11/11/2020
TPA retiró dos barcos inactivos de su varadero

El astillero sacó al Rayo de Mar y al Judith, ambos fresqueros que habían quedado de la quiebra de Barillari. Con la colaboración del Consorcio Portuario se recupera un 25% de gradas para servicios navales. Antes deben desguazarse el Mar Azul y el Magritte.

Revista Puerto - Mar del Plata - Retiran barcos del muelle de TPA - 02

El Rayo de Mar y el Judith formaban parte de la amplia flota pesquera de Antonio Barillari que cayó en desgracia junto con el armador. Ambos fresqueros quedaron inactivos en un sector del varadero del entonces Astillero Mar del Plata cuando dejaron de pescar, a fines de 2010.

En las últimas horas ambos cascos, de 27 y 30 metros respectivamente, fueron retirados de zona operativa mediante el uso de un enorme carretón que salió por la puerta principal de TPA y los dejó en un espacio próximo a la plaza seca, en inmediaciones de la ex Costa Brava.

“El espacio liberado son unos 700 metros cuadrados de varadero; un 25% del total de la superficie”, destacó Enrique Godoy, titular de TPA. El industrial destacó las gestiones que realizó el Consorcio Portuario para la liberación de la chatarra flotante.

“Ofreció el espacio en la jurisdicción para disponerlos y también ayudó con los trámites legales y respaldando lo que nosotros habíamos presentado en el juzgado que entiende en la quiebra”. Remarcó Godoy.

La idea ahora es ocupar ese espacio para desguazar dos barcos abandonados que ocupan áreas operativas en el muelle 2 como lo son el Mar Azul, que Moscuzza debería haber removido cuando le transfirió el permiso al José Américo, y el Magritte, de Solimeno.

Ambos buques han sido alivianados por operarios de la empresa Lusejo en el muelle 2 para poder subirlos al espacio liberado de manera más fácil y ahí desguazarlos como ya ocurrió con el Chiarpesca 57 en instalaciones de SPI.

En el astillero de Tettamanti también el Consorcio hizo gestiones para liberar áreas operativas con chatarra naval. En ese caso retiraron el Alison, un casco de un barco pesquero que hacía más de 30 años estaba ocupando espacio productivo.

EL operativo de traslado de los barcos de Barillari corrió por cuenta de TPA. “El lugar que ocupaban es parecido al que ocupaban el Cabo Vírgenes y el Astra 6. Cuando se desguacen esos dos buques tendremos posibilidades de incrementar el servicio de reparaciones a partir del mayor espacio disponible”, subrayó el empresario naval.

En las gradas de TPA todavía quedan dos cascos inactivos ocupando áreas vitales, el San Juan Primero y el Euro. Ambos también están recostados sobre el varadero pero sus precarias condiciones hacen imposible cualquier intento por reflotarlos. Se deben desguazar en el lugar donde se encuentran.