18/07/2020
El SOMU y las cámaras cedieron para alcanzar un acuerdo

Se modificó el artículo 36 del CCT en el cálculo del valor del dólar por cinco meses y se acordaron aumentos del 28% en los básicos hasta noviembre y del 71% en diciembre. Las empresas bajan los costos un 11% y apuestan a la devaluación para mejorar la ecuación al final de la temporada.

  • Revista Puerto - SOMU acuerda a la baja con los congeladores - 02
  • Revista Puerto - SOMU acuerda a la baja con los congeladores - 03
  • Revista Puerto - SOMU acuerda a la baja con los congeladores - 04
  • Revista Puerto - SOMU acuerda a la baja con los congeladores - 05

“Atento las especiales circunstancias que la pandemia por covid-19 genera, siendo esa una situación excepcional, las partes acuerdan, solo para la temporada 2020, que finaliza el 31 de diciembre, tomar a los fines liquidatorios conforme los términos y la fórmula del artículo 36 del Convenio Colectivo de Trabajo 729/15 una cotización fija de dólar de referencia de 65 pesos brutos, que representa la suma de 51,35 pesos netos. A los efectos de lograr este importe neto acordado, se procederá a liquidar la suma de 43,48 pesos brutos remunerativos y la suma de 17 pesos bajo el concepto de “compensación sobre producción” en carácter de no remunerativo de manera excepcional y limitada hasta el 31 de diciembre, impactando en todas las categorías de langostino”, se estableció en el ACTA del Ministerio de Trabajo ayer pasadas 22 horas.

Lo primero que se puede decir de este punto acordado tras nueve horas de negociaciones es que el artículo 36 del Convenio que tan tenazmente defendía el SOMU fue tocado. El precio de referencia no se bajó directamente aplicando un porcentaje como pretendían las empresas sino a través del valor del dólar.

Un dólar de 65 pesos al 78%, da por resultado un valor de 51 pesos como indica el acta. Pero teniendo en cuenta que la cotización real de la divisa al día de hoy es de 71 pesos dado que para el cálculo se toma el dólar compra. Con este valor fijo el dólar se está tomando para cotizar la producción al 71%. Pero además este porcentaje probablemente se reduzca más de ahora a octubre.

El gobierno está devaluando a razón de un 3% mensual, lo cual implicaría que a octubre se llegara con un dólar un 12% más alto, colocándolo ceca de los 80 pesos. Claro que este escenario prevé una devaluación constante y equilibrada en los próximos tres meses, es decir un escenario de ciencia ficción tratándose de Argentina.

La liquidación de la producción para el marinero de los tangoneros se calcula aplicando una fórmula que contempla el valor de referencia (5,80) multiplicado por el porcentaje que tiene en la producción el marinero (85%) y ese resultado se multiplica por el porcentaje al que se toma el valor dólar (78%); a esto luego se le deben aplicar las retenciones.

Tras aplicar el porcentaje de producción, el valor de referencia queda en 4,90 dólares el kilo. Ahora al marinero se aplicará el 78% a un dólar de 65 pesos, se le restarán las retenciones y se le sumarán 17 pesos que se han considerado suma no remunerativa.

Sin la modificación al tipo de cambio en el Convenio, el marinero cobraría 182 pesos por kilo y ahora cobrará alrededor de 168 pesos por kilo. Al incluir una suma no remunerativa se mejoró la oferta para los trabajadores y se alivió en la misma proporción los costos de los empresarios.  Ese fue el aporte que hizo el Estado en la negociación.

Para los empresarios la reducción de costos por el tipo de cambio y la inclusión de una parte no remunerativa representa alrededor del 11%. Si bien puede parecer que está muy lejos de lo que pretendían, no es tan real. La baja del precio de referencia en un 40% implicaba para las empresas una reducción de costos del 26%, valor al que pretenden acercase con el correr de los meses por la devaluación.

En el punto de los valores variables del salario del marinero, el SOMU aceptó una baja y una modificación temporal al artículo 36 del CCT en la aplicación del valor del dólar. En los valores fijos como el salario, negoció una suba del 28%  hasta noviembre y del 71% en diciembre. Los marineros que tienen un básico de 14.000 hasta el 30 de noviembre cobrarán 18.000 pesos y en diciembre recibirán 24.000, según consta en el Acta.

El aumento de los básicos está por debajo de lo acordado con CAPA, que alcanzó el 35%, e incluso por debajo de lo propuesto por las cámaras al inicio de la negociación. En los básicos el resultado tampoco fue el esperado, aunque se intentó mejorar en el último mes del año para comenzar las negociaciones con un piso más alto en los fijos y compensar de alguna manera al marinero en los meses en que no hay trabajo. La propuesta fue del SOMU.

Esto fue lo que consiguió el gremio luego de embanderar a sus afiliados en una batalla épica que estaba perdida de antemano ante las condiciones del mercado internacional que arrastraba de 2019 una importante caída en el precio y reducción de demanda, a lo que se sumó el COVID-19 complicando aún más la situación. Si había un momento para no discutir aumento salarial era este pero la conducción del gremio no lo vio, levantó la bandera de ‘no a la baja’ y finalmente decretó un paro.

Los marineros de los barcos tangoneros congeladores no llegaron a ser convocados ni siquiera para realizar la primera prospección de langostino en aguas nacionales. Las negociaciones con las cámaras empresarias comenzaron con un no rotundo a cualquier baja por parte del gremio, aunque implicase aumentar en un 10% en pesos los ingresos del año pasado. Hoy en el final de la cuenta y teniendo en consideración que pagarán menos de impuesto a las ganancias porque navegarán menos, ese porcentaje sube unos puntos, pero no lo suficientes para compensar lo perdido.

En plena temporada, los congeladores tangoneros pagaron a marineros salarios brutos de 500.000 mensuales en 2019, según se desprende de los recibos de sueldo que se han exhibido en las diferentes audiencias llevadas a cabo en el Ministerio de Trabajo de la Nación y que publicamos en esta página. Más o menos eso es lo que perdió en un mes el marinero con el paro del SOMU (ver Cuánto ganan y cuánto pierden los marineros por el conflicto).

A partir de hoy las empresas, ahora sí, comenzarán a llamar a sus tripulaciones y pondrán en marcha los protocolos de COVID-19, los mismos que se violaron durante los últimos días en las asambleas realizadas por el SOMU en todos los puertos del país y en ciudades de la provincia de Corrientes.  Entre lunes y martes comenzarán a zarpar los primeros congeladores pero por las complicaciones de la pandemia, los barcos no saldrán todos juntos durante la temporada.

En el sector empresario se mostraron conformes con el acuerdo. Desde CAPECA señalaron que ambas partes debieron ceder para poder encontrar una salida y celebraron la posibilidad de poner en marcha el sector. Pero algunos empresarios lamentaron que los negociadores del gremio no hayan aceptado la propuesta inicial de modificar el valor del dólar porque el conflicto entonces no hubiera existido y habrían acordado rápidamente. En el SOMU guardan silencio, solo se lee en los portales de Facebook el descontento de los marineros por el tiempo perdido.