03/09/2020
Solo cuatro barcos en la prospección de Liberman

Para dirimir un conflicto entre empresarios del sector pesquero y estibadores, el Subsecretario de Pesca prometió una prospección de langostino que ya había sido solicitada también por las autoridades de Santa Cruz, pero pocos barcos estuvieron dispuestos a participar.

Revista Puerto - Solo cuatro barcos para la prospeccion de Liberman - 02
Por Karina Fernández

Se quedó sin barcos la prospección prometida por Liberman a los estibadores. Como era de esperarse pocos barcos se postularon  para realizar este estudio biológico que la autoridad utilizó para contener el conflicto que la estiba mantiene con el sector pesquero ante la menor afluencia de barcos a los puertos santacruceños.

Solo cuatro barcos se ofrecieron para realizar la prospección en el sector sur, entre los paralelos de 45º y 46º, que aprobó la semana pasada el Consejo Federal Pesquero. Por tal motivo se prospectará solo una de las dos áreas planificadas por el INIDEP.

Si hay presencia de recurso, es probable que más pesqueros se sumen y los puertos santacruceños aumenten la afluencia de barcos. Esto aliviaría las tensiones entre el gremio de la estiba y las empresas pesqueras, que por cercanía del recurso recalan en otros puertos.  Pero si no hay recurso, los barcos no irán y el conflicto recrudecerá.

Recordemos que la semana pasada el SUEPP intentó bloquear las exportaciones pero el dictado de conciliación obligatoria por parte del Ministerio de Trabajo lo impidió. Sin embargo el conflicto fue trasladado a la ruta, impidiendo el paso de camiones relacionados con el sector pesquero.

A pesar de constituir un delito federal en el que debe actuar la justicia, quien intercedió fue el Subsecretario de Pesca, como no había sucedido antes en conflictos laborales. Carlos Liberman, con la promesa de una prospección de langostino que atraería los barcos hacia el sur, desarticuló el piquete.  No fue producto de un impulso sino que la prospección ya había sido solicitada por la provincia de Santa Cruz para lograr el mismo objetivo que buscan los estibadores, aumentar las descargas en Puerto Deseado y Caleta Olivia.

Que una prospección se utilice para dirimir conflictos laborales es una situación que nunca se había visto. Las prospecciones fueron diseñadas para administrar de forma responsable los recursos langostino y merluza, generando aperturas y cierres dinámicos en función de la abundancia del primero y la baja representatividad del segundo. De ninguna manera fueron creadas para salvarles las papas a los políticos.

Los barcos que participan de la prospección son el Arbumasa XVIII, el Empesur VI, el Bahía Desvelos y el Argenova I. Algunas de las empresas propietarias ya mantienen parte de su flota operando en Puerto Deseado. Desde el sector han adelantado que seguirían haciendo uso de las terminales santacruceñas, aunque por debajo del nivel que pretenden desde la administración provincial y la estiba.

Sobre el fin de semana se sabrá si el sector sur estará en condiciones de ser abierto a la pesca, entre los paralelos de 45° y 46° Sur  y los meridianos de 62°30’ y 63°10’ Oeste. Si la abundancia de recurso no es la esperada, el conflicto volverá al punto de inicio. Las autoridades provinciales, los sindicatos y las empresas tendrán la difícil tarea de encontrar una ecuación que permita mantener los puestos de trabajo.