08/02/2021
Se deberá procesar el 20 por ciento del calamar que se captura

Lo decidió el Consejo Federal Pesquero y quedó establecido por la Resolución 2. La medida duplica el porcentaje mínimo de reprocesamiento que deben cumplir los barcos que pretendan renovar sus permisos. Según datos de exportación no se cumple ni con el 10 por ciento.

Revista Puerto - Calamar - 04

En 2018 el CFP impuso a los buques con permiso exclusivo de calamar que solicitaron su renovación, la exigencia de un procesamiento mínimo de las capturas del 10 por ciento. Ahora han considerado necesario duplicar ese volumen para garantizar el empleo en tierra. La medida se suma a la tomada el año pasado de dejar de computar como procesamiento en tierra la venta de este recurso en el mercado interno.

A partir de ahora, los barcos que deban renovar sus permisos tendrán que asegurar “un compromiso de procesamiento en tierra no inferior al que posee en el permiso de pesca que solicita renovar y no inferior al 20% del total de las capturas”.

Desde REVISTA PUERTO se solicitó la información pública del cumplimiento de los porcentajes de procesamiento asumidos por cada armador en la temporada 2019 pero hasta el momento no ha sido revelada. Para dar cumplimiento a las obligaciones de 2020 los propietarios de los buques tienen tiempo hasta el corriente febrero.

Según la estadística oficial de exportaciones de noviembre (último dato publicado) el 93 por ciento del calamar exportado salió sin ningún tipo de procesamiento.  Es decir que hasta noviembre no se había alcanzado con el cumplimiento del porcentaje mínimo. En 2019 tampoco se cumplió con los valores de procesamiento exigidos, apenas se llegó al 9 por ciento hasta enero. Debe tenerse en cuenta que el 10 por ciento es un valor mínimo y que muchos barcos debieran cumplir con compromisos superiores.

La iniciativa es positiva siempre que se busque un mayor aprovechamiento de los recursos, con su consecuente ampliación o al menos mantenimiento de las fuentes laborales, es celebrado. Pero los controles de su cumplimiento son una pata fundamental para asegurar su éxito, como así también garantizar la transparencia. De lo contrario, y como es sabido que ha ocurrido, la firma del certificado se vuelve un ingreso extra para los jefes de distrito en cada puerto.