19/02/2021
Fuerte respaldo de Industria al desarrollo del sector naval en Mar del Plata

Una comitiva encabezada por el Secretario de Industria de la Nación visitó instalaciones de SPI, Contessi y TPA, donde se llevan adelante obras de infraestructura y se invirtió en nuevas herramientas para mejorar la productividad de un sector que funciona a pleno.

  • Revista Puerto - Mar del Plata - Funcionarios de Industria visitan astilleros - 02
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Funcionarios de Industria visitan astilleros - 03
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Funcionarios de Industria visitan astilleros - 04
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Funcionarios de Industria visitan astilleros - 05
  • Revista Puerto - Mar del Plata - Funcionarios de Industria visitan astilleros - 06

Este jueves un grupo de funcionarios nacionales de las áreas de Industria y Producción tuvo la oportunidad de ver en primer plano, en vivo y en directo, todas las inversiones que ha hecho y está haciendo la industria naval de Mar del Plata para ampliar su capacidad operativa en construcciones y reparaciones navales. Pero, sobre todo, la comitiva pudo comprobar el enorme potencial que tiene el sector en el puerto local como generador de empleo calificado y sustentable.

La recorrida comenzó en SPI, donde se eleva una enorme nave industrial a metros del sincrolift, para albergar, en principio, lo que será el Luiggi, el buque tangonero congelador encargado por Antonio Solimeno.

Luego siguió por Astillero Contessi donde aprovecharon la presencia del secretario y la subsecretaria de Industria, Ariel Schale y Julieta Lousteau, el jefe de Gabinete del Ministerio de Desarrollo Productivo, Alejandro Sethman y la subsecretaria de Economía del Conocimiento, María Apólito, para inaugurar sus nuevas oficinas y vestuarios en la planta baja del predio.

Por la tarde el grupo visitó TPA donde también se construye una enorme nave de 18 metros de altura para albergar futuras construcciones. El taller está negociando un contrato para construir un barco de 35 metros de eslora y ha incorporado nuevas maquinarias en el taller de rectificación de motores.

En declaraciones a la prensa que acompañó cada recorrida por buques puestos en seco en los diques de SPI, las futuras construcciones que toman forma en Contessi y bancos de prueba en TPA, los funcionarios subrayaron que la industria naval es un pilar de la política industrial del Gobierno nacional” con enorme potencial en Mar del Plata.

Desde la Secretaría de Industria adelantaron que se analizan nuevas líneas de financiamiento para la construcción de embarcaciones pesqueras de modo de seguir respaldando este proceso que comenzó hace unos años y que se consolidó con la decisión de la propia cartera de no autorizar la importación de barcos usados.

Los funcionarios ponderaron el buen momento que atraviesa el sector, el aumento de la demanda de mano de obra en función de una mayor demanda de servicios y también la inversión en infraestructura para disponer de mejores condiciones.

Desde SPI volvieron a anunciar la construcción de la dragalina que utilizarán para mejorar el calado en las celdas de sus diques flotantes, como ya habían hecho en agosto de 2020. En aquella oportunidad anunciaron que la inversión era de 250 millones de pesos. En cambio, ahora, aseguraron una inversión de 750 millones de pesos.

“Hemos puesto cerca de 35 millones de pesos para la adquisición de maquinaria y software para mejorar la capacidad productiva de estas empresas”, indicó Schale y remarcó la capacidad de generar empleo del sector.

El Secretario de Industria dijo que en realidad, más que futuro, la industria naval ya es presente. “Está de pie gracias a estos astilleros y con una política industrial del Gobierno que manda señales muy claras a los compradores de barcos, para que sean nacionales y marplatenses de ser posible”.

Uno de los temas que preocupa a los astilleros y se conversó en las distintas visitas es la figura administrativa que sostiene la actividad en jurisdicción portuaria. La idea del sector naval es cambiar la figura del permiso de uso, como impera en la actualidad, a un modelo de concesión a un plazo mayor a los diez años de vigencia actuales, de manera de poder amortizar de un mejor modo todas las inversiones que se han realizado.

“Ya lo estamos hablando con las autoridades del Consorcio y entienden que necesitamos un mayor plazo”, adelantó Domingo Contessi. El industrial ofició de guía en la recorrida con la comitiva por los seis barcos que se construyen en simultáneo en las naves industriales del astillero. El primero en botarse será el Niño Jesús de Praga, el mes que viene.