10/11/2020
Enfermeros a bordo, un trabajo precarizado y no reconocido

Hay 40 trabajadores de la salud que se embarcan en la flota pesquera nacional. Sostienen que están mal enmarcados en Prefectura y salen como auxiliares de a bordo. Presentaron protocolo para prevenir contagios por Covid-19.

Revista Puerto - Enfermeros Julio Hering - Monica Belizan - Diego Chamorro

Enfermeros Julio Hering, Mónica Belizán y Diego Chamorro.

Por Roberto Garrone

Un grupo de enfermeros marítimos que se embarcan en la flota pesquera decidieron visibilizar la precaria situación laboral a la que están sometidos a partir de que las ordenanzas de la Prefectura Naval Argentina que los encuadra como personal auxiliar, se dictaron antes que salga la Ley de Enfermería, la cual plantea un reconocimiento que hoy no tienen a bordo.

“Nuestro trabajo está reconocido actualmente como segundo de maestranza a nivel gremial y en Prefectura como auxiliar de a bordo. Ninguna de las dos reconoce al enfermero como profesión y eso lleva a una precarización sostenida”, dice Walter Mercado, que de los 41 años lleva 20 como enfermero y 5 como embarcado en buques pesqueros de altura: “Pasé mucho tiempo de mi vida capacitándome en emergencias para poder brindar una buena atención en momentos críticos”, afirmó.

El trabajo está regulado con las autoridades de aplicación de las ordenanzas OMI, cuenta el enfermero. Incluso la OIT es clara cuando habla de un enfermero o médico a bordo por cada 15 tripulantes en un viaje de ultramar que dura más de 15 días.

Pero en la flota mercante nacional esos requisitos parece que no se cumplen. “Para que un enfermero aborde, un buque debe llevar 30 personas. Es decir, si hay 29 tripulantes no hay enfermero a bordo y mucho menos una enfermería”, señala el profesional de la salud.

Es por eso que el grupo de Enfermeros Marítimos decidieron elaborar un protocolo de prevención de Covid-19, el cual fue presentado a principios del mes pasado en la Sección de Cámara, junto con el personal de maestranza.

“No hay un protocolo a seguir a la hora de embarcar. Cada empresa se maneja de acuerdo a lo que consideran o sus finanzas le permiten. La idea es, que se unifiquen criterios y que todas las empresas puedan implementarlo para cuidar la salud de los tripulantes”, sostiene Mercado.

Sobre la situación que se vive a bordo en estos meses de pandemia, el enfermero reconoce que en muchas empresas “no se cumple el periodo de aislamiento de 14 días, realizan un hisopado y un día después te suben a bordo.  No basta con un PCR negativo sin saber si has tenido contacto estrecho con alguien, eso pone en riesgo la tripulación. En cambio si durante el periodo 14 días de aislamiento no tienes síntomas y tenés un hisopado negativo, el riesgo es mucho menor”.

Mercado es consciente de que son un grupo minoritario y en muchos barcos no hay espacio para subir a un enfermero. “No queremos ir en contra de ningún gremio, solo queremos hacer notar nuestro profesionalismo, visibilizar la necesidad de que la enfermería a bordo sea un trabajo reconocido y mejor remunerado. Hay buques de la marina mercante argentina que a bordo tienen enfermería pero está manejada por algún oficial. Eso nos duele muchísimo”, confiesa el enfermero.