12/11/2020
El INIDEP suspendió otra campaña de merluza

Luego de cancelar la global de merluza en agosto y reprogramar una sobre el efectivo del norte en zona común de pesca, los problemas en el Holmberg no se resolvieron y se decidió suspender también ese relevamiento. Saldría a anchoíta con mejor capacidad hidroacústica. El Angelescu a calamar.

Revista Puerto - Carlos Liberman y Oscar Padin

El subsecretario Liberman junto al director del INIDEP Oscar Padin.

Los obstáculos mecánicos primero, de aislamiento e hisopado por contagios de covid luego, más tarde nuevos inconvenientes por un desborde en un tanque de aguas sucias en la sentina y el no funcionamiento del sistema de achique automático que a su vez provocó que se mojaran dos motores. Nuevas pruebas de máquinas, guinches y demás equipos.

Todo eso para explicar que el INIDEP canceló en menos de noventa días dos campañas de evaluación de merluza común. Primero la Global que debería haber salido el 20 de agosto. Luego la travesía científica que reemplazó ese estudio y que estaría centrada en especies demersales en la zona del frente común de pesca con Uruguay.

Dicha campaña tuvo dos cancelaciones. La primera en octubre y la segunda y definitiva el 6 de octubre cuando ocurrió el último problema con el ingreso de agua en partes eléctricas. En las últimas horas trascendió que, pese a los intentos por mantenerla en pie, fue suspendida definitivamente.

“Se estaba dentro de los plazos de acuerdo con la condición biológica de la especie pero se requerían seis días más para cumplir con el protocolo de aislamiento, hisopado y desinfección del buque”, reconoció Oscar Padin, director del instituto ante la consulta de este medio.

Cumplidos esos plazos recién entonces puede iniciar las pruebas de mar. Por eso en el INIDEP ya comenzaron a diseñar la hoja de ruta de lo que queda del año, con el Angelescu ya bajado del dique de SPI donde realizó reparaciones en su casco, línea de eje y compartimentos interiores.

La idea es que el nuevo buque zarpe en las próximas semanas para completar la campaña de evaluación de calamar, un relevamiento que reiteradamente han solicitado los miembros de CAPA, en tanto permitirá tener mayores certezas de la situación biológica en la unidad de manejo al sur del 44°S de cara a una temporada que se iniciará en los primeros días de enero.

El nuevo objetivo para el Holmberg es la anchoíta patagónica. “Estamos mejorando su capacidad hidroacústica para iniciar el relevamiento en los primeros días de diciembre. La intención es seguir poniendo trabajo en el buque para emparejarlo con el Angelescu. Se debe incorporar tripulación y capacitarla para contar con los relevos necesarios”, remarcó el Director.

Dentro de esta agenda de campañas suspendidas y otras programadas que exhibe el INIDEP, hay una fecha resaltada. De no mediar inconvenientes que alteren el viaje, se espera que el buque Mar Argentino amarre en la Base Naval el próximo 24 de noviembre. La ceremonia oficial de recepción se realizaría ya en diciembre, tal vez para conmemorar el primer aniversario del nuevo gobierno.

Un gobierno que en materia de investigación pesquera, con barcos que no salen de campaña y trabajadores con salarios de pobreza, no tiene mucho que celebrar.