05/08/2020
Tres fresqueros descargarán langostino en Comodoro

El SUPA le torció el brazo a la cámara pesquera del Golfo San Jorge. El sindicato de la estiba se negó a acatar la conciliación y volvió a bloquear el puerto comodorense. Las empresas ofrecieron tres barcos para desembarcar langostino y el puerto les bonifica tarifas de servicios.

Revista Puerto - BP Pedrito
Por Nelson Saldivia

El SUPA de Comodoro Rivadavia desoyó la conciliación obligatoria dictada por la Secretaría de Trabajo de Chubut y volvió a protagonizar, este martes, piquetes en el ingreso al puerto de esa ciudad impidiendo el ingreso de camiones con langostino que iban hacia las plantas de procesamiento allí ubicadas.

El gremio de los estibadores forzó una situación obligando a que las empresas pesqueras gestionen el arribo de barcos langostineros a ese puerto. Para destrabar el conflicto se pactó que tres barcos fresqueros de altura que están pescando langostino en aguas nacionales amarren en Comodoro y desembarquen allí sus capturas, y un cuarto barco haría lo propio en forma alternada.

En las primeras horas de la tarde de ese martes se concretó una reunión de la que asistieron el Sindicato Unido de Portuarios Argentinos (SUPA) representados por Leonardo Asencio y Salvador Cuenca, en tanto, por la Cámara Empresaria de Pesca del Golfo San Jorge actuó el letrado Gustavo Cañadas Pérez, mientras que por la Secretaría de Pesca participó Mario Vicente Cambareri y por la Administración Portuaria lo hizo Favio Cambareri.

En la oportunidad la cámara expresó que después de gestiones realizadas por las empresas “que no tienen barcos propios y entendiendo la situación de la poca actividad en el muelle local y atendiendo a la necesidad de trabajo de los estibadores se van a ingresar a descargar en el muelle, tres embarcaciones: Pedrito, Don Gaetano y Altalena, y posteriormente el Pensacola, según lo determine el armador, una marea de forma alternada, siempre que las condiciones de la descarga y operatividad mejoren en el puerto local”.

No obstante, aclararon que “si la estiba se compromete a no realizar ninguna medida de acción directa ni dejarlos rehenes de una situación externa se va a tratar de continuar con la actividad para desarrollar descargas en el puerto local, haciendo gestiones ante los armadores a fin de contribuir a la paz social siempre que las circunstancias de tiempo y ocasión lo permitan”, condicionaron las empresas nucleadas en la Cámara Empresaria de Pesca del Golfo San Jorge.

Por su parte, la Administración Portuaria comodorense expresó que “en atención a la situación extraordinaria que se atraviesa en la actualidad, y que afecta el trabajo del gremio de estibadores, ha resuelto adoptar la bonificación de todas las tarifas para contenedores del sector pesquero en plazoleta fiscal, para promover el ingreso de buques de carga al puerto local”.

Asimismo, la autoridad portuaria anunció que “prorrogará las bonificaciones del 25% de tarifa en canon de arrendamientos, uso de puerto, servicios a cargas y otras existentes para el sector. En igual sentido informamos que estamos haciendo gestiones con cámaras de armadores y empresas para el ingreso de operaciones del sector con carácter promocional, estamos a disposición para atender cualquier necesidad operativa que surja y que resulte en beneficio de la actividad”, indicaron, según se desprende del acta firmada por las partes que permitió zanjar el conflicto y que se libere el ingreso de camiones a las plantas.