05/10/2020
El SOMU levantó un paro que nunca se sintió en los muelles

La medida de fuerza tuvo doce horas de vigencia con nulo efecto en los muelles donde la flota la ignoró y los barcos zarparon a zona de pesca. En el gremio dijeron que fueron escuchados y que los tripulantes con síntomas de la flota tangonera serán desembarcados. Se incorpora el test rápido.

Revista Puerto - Damian Basaill dirigente del SOMU Mar del Plata

A la izquierda Damián Basaill, dirigente del SOMU Mar del Plata.

Por Roberto Garrone Fotos de archivo

“Queremos informar que después de muchas gestiones y solicitudes hemos sido escuchados; las distintas autoridades en la medida de lo posible, procederán a bajar de los buques que están en rada con casos de covid a los compañeros para que sean alojados en hoteles y realicen ahí su aislamiento de recuperación”.

De esta forma el SOMU informaba el viernes a la noche, a menos de doce horas de haber anunciado un cese total de actividades por el aumento considerable de casos de covid-19 en la flota pesquera, que levantaba una medida de fuerza que en realidad nunca existió en los puertos ni de Mar del Plata ni de Patagonia.

En la nota informativa que lleva la firma de Raúl Durdos y Juan Navarro, los dirigentes relevaron que habían mantenido contacto con autoridades nacionales “para acordar nuevas resoluciones que contemplen por sobre todas las cosas la salud de los trabajadores”.

Siempre estuvo claro que el mayor problema del SOMU son los trece tangoneros que están fondeados en la rada de Puerto Madryn con tripulantes sintomáticos que no pueden desembarcar por la situación crítica que atraviesa la ciudad con su sistema sanitario y sin capacidad en los hoteles para alojar a los trabajadores marítimos.

En Mar del Plata el viernes por la tarde, cuando todavía no se había “levantado el paro”, zarpó el Mar del Chubut, que había entrado en la madrugada del día anterior. La tripulación desembarcó y se fue a su casa. En las horas subsiguientes zarparon también los buques Messina I, Sfida, Argentino, Huafeng 821, Nono Pascual, Antonino, Don Santiago, Salvador R, Atrevido y Petrel, entre otros.

La empresa armadora los volvió a testear en la mañana del viernes con el nuevo test rápido cuyo resultado no demora más de media hora. “Se llama PANBIO, se saca una muestra de sangre y le aplican un reactivo que da el resultado en pocos minutos”, contó Saverio Romano.

El test ofrece varias ventajas. No solo es más barato que el hisopado sino que se puede comprar el kit con los reactivos y realizar los testeos a bordo en los casos en que se presenten tripulantes con síntomas. Eso evita regresar a puerto con casos sospechosos y hacerlo con la certeza de un positivo ya confirmado. Seguramente toda la flota comience a utilizar este test rápido del laboratorio Abbott.

Cuando el paro todavía se mantenía, ese viernes por la tarde el prosecretario de la delegación del SOMU Mar del Plata, Damián Basaill, se refirió a la medida de fuerza. «Acá lo que vemos nosotros es que no están controlando de la forma que deberían. A nosotros nos hacen hacer aislamiento de quince días, hisopados, un montón de protocolos que los cumplimos como marineros, pero después suben los talleres, la estiba, y ahí vemos falla de protocolos y nadie regulariza esto», aseveró el dirigente en declaraciones a CNN Radio.

Tal vez Basaill no sepa que el anexo que contiene la última actualización del protocolo sanitario en Mar del Plata, contempla esta situación de intervenciones coordinadas para evitar la congestión de trabajadores en el muelle.

Es que por el SOMU no participa Basaill sino Pablo Ochagavia, el secretario General, en la mesa de diálogo con los otros gremios marítimos y pesqueros y armadores, a la que también se sumaron autoridades del Consorcio Portuario y Prefectura.

Pero Ochagavia está de licencia gremial luego de la firma del ajuste salarial del primer tramo de la paritaria 2020 con la flota fresquera e indudablemente esa grieta interna conlleva la desinformación del nuevo referente.