11/09/2020
Acuerdo del 31 por ciento en dos cuotas para la conserva

La Cámara Argentina de Industriales del Pescado y el SOIP firmaron el reajuste paritario 2020 para la industria de la conserva y los saladeros. Todo es no remunerativo. Cláusula de revisión en octubre.

Revista Puerto - Mar del Plata - Conserva - 02

Los trabajadores de la industria conservera y los saladeros en Mar del Plata tendrán un reajuste paritario del 31% a partir de la rúbrica del acuerdo alcanzado días pasados por la Cámara Argentina de Industriales del Pescado y el SOIP.

De acuerdo con el acta homologada a instancias de la delegación local del Ministerio de Trabajo, a la que tuvo acceso REVISTA PUERTO, el ajuste se abonará en dos cuotas: 16% retroactivo al mes de abril y el 15% a partir del 1 de julio. Ambas cuotas serán de carácter no remunerativo.

“El presente aumento absorbe los 4 mil pesos del Decreto 14/2020”, señala en la segunda cláusula del acuerdo que tendrá vigencia hasta el 31 de marzo del 2021 y contempla una revisión en octubre.

Dado el tiempo que se prolongó la negociación es posible que las partes vuelvan a juntarse antes de fin de año, teniendo en cuenta que la inflación en los primeros ocho meses del año todavía no llegó al 20%.

Recordemos que el SOIP había firmado con CAIPA una actualización salarial del 32,5%, también en dos cuotas, el 15% retroactivo a marzo y un 17,5% a partir de julio. Apenas el 10% del incremento fue como suma remunerativa. El resto se acoplará recién en febrero de 2021 cuando vence el acuerdo.

El gremio acordó con la cámara conservera que las sumas no remunerativas serán tenidas en cuenta para la liquidación del equipo, refrigerio, bono, presentismo, aguinaldo, vacaciones, feriados nacionales, accidentes, antigüedad y enfermedad, debiendo liquidarse de forma separada a las sumas remunerativas.

A partir del 1 de abril la hora conformada de un obrero de tareas generales y un peón será de 124 pesos sumando los valores remunerativos y no remunerativos.

Los trabajadores del sector vienen con un intenso ritmo de trabajo que supera el salario garantizado desde hace dos meses, cuando comenzó a llegar anchoíta patagónica fresca que aportaban los barcos costeros de Rawson. Esa materia prima dinamizó no solo las conserveras sino también algunos saladeros que anticiparon la temporada y comenzaron a convocar al personal eventual.

Luego se acoplaron a la rueda algunos barcos fresqueros de altura que comenzaron a capturar magrú a pocas horas de viaje del puerto marplatense. Estas capturas no se discontinuaron y ya se llevan desembarcadas 4.228 toneladas en el puerto local.

De ese total, 4.076 toneladas se desembarcaron en agosto, lo que permitió a las conserveras no solo mantener un ritmo intenso de trabajo sino congelar pescado para cuando pase la temporada.