14/09/2020
No hay ferias internacionales pero sí congresos de sustentabilidad

A pesar de la suspensión de las principales ferias de seafood este año por la pandemia del Covid-19 algunos eventos se sostienen de forma virtual como ocurrió la semana pasada con el Foro de Sustentabilidad de Seafood Source previsto para la suspendida feria de Boston y Bruselas.

Revista Puerto - Seafood 2030
Catalina Dapena Garay

Este año, y tras la irrupción del Covid-19 de manera generalizada en todo el mundo, muchos eventos se vieron obligados a posponer, o incluso suspender, sus ediciones 2020. Y las principales ferias de seafood no fueron la excepción. La primera en bajar las persianas fue la Expo North America. Es que, a pesar de los intentos de reprogramación por parte del comité organizador, no hubo más alternativa que su cancelación.

Seguiría sus pasos la Expo Global, que se despedía del auditorio de Bruselas para tener a Barcelona como escenario a partir del año entrante. El mismo camino tomarían más tarde los organizadores de Conxemar, quienes cancelarían la vigésima segunda edición de la feria de Vigo, esperando reencontrase en octubre de 2021.

Si bien está claro el rol preponderante de las ferias en términos comerciales, presentándose como un espacio oportuno para el networking, en los últimos años la sustentabilidad ganó también un lugar de destaque.

De hecho, este año las obligadas cancelaciones no lograron desviar el foco puesto en las disertaciones previstas para los días previos a las respectivas aperturas. La semana pasada se inauguró formalmente, de modo totalmente virtual, el Foro de Sustentabilidad de Seafood Source en el marco del programa Seafood 2030, constituyéndose en un claro guiño a la Agenda Mundial 2030 y a los 17 Objetivos de Desarrollo Sustentable –ODS- de las Naciones Unidas.

Y ello es, sin dudas, un reflejo de la importancia que ha cobrado la sustentabilidad para la industria pesquera y del terreno que ha ganado en la agenda de los organizadores de las ferias.

Las jornadas incluyeron conferencias dictadas por especialistas, espacios de debate, resultados de estudios realizados, buenas prácticas y casos de éxito, entre otras cuestiones. Por su parte, los temas abordados tuvieron el eje en la responsabilidad social empresaria, trazabilidad y transparencia, cambio climático e impactos de la pandemia en la cadena de abastecimiento.

La primera ponencia estuvo a cargo de Ray Hilborn, de la Universidad de Washington, quien indicó que, normalmente, en los países desarrollados existe una mayor planificación y una gobernanza eficiente de las pesquerías. Y que en esos casos, y según su artículo publicado “Effective fisheries management instrumental in improving fish stock status”, la pesca resulta sostenible en el tiempo, con niveles saludables de poblaciones de peces.

Por otro lado, se presentó la Plataforma para la Sostenibilidad Pesquera, un espacio de trabajo colaborativo entre empresas que permite identificar inconvenientes con relación a la sostenibilidad de las aguas. La conforman  El Corte Inglés, Mercadona, ALDI, la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES), y la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (ASEDAS)

El objetivo que se ha planteado es mejorar sus decisiones de compra para un océano sano, comprando pescado y mariscos con conciencia, afirmando en su presentación que “una empresa responsable ofrece productos sostenibles y con una clara trazabilidad desde su origen”.

Más tarde, se conversó acerca de la importancia de que el Estado, el ámbito privado, la comunidad científica y los pescadores unan esfuerzos en pos de la sustentabilidad de la cadena y de objetivos comunes, como la lucha contra la pesca ilegal, no regulada y no reglamentada.

Como era de esperar, hubo presencia de la FAO. La Agencia puso toda su atención en los ODS y en el aporte de la industria a ellos, aprovechando el espacio para reforzar los puntos planteados durante el Simposio Internacional sobre Sustentabilidad Pesquera en Roma, entendiendo que es ese el camino para la resiliencia del sector. Los destacados fueron: sobrepesca, prácticas destructivas, conservación de la biodiversidad, seguridad alimentaria y nutrición, igualdad de género y nuevas tecnologías. Para cerrar, reforzaron la importancia de políticas públicas como así también en investigación y ciencia.

A la vez, se discutió acerca de la necesidad de condiciones laborales más justas. Y de que el sector privado, los sindicatos, y el gobierno trabajen mancomunadamente y encuentren un equilibrio a la hora de establecer políticas que pongan fin al trabajo forzado en el mundo y que velen por los derechos humanos y de los trabajadores.

Durante la segunda jornada, se expuso fundamentalmente sobre estándares e iniciativas de reporte que conducen a una gestión transparente; así como sobre ecoetiquetas que certifican procesos sostenibles.

De este modo, y a pesar de los inútiles esfuerzos por sostener las ediciones presenciales en medio de una crisis sanitaria, social y económica global, se llevó a cabo el primer encuentro virtual de sustentabilidad en la pesca. Para los que no pudieron participar pero les interese ahondar, las presentaciones y los recursos expuestos estarán disponibles durante los próximos días en el sitio web oficial del evento.

 

La Dra. Catalina Dapena Garay es Consultora Estratégica en Desarrollo Sostenible y Reporte – www.pudupudu.com.ar