13/11/2020
Roberto Valle encabeza nuevo sector de la Flota Amarilla de Chubut

Se escindieron de la CAFACh y conformaron un nuevo espacio. Cuestionó que “cuatro vivos manejen Puerto Rawson”. El histórico empresario calificó de “irresponsable” el cierre de la temporada a dos días de la apertura. Promete prender el ventilador.

Revista Puerto - Chubut - Roberto Valle presidente de AFACh - 02
Por Nelson Saldivia

En momentos de máxima tensión en la pesca de Chubut por la repentina suspensión de la temporada de langostino afloró un nuevo nucleamiento empresario dentro de la flota amarilla. Las diferencias internas siempre estuvieron y se profundizaron en el último tiempo, dando lugar a la constitución de la Asociación de la Flota Amarilla de Chubut (AFACH).

La conducción del nuevo sector quedó en manos del histórico empresario capitalino Roberto Valle, de dilatada trayectoria en la industria pesquera, quien no oculta las diferencias metodológicas y de criterio con quienes dirigen actualmente la CAFACh.

Apenas conformada la asociación explicó que las prioridades de gestión será fijar posición ante las autoridades de administración pesquera, respecto a temas como las políticas de manejo, cuestionando en principio la parada biológica ordenada el último sábado que cortó la temporada de langostino en aguas provincias a 48 horas de haberse dispuesto la apertura.

Asimismo, reiteró su rechazo a una eventual autorización de pesca dentro del Área Interjurisdiccional de Esfuerzo Restringido (AIER), y promete en breve fijar posición pública sobre otros temas sensibles como los permisos VACOPA, reformulaciones y sobre la reciente denuncia ante la Oficina Anticorrupción, entre otros.

Fractura

Valle dijo en cuanto a las fricciones internas dentro del sector y el armado de la nueva entidad que “es algo que veníamos trabajando hace tiempo un sector de la flota amarilla y armamos un equipo para empezar a plantear un nuevo esquema”.

“Hemos estado y nos fuimos de la Cámara, yo nunca me sentí cómodo, me fui, porque hay cosas que no se pueden callar más. La flota amarilla tiene que recobrar el espacio que se merece”, expresó en declaraciones a Revista Puerto.

“En el arranque de la conformación de la Asociación partimos con 14 barcos representados, y hay interés de otros de empezar a sumarse a este espacio”, contó al deslizar que otros empresarios y propietarios de barcos podrían incorporarse a la flamante AFACH.

La entidad la preside Roberto Valle, mientras que el empresario Eduardo Del Río fue nominado como vicepresidente, el tesorero es Guillermo Valle y vocales: Ortiz Jurado, Marcelo Ramos y Juan Carlos Ottulich; la gerencia administrativa estará a cargo de Carlos Innocenti y ejercerá la función de asesor pesquero el experimentado abogado Néstor Miguel Bustamante.

“Manejado por cuatro o cinco”

“Nos vamos a diferenciar de la CAFACh en que acá se dará integridad a todos los barcos, a todos se los tratará por igual, y habrá participación de todos, sin nada a escondidas”, planteó de entrada Valle al explicar por qué dieron el portazo.

“Nos fuimos porque no había participación, está manejado por cuatro o cinco que hacen y deshacen sin consultar a nadie, y esa metodología se terminó”, aseveró.

“Tengo más de 40 años en la flota amarilla y hemos luchado mucho por este sector de Rawson. Entonces, lo menos que nos deben es el respecto, que no hemos tenido”, sostuvo el empresario.

“Los históricos de la flota amarilla lo único que hemos hecho es ir cambiando el barco viejo por uno más nuevo. Pero hay otros capitales que se han quedado con el manejo del puerto. No nos callamos más, no aceptamos el manejo de cuatro o cinco sin consultar a nadie. Yo no tengo pelos en la lengua y cuando deba salir a decir algo lo haremos”, avisó.

“El puerto es una fiesta de pocos”

Roberto Valle explicó sobre la evolución del sector dentro del puerto capitalino. “Hay una concentración de poder, pero no de la flota amarilla histórica. A nosotros lo único que nos mueve es poder trabajar, vender el mejor producto, pero en los últimos años hay gente que se fue colando al baile, y hoy el puerto es una fiesta de pocos. Esos que se fueron colando y metiendo, hoy quieren ser los dueños de todo, y quienes toman las decisiones que afectan a todos”, rechazó.

Temporada y AIER

Asimismo, anticipó que los ejes de gestión “serán el inicio de la temporada de langostino la cual fue suspendida y estamos en una situación complicada. Con esta entidad queremos ser parte y dar nuestro punto de vista de las medidas de manejo que se hagan, ya no nos quedaremos en silencio, las cosas que no compartimos la vamos a decir”, advirtió.

“La discusión por una posible apertura del AIER fue la gota que rebalsó el vaso. Siempre estuve en contra de que se pesqué en ese sector porque eso arruinaría no solo a la flota que pudo renovarse, sino a toda la flota artesanal. Si permitimos que ese pescado se pesque antes que entre a aguas provinciales vamos a encontrarnos con un problema muy grave”, consideró al estimar que esa franja “debe ser un lugar de reserva y no entiendo por qué ahora se empiezan a tratar de hacer nuevos negociados”, dijo.

Parada “irresponsable”

El nuevo sector no está de acuerdo con la parada biológica dispuesta horas después de la apertura de la pesquería de langostino. “Fue una forma irresponsable ese cierre. La prospección no fue tal porque se sacaron los barcos a pescar, si hubieran hecho una prospección responsable tendrían que haber dividido los barcos como corresponde y hacer lances cortos y relevar un amplio sector, no quedarse a llenar el barco donde primero encuentran el pescado”, opinó.

“Me parece que quisieron salir bien en la foto y demostrar en Mar del Plata que estaban haciendo algo responsable, pero fue todo lo contrario. No pararon cuando terminó la prospección, abrieron y a los dos días pararon todo”, concluyó en tono crítico.