30/03/2021
El desprecio del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca por los científicos

Ayer los investigadores del INIDEP se reunieron en asamblea y volverán a hacerlo mañana. Piden recomposición salarial urgente y un nuevo escalafón consensuado. Sin soluciones habrá paro. Peligra la prospección de langostino y la campaña de calamar. Renunció la Directora de IOyT.

Revista Puerto - INIDEP - Asamblea en el estacionamiento

Asamblea en el estacionamiento del INIDEP.

Por Karina Fernández

Las quejas sobre la gestión de Oscar Padín en el INIDEP y de Luis Basterra en el Ministerio se hicieron escuchar en la asamblea que se realizó ayer por la mañana en el estacionamiento del Instituto. Los investigadores reclaman una solución a “la dramática situación salarial” y hacen pública su “disconformidad con las políticas de gestión institucional”. Se encuentran en estado de asamblea permanente hasta el miércoles, cuando el Director se reúna con los gremios y referentes profesionales; si no tienen una respuesta favorable, anunciaron que se implementarán medidas de fuerza. Como consecuencia de este conflicto renunció la directora de Investigación, Operaciones y Tecnología, Ana Massa. Peligra la realización de la prospección de langostino y las campañas de Australes y Calamar.

“Acá está todo mal, el Ministerio de Ciencia y Técnica les otorgó un plus a los investigadores, pero el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca no es capaz de hacer lo mismo con nosotros, dicen que no tienen plata, cómo puede ser con la gran cantidad de dinero que entra por pesca que no se pueda destinar una parte para mejorar los bajos sueldos que tenemos. A muchos les está costando sostener a sus familias”.

Desde 2020, destacados investigadores del INIDEP se encuentran peleando por una recomposición salarial. En el mejor de los casos no superan los 60 mil pesos y el 54 por ciento está por debajo de 50 mil pesos. La situación ha llegado a un límite y exigen una recomposición salarial inmediata.

Pero no es lo único que reclaman, porque muchas cosas atentan contra el salario de los investigadores. La falta de concursos para ascender de categoría ha generado que las biólogas y los biólogos que son jefes de proyectos, no cobren un salario como tales. Asumen la responsabilidad, pero cobran lo mismo que los colegas que no la tienen y que incluso están a su cargo.

Los biólogos piden que de la misma forma en que el Ministerio de Ciencia y Técnica otorgó un plus compensatorio a los investigadores del CONICET, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca lo haga con el INIDEP, pero les dicen que no hay plata. Como única solución les han ofrecido salir del escalafón del SINEP que rige para los empleados públicos y crear uno especial para el INIDEP.

A los investigadores que están de acuerdo con la generación de un nuevo escalafón y les parece una buena medida, no les da una solución inmediata a sus problemas económicos. “Tenemos que solucionar primero la recomposición salarial porque necesitamos comer hoy” se escuchó en la asamblea.

Si bien ven como positiva la generación de un nuevo escalafón, aseguran que existe una urgencia por aprobarlo que no se condice con la seriedad con que debe abordarse un tema que marcará el destino del personal científico-técnico de aquí en más.

Si se realizara con la seriedad que corresponde, un nuevo escalafón demandaría por lo menos un año para materializarse. Deberían ser convocados los investigadores y demás personal del INIDEP que pudiera aportar información para lograr una correcta categorización que tuviera en cuenta la idoneidad y responsabilidad de cada actor; pero como era de esperarse el tema no se ha manejado de esa manera.

Los funcionarios tienen urgencia en sacar un nuevo escalafón y se tomaron solo dos meses para elaborarlo; recién a último momento fueron convocados los investigadores. Las falencias que encontraron los trabajadores del INIDEP los llevaron a decidir que no avalarán el cambio porque lo consideran una posible condena a futuro.

Pero desde el Ministerio insisten en que, con o sin su aval, se seguirá avanzando. Algunos se encuentran muy interesados en que salga rápidamente y quizás tenga que ver con los beneficios que para ellos promete. Por ejemplo, el director del INIDEP se convertirá en presidente y su sueldo será sensiblemente mayor al actual.

En el Ministerio están muy ocupados en sacar un escalafón que de movida es rechazado por el personal del INIDEP y no ocupan ni un segundo de su tiempo en resolver la situación arancelaria de los biólogos. La excusa del ministro Luis Basterra de que no hay dinero, llama poderosamente la atención. Los trabajadores de ciencia no entienden cómo puede ser que con la gran cantidad de dinero que llega a las arcas del Estado desde la pesca no se puede destinar una mínima parte a sus ingresos.

El ministro Basterra acaba de regalar 20 millones de pesos al Municipio de Almirante Brown, que dedica solo el 0,3% de su suelo a la agricultura. Matías Longoni para Bichos de Campo dio a conocer la noticia y estableció el vínculo con el Intendente. No se entiende cómo siendo tan creativo para ayudar a municipios amigos, para el INIDEP no se le ocurra nada.

Tampoco se entiende por qué el Director del INIDEP y su asesor, Carlos Lasta, ponen tanta energía para conseguir financiamiento para que se construya un barco de 110 millones de dólares para el instituto en el astillero español Armón y no invierten la misma energía en conseguir sumas compensatorias y un escalafón adecuado para los que deben ir arriba del barco y darle sentido. Llama la atención la falta de empatía, siendo que son dos funcionarios que provienen de la investigación. Lasta fue por muchos años el jefe del Programa Costeros del INIDEP.

Y entre tantas otras cosas que no se entienden, aparece el Consejo Federal Pesquero que es el responsable legal de que el INIDEP funcione. Si no hay campañas, si no hay prospecciones, si no hay informes técnicos, la responsabilidad es de ellos. No se puede administrar ninguna pesquería sin información científica que lo avale. Sin embargo, son unos convidados alegres, que dicen “pero mirá qué mal, cuánto ganan los investigadores” y no hacen nada. Ni siquiera son capaces de revisar los números del FONAPE para ver si quizás algún dinero está llegando a lugares menos imprescindibles.

Mañana, los científicos se reunirán nuevamente en el playón de estacionamiento a las 10:45 y harán un bocinazo, luego esperarán noticias de la reunión que los directivos tendrán con los representantes de ATE y la Asociación de Profesionales del INIDEP (API) y decidirán si toman una medida de fuerza directa hasta que haya una solución. La dilación del conflicto determinará si se podrán hacer la prospección de langostino, la campaña de australes y la de calamar, solo en un principio.

Si este no es un problema que merezca atención y resolución, no me imagino cuáles otros pueden tener todas las autoridades, desde el asesor del Director del INIDEP hasta el ministro Basterra. Miles de puestos de trabajo y miles de millones de dólares dependen de la labor que realizan los investigadores del INIDEP. Quizás sea hora de empezar a respetarlos.

Renunció la Directora de Investigación, Operaciones y Tecnología del INIDEP

Ana Massa presentó ayer su renuncia por diferencias con la actual Dirección del INIDEP y se lo comunicó a sus compañeros: “Tal difícil decisión fue tomada luego de considerar que no puedo acompañar desde la DIOyT los lineamientos actuales de la Dirección del INIDEP”.

Tras agradecer el apoyo recibido durante sus dos años de gestión y el haberle permitido ampliar sus conocimientos y desarrollarse, se despidió diciendo: “Desde donde me toque seguir trabajando buscaremos la forma para, entre todos, seguir construyendo la historia de este, nuestro INIDEP”. Se trata del primer golpe que reciben las autoridades desde que comenzaron los reclamos.