02/09/2020
El Consorcio de Mar del Plata puso fin a promoción a buques poteros

El Directorio aprobó la derogación de una resolución que contemplaba beneficios para la flota durante el período de inactividad entre zafra y zafra. Ahora los barcos pagarán lo mismo que el resto de los buques pesqueros: 311 pesos por metro de eslora por mes.

Revista Puerto - Mar del Plata - Buques poteros - 02
Por Roberto Garrone Fotos de archivo

El Directorio del Consorcio Portuario Regional de Mar del Plata derogó un régimen especial que beneficiaba a la flota potera con asiento operativo en este puerto que gozaba de un canon por inactividad especial y ahora deberán pagar lo mismo que el resto de la flota pesquera que opera desde la terminal marítima local.

La Resolución 187/08 le permitía a la flota potera disponer por un lapso único y máximo de cinco meses calendarios consecutivos, durante el cual y cualquiera sea su ubicación de amarre, se les aplicaba un canon diferencial en el período comprendido entre el 1º de septiembre de cada año y hasta el 31 de enero del año siguiente, en lugar de los actuales noventa días de estadía previos a considerarlos inactivos.

Con la nueva Resolución 328 el Directorio derogó el régimen especial y todos pasarán a pagar 311 pesos por metro de eslora por mes, tal como abona el resto de la flota. Este valor fue actualizado por última vez en diciembre del año pasado.

Según reconocieron fuentes del propio Consorcio el ajuste en el canon por uso de puerto para este 2020 fue cancelado en el inicio de la pandemia y todavía no está definido cuál será el monto a actualizar.

En el Consorcio muestran algunos estudios que reflejan la trascendencia que tiene este tipo de flota en el desarrollo de la terminal. Hasta el viernes pasado había 154 buques en ambos muelles. De ese total, 50 eran poteros. De esta cifra, 39 tienen a Mar del Plata como puerto de asiento operativo.

Los poteros representan un 32% del total de embarcaciones amarradas en ambos muelles. Pero esos 50 barcos representan el 45% de los metros totales de la flota pesquera en ese sector del puerto. “De los 50 barcos, 12 tienen más de 360 días sin salir a pescar”, especificó un allegado a Gabriel Felizia.

En el Consorcio aseguran que la medida no persiste un fin recaudatorio. Creen que si la zafra es parecida a la de este año, serán cuatro meses de inactividad en los que los primeros tres pagarán más barato que con el anterior régimen, y el cuarto mes “un poco más caro”, aseguró un miembro del Directorio.

De todas maneras, creen que este cambio en la manera que deben liquidar su estadía en tiempos de inactividad no reportará una salida masiva de barcos hacia otros puertos. “No creo que nadie se vaya; Mar del Plata tiene el canon más barato de todos los puertos marítimos”, remarcó la fuente consultada.

De acuerdo a una estadística interna de la Gerencia de Operaciones, el área de la que surgió el cambio plasmado en la nueva Resolución, durante el año 2017 el 83,57% de los buques amarrados en los muelles 2 y 3 fueron buques de tipo Poteros. En el 2019 ese porcentaje disminuyó al 72,25%

En la administración portuaria observaron un aumento de la estadía promedio de dicha flota. Se pasó de 62/63 días entre los años 2015-2016 a 73/72 días en los años 2017-2018 y a 99 días para el año 2019, un incremento del 60%, que el año pasado obedeció a la magra temporada en ambas unidades de manejo.

A partir de ahora las empresas propietarias de buques poteros con puerto de operaciones en Mar del Plata de manera anual y antes del 31 de enero de cada año deberán entregar a la autoridad portuaria la siguiente documentación, la cual debe estar vigente y en copia certificada ante escribano: Certificado de Matrícula, Certificado Nacional de Seguridad en la Navegación, Certificado Nacional de Prevención de la Contaminación por Basura y el permiso de pesca vigente.

Para los buques sin puerto de operaciones en Mar del Plata la estadía máxima a solicitar para realizar tareas de descarga y alistamiento será de diez días corridos, y para el caso de que ingresen a puerto para realizar reparaciones las mismas deberán ser efectuadas en “astilleros habilitados al efecto”, aclaró la Resolución 328.