04/02/2021
SIMAPE y cámaras armadoras comenzaron a negociar paritaria

Este miércoles a las 10 se celebrará la primera audiencia entre las partes para comenzar a bosquejar la paritaria. En el gremio sostienen que los acuerdos alcanzados se encuentran “notoriamente desactualizados”.

Revista Puerto - Mar del Plata - SiMaPe

“Se solicita se designe audiencia a la brevedad inmediata con los representantes de las cámaras empresarias de la actividad, dado que los acuerdos salariales acordados oportunamente se encuentran notoriamente desactualizados”.

El texto forma parte de la nota que desde el Sindicato Marítimo de Pescadores elevaron al Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, en referencia al Convenio Colectivo de Trabajo 586 /10.

La nota le llegó a Daniel Di Bártolo, el delegado Regional, el pasado 28 de enero y fijó audiencia para ayer miércoles a las 10 de la mañana. Mediante la modalidad virtual, estuvieron presentes los representantes sindicales junto con los letrados, Diego García Luchetti y Fernando Rivera, representantes de la Cámara de Armadores y CaIPA, respectivamente.

La reunión fue un formalismo en que se determinaron los representantes paritarios. No hubo planteo sobre las pretensiones sindicales para este 2021.

Lo de “notoriamente desactualizado” que plantea el gremio, a priori, no coincide con los números oficiales de la inflación que marcó el INDEC para 2019, la cual fue del 36,1% mientras la actualización salarial que recibieron los marineros alcanzó el 45%.

Sí es verdad que la canasta básica alimentaria aumentó el año pasado el 45,5%. “Inexorablemente se deberá tener en cuenta el severo y peligroso deterioro salarial generado por la inflación habida, como el impacto negativo y regresivo del impuesto a las ganancias”, completa la nota que firmó Pablo Trueba y a la que tuvo acceso REVISTA PUERTO.

El Secretario General del gremio de marineros insistió con la necesidad de corregir la aplicación del impuesto a las ganancias a los trabadores marítimos, y reiteró el pedido para que todos los actores involucrados en la actividad contribuyan a la paz social.

El año pasado ese 45% final se compuso de dos aumentos parciales, del 30% en el primer semestre, del cual solo una parte fue remunerativa y pasará al recibo el mes que viene cuando venza el acta salarial 2020. En septiembre del año pasado las partes acordaron el 15% restante, que también fue no remunerativo.

El Ministerio abrió un cuarto intermedio en que las partes comenzarán a negociar el porcentaje que se aplicará para esta primera parte del año, mirando de reojo la evolución de la inflación.

En tanto, en el Gobierno aseguraron que no pondrán techo a las negociaciones paritarias. Luego de mantener una reunión con las distintas autoridades económicas, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, anticipó que no se impondrán “topes” en la discusión salarial de este año.

Según explicó la funcionaria, el plan oficial es que los salarios tengan un incremento de “tres o cuatro puntos” por encima de la inflación, estimada en 29% anual, de modo que contribuyan a empujar la recuperación por la vía del consumo.

Claro que consultoras privadas estiman que, de continuar con el ritmo del arranque del año, en que el precio de los alimentos creció un 4,7%, la inflación de 2021 podría rondar el 50%.