12/10/2020
Obreros reclaman por descuento de hisopado y garantizado

Pertenecen a la cooperativa La Báltica, una fasonera que corta pescado para Proyectos del Mar, empresa de José Salim, donde el viernes quemaron gomas. Son cuarenta obreros a los que por el reclamo les bajaron los cajones para procesar.

  • Revista Puerto - Mar del Plata - Reclamo en Proyecto del Mar - 02
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Reclamo en Proyecto del Mar - 03
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Reclamo en Proyecto del Mar - 04
Por Roberto Garrone Fotos Diego Izquierdo

Un grupo de obreros del pescado nucleados en la cooperativa La Báltica se manifestó el viernes frente al frigorífico Proyectos del Mar, perteneciente a José Salim, para reclamar por la reducción de materia prima que la empresa mandaba a cortar y el descuento de un garantizado que cobraron durante tres semanas al inicio de la pandemia y el hisopado que se hicieron cuando hubo contagios en la fasonera.

Parte de los cuarenta trabajadores se hicieron presentes en la puerta de Proyectos de Mar, en Guanahani casi Edison, desde temprano en la mañana y prendieron gomas en señal de protesta por la merma en la materia prima que recibía La Báltica, una planta que funciona en diagonal a Loba Pesquera, Diagonal Elpidio González y Gianelli.

“German Olmedo es nuestro patrón en la cooperativa y él nos dijo que las respuestas a nuestros reclamos las teníamos que venir a buscar acá porque él no podía hacer nada. Eso hicimos; vinimos para acá y ahora estamos esperando a ver qué nos dicen”, dijo uno de los obreros, recostado sobre sobre una pared, enfrente de Proyectos del Mar. En la puerta del playón de entrada de camiones, un par de cubiertas, ya apagadas por los bomberos, quedan como testigo de la protesta.

Los trabajadores cuentan que cuando reclamaron por el descuento del garantizado, unos 25 mil pesos en cuotas de 5 mil, y el hisopado que se hicieron tras los trece positivos que tuvo el personal, desde Proyectos del Mar comenzaron a mandar menos pescado.

“Antes laburábamos todos los días, nos mandaba trescientos cajones, pero hace un par de semanas bajó a la mitad. Ganamos 6 mil pesos y nos descuenta 5 mil del garantizado. Quién vive con mil pesos por semana; todos tenemos familias”, dice Sebastián Juárez, la voz indicada para contar lo que pasa en la fasonera.

“Lo único que pedimos es que nos mande cincuenta cajones más. No pedimos volver a los trescientos, pero por lo menos que nos rinda un poco más. Nosotros nos tenemos que hacer cargo de la obra social, el seguro y el monotributo. Con poco pescado no alcanza”, dice Esteban, otro trabajador.

En La Báltica trabajan veintiséis fileteros, cinco peones, cuatro despinadoras y cuatro envasadoras. “Desde el lunes veníamos charlando pero tuvimos que venir a prender gomas para que atiendan nuestro reclamo. Aceptarmos hacernos cargo de la mitad del garantizado y del hisopado, pero necesitamos que bajen más pescado”, amplió Juárez.

Según contaron los trabajadores la empresa se comprometió a aumentar la cantidad de materia prima a partir de esta semana.