30/03/2021
Conflicto en barcos fresqueros por liquidación de contactos estrechos

Gremios marítimos en Mar del Plata paralizaron buques de Pesquera Veraz y Moscuzza. Reclaman que los tripulantes aislados por contacto estrecho cobren al promedio de producción. Armadores sostienen que no es sostenible y proponen incrementar el valor del franco.

Revista Puerto - Mar del Plata - Puerto parado - 02
Por Roberto Garrone Fotos de archivo

La manera en que se liquida el salario de tripulantes que fueron aislados por ser considerados contactos estrechos de casos positivos a bordo de barcos fresqueros, genera un conflicto entre empresas armadoras y gremios marítimos en Mar del Plata.

El nudo del conflicto se generó en el pesquero Atrevido de Pesquera Veraz, que llegó al puerto días pasados con tripulantes con síntomas. Luego de los hisopados se confirmaron cuatro positivos y once contactos estrechos que quedaron aislados durante catorce días.

Desde los gremios plantean que esos casos de aislados cobren el sueldo a promedio de la liquidación que incluye la producción, como marca el Artículo 208 de la Ley de Contrato de Trabajo, por considerar al virus como una enfermedad profesional.

“El último decreto del presidente Alberto Fernández, establece claramente la forma en que debe liquidarse el salario de aquellos trabajadores que son considerados contactos estrechos”, contó Julio Ramírez, dirigente del SIMAPE.

Ante el planteo gremial, en Pesquera Veraz decidieron no sacar a la pesca a los otros dos fresqueros: Centauro 2000 y Argentino. “Existe un reclamo y estamos tratando de resolverlo. Nos habíamos podido poner de acuerdo con los trabajadores del Atrevido pero luego los gremios decidieron pararlo”, contó Pablo Otegui, gerente de la empresa armadora.

Según lo que pudo saber REVISTA PUERTO, el acuerdo propuesto era una mejora del valor del franco compensatorio pero los gremios no lo avalaron. “Las empresas sostienen que pagan doble salario; el tripulante aislado y quien lo reemplaza. Es cierto, pero forma parte del riesgo empresario”, remarcó Ramírez.

Además de los fresqueros de Veraz se supo que también quedaron parados dos fresqueros de Moscuzza, el San Cayetano y el Graciela. Entre los cinco barcos hay más de cincuenta obreros marítimos implicados.

Desde ámbitos empresarios reconocieron que están en conversaciones con el Ministerio de Trabajo para encontrar un punto medio que permita a la flota operar con normalidad en estos meses en que aumentarán los casos.

“Hay que buscar un número para los aislados que no están enfermos”, subrayó el directivo de Veraz. Desde la empresa solicitaron una burbuja de cinco días para los tripulantes, previa a cada viaje, para disminuir los riesgos de contagios, pero aseguraron que los gremios no están de acuerdo.

“En el sur puede funcionar cuando se pesca langostino y los marineros no se bajan después de una marea, pero en Mar del Plata es difícil de cumplir”, reconoció el dirigente del SIMAPE. Desde las empresas abren el interrogante de cara a la zafra del langostino, cuando los salarios y los promedios son mucho más elevados.

¿Qué han hecho ante casos de tripulantes aislados otras empresas armadoras? Distintas fuentes consideraron que no hay un monto ni forma establecida para pagar ese período de aislamiento. “Hay de todo; nada uniforme”, aseguraron fuentes empresarias y sindicales.

Al cierre de esta edición, desde el SIMAPE confirmaron que este martes a las 10 habrá una audiencia en el Ministerio de Trabajo de Nación para intentar llegar a un acuerdo general que despeje un escenario de conflictividad mientras se transite la segunda ola de contagios.30