06/11/2020
El CFP rechazó un aumento en las capturas de abadejo

Manteniéndose la misma situación biológica que generó las actuales medidas de manejo, el Consejo Federal Pesquero rechazó la propuesta de CEPA de aumentar el límite de 10 mil toneladas permitido por marea. La especie sigue en riesgo y se debe aumentar el conocimiento, dijo el INIDEP.

Revista Puerto - Abadejo - 01
Por Karina Fernández Fotos de archivo

En el Acta 27 el Consejo Federal Pesquero tomó una decisión de manejo pesquero sobre el abadejo que se ajusta a las recomendaciones del INIDEP. La especie fue considerada en riesgo de colapso en 2018 y las condiciones biológicas, pese a las limitaciones impuestas, no han cambiado básicamente. Por tal motivo los consejeros decidieron rechazar la reiterada solicitud de CEPA de aumentar el volumen de captura por marea. Desde el INIDEP señalaron que es necesario incrementar el nivel de muestreo en barcos merluceros, congeladores y fresqueros, que lo capturan como especie acompañante, como así también el conocimiento sobre la especie.

El Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas -CEPA- solicitó “analizar la posibilidad de establecer un nuevo valor para el límite máximo de toneladas que pueden pescarse en una marea de los buques congeladores, manteniendo en todos los casos el valor del tres por ciento de las toneladas de cada viaje”.

Señalaron los empresarios que el límite impuesto por la normativa vigente que establece una captura de abadejo por viaje de 10 toneladas o del 3% de la captura total, lo que resulte menor, “es de imposible cumplimiento para los buques congeladores arrastreros”.

Desde el CFP respondieron con información biológica, destacando que los informes sobre el estado de explotación del abadejo en el Atlántico Sudoccidental  indican que “la tendencia general de la abundancia del recurso durante la totalidad del período 1980-2018 fue decreciente, y si bien durante los últimos años se observó una cierta estabilización de la abundancia con un muy leve aumento en los últimos tres años (2016 a 2018), los valores de la BR (Biomasa Reproductiva) se encuentran por debajo del Punto Biológico de Referencia Límite (13%) y muy por debajo del 20% considerado como límite de seguridad biológica para especies como el abadejo”.

El abadejo es una especie de hábito demersal-bentónico, longevidad media, fecundidad relativa baja y resiliencia baja o baja-media a la explotación, explicaron y agregaron que “además, las estimaciones de los patrones de selección mostraron una reducción en la edad de primera captura, particularmente en el último período considerado, evidenciando un efecto de juvenilización del efectivo con elevadas proporciones de juveniles en los desembarques”.

Trasladando lo informado por el INIDEP siguieron indicando que este efecto, sumado a una caída significativa en los índices de referencia de la Biomasa Reproductiva en el último período diagnosticado, lo ubica en una “riesgosa pendiente negativa alrededor de la curva de la relación stock-recluta”, lo que indicaría “que la capacidad reproductiva del recurso se encuentra comprometida, con alto riesgo de sobrepesca de reclutamiento”.

Por todos estos motivos desde el INIDEP recomendaron mantener el esquema de ordenamiento que implica sostener la actual restricción de cupos de captura por marea y evitar la pesca dirigida en los denominados pozos de abadejo. Consideraron que requiere un estricto control de la Captura Máxima Permisible, incrementar el muestreo y submuestreo de abadejo en la flota merlucera fresquera y congeladora y en el desembarque, y aumentar el conocimiento sobre su distribución, áreas de concentración y abundancia.

“En consecuencia, teniendo en cuenta además que para el corriente año ya se ha alcanzado la CMP de abadejo”, se decidió “por unanimidad no hacer lugar a la petición de CEPA”, señalaron textualmente los Consejeros. La decisión atiende una parte de las recomendaciones realizadas; ahora resta cumplir con las medidas de control y desarrollo de la investigación pesquera que desde el INIDEP han señaladas. Solo con más y mejor información se pueden administrar de forma sustentable los recursos, de lo contrario por principio precautorio las medidas deberán seguir siendo muy estrictas.