09/11/2020
Botaron al Siempre María Elena, otro costero para Rawson

Astillero Contessi botó el sábado su obra 135. El costero de la armadora Aquellos Tres SA mide 20,98 metros de eslora y se abocará a la pesca de langostino patagónico. Más de 400 personas siguieron la ceremonia por YouTube.

  • Revista Puerto - Mar del Plata - Botadura del Siempre Maria Elena en Contessi - 02
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Botadura del Siempre Maria Elena en Contessi - 03
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Botadura del Siempre Maria Elena en Contessi - 04
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Botadura del Siempre Maria Elena en Contessi - 05
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Botadura del Siempre Maria Elena en Contessi - 06
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Botadura del Siempre Maria Elena en Contessi - 07

La botadura del costero Siempre María Elena será recordada por un par de datos singulares en la historia de Astillero Contessi. El bautismo de la obra 135, que se desarrolló el sábado por la mañana bajo un cielo despejado y luminoso, tuvo un varadero despoblado de invitados ya que producto de la pandemia no estuvo permitido el ingreso de público.

Fue una construcción que se desarrolló completamente bajo protocolos sanitarios y distanciamiento social, tuvo una voz femenina en la locución de la ceremonia que fue transmitida en vivo por streaming a través de las redes sociales del astillero y que tuvo momentos con más de 400 personas conectadas en el Canal de YouTube.

Junto a propietarios, familiares y empleados afectados a la maniobra se destacó la presencia del intendente de la ciudad de Mar del Plata Guillermo Montenegro y autoridades del área: el jefe de la Prefectura Naval local, Prefecto Mayor Aníbal Moya, el diputado Nacional por la Provincia de Chubut, Ignacio Torres y el director Nacional de Coordinación y Fiscalización Pesquera de la Nación, Julián Suarez.

También formaron parte de la ceremonia el secretario de Pesca de la Provincia de Chubut, Gabriel Aguilar, el presidente del Consorcio Regional Portuario de Mar del Plata, Gabriel Felizia y el director del INIDEP Oscar Padín.

Monseñor Armando Ledesma bendijo la embarcación y la madrina, Analía Ruminot, fue la encargada de estrellar la botella en el instante previo a que el buque tocara por primera vez el agua.

Gustavo González, socio de Aquellos Tres, se refirió al origen del nuevo barco. “Es una reformulación del permiso del buque Valeria Alejandra y en charlas con Contessi nos gustó mucho el prototipo que tienen y tomamos la decisión el año pasado de construirlo con ellos”, refirió.

“Son embarcaciones más que probadas, con resultados satisfactorios a partir de una historia en la construcción naval. No costó decidirnos para encargarles el buque nuevo”, dijo González sobre el buque y el astillero.

Mientras en su discurso Domingo Contessi, presidente del Astillero, agradecía a su personal por la entrega en tiempo del Siempre María Elena, en el interior del astillero otras tres unidades evidencian avance de construcción.

Un contexto inédito para la firma que, por primera vez en sus setenta años de historia, cuenta con órdenes de trabajo para los próximos dos años: “Este presente es el fruto de políticas de estado que se fueron delineando en los últimos años, muchas de las cuales se resolvieron en el seno del Consejo Federal Pesquero. La decisión de las actuales autoridades de ponerle freno a la importación de buques usados ha sido fundamental para consolidar el futuro de la Industria Naval Pesquera y la tan necesaria renovación de la flota”, destacó el industrial.

En ese marco, Contessi reconoció que “con este apoyo explícito para la Industria Naval, nuestro Astillero está proyectando la inversión edilicia más grande de toda su historia, para poder construir buques de hasta 75 metros de eslora y otros astilleros nacionales también tienen pesqueros en construcción y proyectos de inversión similares”.

Momentos antes, el Jefe Comunal había destacado la botadura y el momento especial que atraviesa la industria naval. “Ante un año complejo, difícil, esta es una demostración de que se puede seguir trabajando, empujando. Este lugar, esta botadura, este astillero es un orgullo para Mar del Plata”, subrayó Montenegro.