05/10/2020
Red Chamber avanza con el plan de recupero de buques

El Promarsa III fue hecho a nuevo y ya está pescando langostino en aguas nacionales. El Cabo Vírgenes fue reconstruido tras haber sido desmantelado y harán lo propio con el Promarsa I. Prevén desvarar el Promarsa II y construir otros dos pesqueros.

Revista Puerto - BP Cabo Virgenes de Red Chamber - 02
Por Nelson Saldivia

La empresa Red Chamber Argentina recibió en 2014, cuando tomó en arrendamiento la flota y la planta de la ex Alpesca, todos los barcos inutilizables. Ninguno de los siete estaba en condiciones de navegabilidad ni operativos para la pesca.

La firma avanzó en un programa de recuperación de la flota pesquera, y en principio se reacondicionó el congelador tangonero Promarsa III, que demandó una inversión de 1.055.076 de dólares, el cual ya está plenamente operativo y pescando langostino en aguas nacionales.

Posteriormente se ingresó a dique al fresquero de altura Cabo Vírgenes que estaba escorado y al borde del hundimiento en el puerto marplatense; ese barco ya está reconstruido a nuevo, ya que había sido desmantelado durante años de abandono, y está próximo a ser bajado para reiniciar su actividad comercial de pesca. Ese reacondicionamiento demandó una inversión de 1.232.270 de dólares.

Concluido el Cabo Vírgenes, ya tiene calendario de ingreso a astillero el Promarsa I, que también estaba abandonado en el puerto de Mar del Plata, y será puesto a punto para la próxima temporada de langostino.

Plan trienal

Asimismo, RCA prevé presentar ante el Gobierno de Chubut un “Plan Trienal” que incluye la recuperación total de la flota de la ex Alpesca. El programa en cuestión tiene previsto que se saque de su situación de varadura al congelador tangonero Promarsa II, que desde abril de 2014 está encallado en la costa de Puerto Madryn, al sur del muelle Almirante Storni.

La idea es desvararlo, lograr su flotabilidad y adrizamiento para un reacondicionamiento en muelle y posteriormente ser remolcado hasta Mar del Plata, donde también sería restaurado.

En tanto, el plan prevé respecto del barco fresquero Cabo San Sebastián, que se encuentra hundido, totalmente escorado en su banda de estribor, en inmediaciones del muelle Storni, la construcción de un barco nuevo que sería el Cabo San Sebastián II, y se haría en Argentina en convenio entre un astillero chino y Tandanor.

Respecto de los barcos Cabo Buena Esperanza y Cabo Dos Bahías, también varados en la costa madrynense, se propondrá fusionar esos permisos y construir otro buque que reemplace a esos dos que están en condición de inutilizables.

Retorno a Madryn

Red Chamber Argentina logró reconstruir un nuevo barco de la expropiada Alpesca. Se trata del Cabo Vírgenes que retornará a Puerto Madryn para sumarse a la flota de la empresa.

Para que el barco volviera a estar en condiciones de navegar, Red Chamber Argentina realizó una fuerte y millonaria inversión de 10 meses de trabajo ininterrumpido y en plena cuarentena.

Cuando la compañía logró tomar la posesión del Cabo Vírgenes a finales del año pasado, la embarcación se encontraba en Mar del Plata completamente desmantelada y con principio de hundimiento. Al buque le faltaba toda la instalación eléctrica, los motores, cables y mobiliario. Además, el taller de máquinas y electricidad estaba vacío y la infraestructura corroída.

El Cabo Vírgenes pasó los últimos siete años en el puerto de Mar del Plata, luego que en 2013 su antiguo dueño, el grupo Baldino, lo abandonara antes de vender la fallida empresa a Omar “Cura” Segundo. A partir de ese momento, junto al Promarsa I fue completamente desmantelado.

Recuperar la capacidad de pesca

“Con la puesta a punto y en servicio de esta embarcación, Red Chamber Argentina cumple con su compromiso de recuperar la capacidad de pesca de la expropiada Alpesca”, señaló Marcelo Mou, presidente de la compañía.

“Es un logro importante que aun en pandemia y con una fuerte disparada del dólar, pudimos cumplir las obligaciones asumidas en estos tres barcos: el Promarsa III que ya está pescando, el Cabo Vírgenes que en un mes contará con las certificaciones para poder navegar y el Promarsa I que entrará a dique seco para su recuperación”, detalló.

Mou también indicó que se presentará ante Pesca de la Nación, el Gobierno del Chubut y la Municipalidad de Puerto Madryn un plan de inversiones para los próximos años, con el objetivo de recuperar una de las embarcaciones varadas en la playa de Puerto Madryn y construir desde cero el resto de las naves.