13/07/2020
Toneladas de alimentos a la basura por un conflicto fuera de cauce

Impúdico y obsceno resulta observar cómo por un conflicto de salarios que rondan los 500 mil pesos se terminan pudriendo toneladas de alimentos en las rutas. El SOMU apeló a los piquetes ante la debilidad del paro en los puertos.

Revista Puerto - SOMU bloquea transporte de langostino en Madryn - 02

Los empleos y las exportaciones de esta temporada podrían ser pérdidas totales.

Por Nelson Saldivia

Creer que las 500 toneladas en Puerto Madryn y las 200 toneladas en Puerto Deseado que terminarán en la basura es un logro sindical en contra de las empresas, es no tomar dimensión de la afrenta a toda una sociedad que significa en plena crisis económica dejar que se pudran 700 toneladas de alimentos por piquetes que no dejan transitar los camiones con langostino.

A este punto se llegó como consecuencia de la debilidad que venía registrando el paro iniciado por el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU). Hasta el viernes no habían podido parar a la flota fresquera que está sobre el recurso langostino en aguas nacionales.

El jueves pasado cambiaron de estrategia y trataron de impedir el ingreso de camiones con combustible a los muelles, pero la inmediata reacción de los estibadores del SUPA terminó con la pretensión de los sindicalistas del SOMU, que fueron echados por ese otro sector de trabajadores que rechazan perder descargas por el conflicto de los congeladores.

El SUPA los enfrentó

En la noche del viernes, la dirigencia local del SOMU Puerto Madryn avanzó con los primeros piquetes en la Ruta A010 y en el ingreso al Parque Industrial Pesquero, impidiendo el tránsito de camiones que transportaban el langostino de los barcos fresqueros.

Así, el SOMU primero trató de sumar la “solidaridad” de los marineros de la flota fresquera de altura, pero estos en su gran mayoría optaron por seguir trabajando con normalidad. Luego intentaron parar los camiones con combustible para coartar el derecho al trabajo de esos marineros que no se plegaron a la huelga. Pero el SUPA les puso freno y los corrió del puerto.

Plantas desabastecidas

Ante ese debilitamiento de las medidas de acción directa, y ante el claro desgaste del paro, el gremio de los marineros apeló a prender fuego cubiertas, cortar rutas, medidas que después se extendieron a los ingresos a Trelew y también en Puerto Deseado.

Las máximas autoridades del SOMU celebraban y festejaban como un éxito que 700 toneladas de alimentos se estén pudriendo en las rutas, mientras, simultáneamente, miles de trabajadores de la industria de la alimentación se quedaban sin materia prima para procesar en las plantas, y consecuentemente cobrarán menos por tal circunstancia.

Malestar del STIA

El STIA rechaza la medida del SOMU porque perjudica de lleno a sus afiliados pero han evitado, tal vez por temor, pronunciarse públicamente al respecto. Aunque circuló el fin de semana un audio del secretario Pro-gremial, Oscar Hughes, que señalaba: “Esto a nosotros también nos preocupa y ya les avisamos al SOMU. Nuestra gente puede aguantar un día, pero más no. Del puerto ya los sacaron cagando y nosotros vamos a tener que hacer lo mismo porque la gente nuestra tiene que trabajar”, enfatizó Hughes cuestionando los piquetes que dejan paralizadas las plantas de procesamiento.

Denuncia penal

Esta afectación de ingreso de materia prima a las plantas de procesamiento de Puerto Madryn, totalmente ajenas al conflicto, motivó una denuncia penal ante la Justicia Federal por impedir el libre tránsito de mercaderías y el ilegal bloqueo de rutas.

Las empresas afectadas realizaron la presentación para “denunciar los hechos ilegales que están llevando a cabo actualmente los representantes y adherentes al SOMU y que configuran cortes totales tanto en el ingreso y egreso del puerto de Puerto Madryn, como en el parque industrial pesquero, como así en el ingreso de algunas plantas pesqueras ubicadas en el sector norte de la ciudad”.

“Además del corte de rutas, se da la paralización e imposibilidad de realizar la actividad exportadora del producto que procesan las empresas asociadas, todas estas situaciones de afectación a la jurisdicción o ámbito de incumbencia de la justicia federal”, dice la denuncia interpuesta ante el fiscal Fernando Gélvez.

“Se informa que los hechos denunciados son llevados a cabo por representantes de la Seccional Puerto Madryn del SOMU con domicilio en Domeq García 539, quienes han exteriorizado públicamente su intervención en estas maniobras, habiendo informado testigos presenciales que, en forma particular, habrían intervenido las siguientes personas: Esteban Calfuman; Rivera; Agüero; Cocolizo; Tito Valenzuela, Luis Cohen, Víctor Valdez”, añade la presentación.