20/07/2020
Un acuerdo que festejaron los dirigentes, pero no los marineros

Las voces de reprobación al acuerdo suscripto por la conducción del SOMU se replicaron durante el fin de semana entre los afiliados al sindicato. La lectura es que firmaron “a la baja” en contra de los intereses de los marineros. Duras críticas a la gestión Durdos.

Revista Puerto - SOMU - Parte de la dirigencia gremial
Por Nelson Saldivia

El mismo día que el dólar blue, el único que se puede comprar por el cepo cambiario, llegaba a 130 pesos la conducción del SOMU firmaba un acuerdo congelando el valor del dólar a 65 pesos que con la aplicación de las cláusulas del CCT terminan siendo 51 pesos.

Esa es la lectura lineal que realiza la mayoría de los marineros que mastican bronca tras el convenio salarial suscripto cerca de la medianoche del sábado entre las tres cámaras empresariales, empresas independientes y los referentes del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos, cuyo secretario General, Raúl Durdos, no participó, ya que permaneció en Bahía Blanca durante todo el álgido proceso de negociación.

Lo firmado el viernes profundiza las grietas ya existentes puertas adentro del sindicato y se hacen más notorias, al punto que muchos de los afiliados que levantaron la mano en las asambleas en las que les vendieron que era un acuerdo satisfactorio aceptar un dólar a 65 pesos, hoy ven de otra manera con cálculos concretos de lo que cobrarán en lo que resta de la temporada.

“El que perdió es el marinero”

El dirigente madrynense de la Agrupación Marítima 25 de Noviembre, Javier Monroy, se expresó en tono crítico hacia los términos del acuerdo arribado en la noche del viernes. “Verdaderamente a un gremio lo hacen sus afiliados. No lo hacen políticos ni menos barras bravas y mucho menos paracaidistas de turno. La pena de todo esto es que el que más pierde siempre es el marinero, el que pone el lomo”, reflexionó al hacer una lectura de lo acontecido.

“Una vergüenza lo que hicieron, pero la historia los va a condenar”, dijo en alusión a la actual conducción sindical. “Los escuché a los representantes nuestros decir nunca nos vamos arrodillar, los vi festejar un triunfo antes de tiempo y hoy somos una vergüenza para la sociedad”, reprochó Monroy.

“Decretaron un paro nacional, y no lo acató la gente. Quisieron cortar el puerto y los sacaron cagando. Quisieron cortar las plantas y tampoco les dio resultado. Fueron a la ruta donde ahí escucharon todos el reclamo y los dirigentes pidieron levantar el piquete”, relató sobre lo acontecido en las últimas semanas.

“Durdos escondido”

El referente patagónico de un sector de la marinería sostuvo que “el mensaje se vio en todo el país, ‘no a la baja’. ‘No a la baja’ y terminan firmado a la baja de un fijo; en una palabra, nos pesificaron”, sintetizó.

“Vergüenza ajena de los inoperantes que tenemos en nuestro querido SOMU, el secretario General, Raúl Durdos, escondido en su casa en Bahía Blanca mientras salía por todas las radios diciendo ‘no a la baja’. El caradura de Juan Navarro y el parásito de José Valderrama decían lo mismo, ‘no a la baja’, se quisieron burlar de los que les dan trabajo y hoy tienen que ir de rodillas”, expresó Javier Monroy en su duro cuestionamiento.

Finalmente, aseguró que “los marineros no son culpables de esto que pasó. El marinero lo único que quiere es trabajar con dignidad y que lo respeten como trabajador. Acá los únicos culpables son los dirigentes y sus asesores”, razonó.

“Perdés $ 54.090 por viaje”

Por su parte, la Agrupación Marítima Azul 53 tampoco ahorró críticas hacia la dirigencia actual del gremio. “Te pesificaron el acta. Si el dólar sube, el valor de tu producción no”, sintetiza el mensaje que enviaron a los marineros apenas conocido el acuerdo.

“Cada vez que suba el dólar, ahora vos perdés”, enfatizan al explicarles los términos del convenio que aceptó el SOMU. Y aportan un ejemplo concreto de cómo se verá reflejado en los recibos de sueldo. “U$S 5.800 la tonelada x 78% = U$S 4.524 x 70.25 (dólar al día de la firma) = $ 317.811 x el 0,85 (porcentaje del Marinero de Planta) = $ 2.701,39 la tonelada, por 100 Tn = $ 270.139,35 de Producción”, ponen de ejemplo sobre lo que estaba vigente hasta el viernes.

Comparan que con lo que se firmó: “U$S 5.800 la tonelada x 66,89% = U$S 3.879,62 x $ 65 (dólar pesificado fijo) = 252.175,30 x el 0,85% (porcentaje del Marinero de Planta) = 2.143,49 la tonelada por 100 Tn. = 214.349 de Producción. Más $ 17 x tonelada, por 100 tn = 1700 pesos”, indican sobre la aplicación de lo acordado.

“Conclusión: Tenías que cobrar por producción, con 100 tn = $ 270.139,35 y ahora vas a ganar $ 214.349 + $ 1.700 = $ 216.049. Perdés ahora $ 54.090,35 por viaje. Perdés el 20% en la producción”, citó como parámetro ese otro sector del SOMU.

En este cálculo que realizan desde la citada agrupación les falta contemplar los 17 pesos no remunerativos del valor del dólar sobre los que no se aplican retenciones y mejora la cifra final, llevando la baja en la producción para el marinero a un porcentaje inferior al 20%.

Bengalas apagadas

En tanto, los dirigentes que conducen el SOMU intentaban durante todo el fin de semana calmar los ánimos ante la dura reacción de los afiliados que saben que el acuerdo les repercutirá negativamente en el bolsillo.

Desde la gestión Durdos insisten con el lema “el Convenio no se toca”, pero en rigor se modificó el artículo 36 del CCT en el cálculo del valor del dólar. En tanto, la conducción del sindicato responsabiliza de lo firmado a todos los afiliados “que levantaron la mano” en las asambleas del viernes cuando se puso a consideración fijar el valor del dólar a 65 pesos, por lo que los hacen también responsables de lo pautado.

El viernes por la noche cuando en Buenos Aires se firmaba el acuerdo con CEPA, CAPECA y CAPIP, las seccionales del SOMU permanecían a puertas cerradas y con las luces apagadas, y no hubo festejos ni bengalas encendidas como el martes anterior. Una señal de cómo había sido el resultado de la negociación.