06/10/2020
Los desafíos de la gestión Aguilar al frente de la Secretaría de Pesca

Reemplazó a Adrián Awstin y prestó juramento en Rawson. Se avecina una temporada atípica por el contexto de pandemia. Chubut sigue sin nueva ley de pesca y no está en la agenda parlamentaria. Pedidos de permisos para plantas tampoco han sido resueltos. El VACOPA lleva 13 años de “prueba piloto” y el FAP acumula deudas millonarias.

Revista Puerto - Chubut - Asume el nuevo secretario de Pesca - 02
Por Nelson Saldivia

El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, presidió este lunes en el Salón de los Constituyentes de Casa de Gobierno, el acto de asunción del nuevo secretario de Pesca de la Provincia, Gabriel Aguilar, quien formalmente tomó posesión del cargo tras la renuncia de Adrián Awstin.

Mediante decreto N° 912, el Gobernador del Chubut tomó juramento al flamante titular de la Secretaría de Pesca. Seguidamente, el escribano de Gobierno, Marcelo Lizurume, efectuó la lectura del acta de asunción, que luego fue refrendada por el mandatario provincial y los ministros.

Arcioni agradeció “el acompañamiento y la gestión del secretario saliente, Adrián Awstin, y la presencia de las distintas cámaras y empresarios que siempre están trabajando junto a nosotros”.

“Quiero desearle lo mejor a Gabriel Aguilar y sé que va a llevar adelante una muy buena gestión porque lo demostró acompañando a Awstin. Va a ser muy importante el trabajo por los tiempos que se avecinan y vamos a necesitar diálogo y búsqueda de consenso para lograr los acuerdos necesarios con todos los sectores”, sostuvo el mandatario provincial.

Continuando, Arcioni resaltó “el compromiso que asumimos con cada uno de ustedes y muchos me preguntan cómo se hace para cumplir con obras en este momento que estamos atravesando y es importante remarcar que se puede cumplir cuando hay responsabilidad, honestidad y transparencia. Esto es algo que caracteriza a este Gobierno, la actitud y templanza, y ahí nos van a tener de frente porque entre todos vamos a sacar la provincia adelante”.

Aguilar es un abogado madrynense de extracción sindical que a comienzos de este año asumió en la Subsecretaría de Pesca. Durante el mes en curso se prevé el inicio de la temporada de langostino en aguas de Chubut y el primer desafío inmediato de la gestión será afrontar una zafra atípica, como todos admiten que será está, por las inusuales características que impone la emergencia sanitaria por la pandemia.

Desde hace meses se viene trabajando, con todos los sectores de la industria pesquera, en la elaboración de protocolos para minimizar los riesgos de contagios, en una actividad zafrera que involucra un gran movimiento de trabajadores en los muelles de Rawson.

En términos normativos, otro de los desafíos que tendrá la nueva conducción de la administración pesquera provincial es la actualización de la Ley Provincial de Pesca, cuyos borradores circularon sobre fines del año pasado, y a comienzos de este el Poder Ejecutivo planteó el tema ante la Legislatura, pero posteriormente salió de la agenda parlamentaria.

En otro orden, Gabriel Aguilar ha sido un ferviente militante en contra de la Ley del Fondo Ambiental Provincial (FAP), pero su derogación tampoco está en la agenda de la Cámara de Diputados. Mientras la cuestión sigue judicializada y a la espera de una sentencia por parte del Superior Tribunal de Justicia de Chubut, se acumulan deudas millonarias por ese concepto, de más de 200 millones de pesos, según señalan desde el propio Gobierno.

Ese pasivo no les permite tener el ‘libre deuda’ requerido para la renovación de los permisos provinciales de pesca, por lo cual, desde hace un largo tiempo las licencias vienen siendo ‘prorrogadas’ hasta que haya una definición sobre este canon pesquero.

Por otro lado, permanecen sin resolución en la Secretaría de Pesca determinados pedidos de permisos de pesca para plantas de procesamiento, cuestión que también en un caso está judicializado con un pedido de declaración de certeza y cautelar en trámite.

La falta de actualización de la legislación ha provocado que el denominado proyecto de pesca experimental de Variado Costero Patagónico (VACOPA) lleve trece años de “prueba piloto”, cuando en realidad jamás se pescó esas especies sino ha sido langostino.

Asimismo, otro tema en materia pesquera que tiene el Estado chubutense para resolver es la expropiación de Alpesca, cuyo juicio no avanza, sin que se observen acciones de parte de la Fiscalía de Estado, más allá que se tomaron las previsiones presupuestarias para el caso que hubiera sentencia.

Con todo, también Aguilar tendrá que construir consensos dentro de un sector muy amplio y heterogéneo como el pesquero. “Es un desafío personal muy importante, y entiendo que tenemos el equipo para que este sector pueda marcar la diferencia y estar a la altura de la circunstancia”, afirmó. “Hay que destacar el diálogo con los gremios y empresarios que han aportado y consensuado muchísimo con nosotros, y esto me da tranquilidad de que estaremos trabajando todos juntos por el bien del sector”, agregó Aguilar.