y el barco ha estado esperando ahora en Montevideo para que nosotros podamos consolidar más contenedores y poder cargarlos en la próxima recalada de esta semana”, dijo el directivo.

Los que también quieren aprovechar el “veranito” que tuvo el calamar en el puerto local son los estibadores. Por estas horas el SUPA se reúne con las cámaras que agrupan a las empresas de servicios de estibaje para abrochar un ajuste salarial para el segundo semestre del año.

Los estibadores nucleados en el centro de contrataciones del personal eventual, que también han sido beneficiados con la sobreabundante temporada de calamar, solicitaron por nota al sindicato que la actualización salarial contemple también una suma retroactiva a marzo y otra a aplicar a partir de diciembre.

“Ya viene siendo una constante sobre todo en los últimos cuatro años firmar paritarias por debajo del índice inflacionario. Lo que implica una constante pérdida del poder adquisitivo del salario. Los trabajadores del sector nos hemos ido empobreciendo en los últimos acuerdos paritarios alcanzados, y no así los empleadores”, remarcaron los eventuales en el documento.