30/03/2021
Segunda chance para encontrar quien drague el puerto

El Directorio del Consorcio Portuario en Mar del Plata aprobó el segundo llamado a licitación con un plazo mucho más acotado, 10 días hábiles desde la publicación en el Boletín Oficial que se cumplirán entre el 15 y 20 de abril. Poca disponibilidad de dragas e incertidumbre sobre los fondos.

Revista Puerto - Mar del Plata - Dragado - 02

Otra oportunidad para encontrar quien drague el puerto de Mar del Plata. Eso aprobó el Directorio del Consorcio Portuario la semana pasada con el nuevo llamado a licitación para realizar una obra de mantenimiento para garantizar las condiciones de profundidad y ancho del canal principal, hoy obstruido por sedimentos que vuelve al banco de arena que se recuesta sobre la Escollera Sur.

Claro que los tiempos serán mucho más cortos. Ya no serán 60 días como el pliego original que se publicó el pasado 9 de enero, sino que serán 10 días hábiles desde la publicación del Boletín Oficial, hecho que se produciría por estas horas.

Recordemos que el primer llamado vendió 10 pliegos pero se presentó una sola oferta. Servimagnus, la empresa del Grupo Román, quien cotizó 20 millones de dólares más IVA para remover en principio 560 mil metros cúbicos de sedimentos en 150 días de plazo. Cuatro veces más de lo que las autoridades portuarias estiman destinar al financiamiento de la obra.

La oferta fue rechazada y se abrió una nueva convocatoria en un contexto donde no sobran dragas en el mercado para llegarse hasta Mar del Plata; en una época del año complicado para llevar adelante la tarea y un financiamiento que no está claro, más allá de los 200 millones de pesos que aportó el Ministerio de Transporte y el plazo fijo que dejó Martín Merlini.

“Es el mismo pliego del primer llamado; creemos que es un muy buen pliego, lo mejoramos en relación a lo que se hizo en otras opciones. En el 2017 no figuraba el valor de la obra. Porque se hace por diseño y reclamamos ciertas profundidades en distintos sectores”, dijo Gabriel Felizia.

Sobre el presupuesto de la obra, el Presidente del Consorcio reconoció que son unos 5 millones de dólares.  “Si no se resuelve podemos adherirnos a la Ley de Emergencia o hacer un llamado privado. Ahora estamos cumpliendo lo que marca la ley, estamos obligados a hacer dos llamados públicos”, amplió Felizia.

¿Qué empresas pueden mostrarse interesadas ahora que no lo hicieron en el primer llamado? La verdad que no asoman muchas opciones. En el Consorcio apostaban por Dasa, una empresa nacional que tiene la draga Dasa I. Pero a último momento sus directivos se bajaron del proyecto por considerar que no era un artefacto idóneo para dragar un puerto como Mar del Plata.

Canlemar SL, los amigos de Merlini, que dragaron en 2017/18, tienen sus equipos en Brasil y esa obra corrió los plazos. No dispone de dragas en Mar del Plata hasta noviembre, por lo que también esa opción fue tachada.

Mientras se sigue dilatando, ya no el inicio de obra sino encontrar a la empresa dragadora que realice el trabajo, se repiten sudestadas en Mar del Plata que vuelcan sedimentos sobre el banco de arena y de ahí al interior del puerto.

Serán muchos más que 560 mil metros cúbicos de sedimentos los que deberán extraerse del puerto. Ese número marcaba la realidad del puerto hace tres meses y todavía nadie puede asegurar cuándo comienza la obra.

Más metros cúbicos removidos requerirán de más fondos y ahí surgen los mayores interrogantes de las empresas dragadoras que no advierten certezas sobre la disponibilidad de los fondos, sabiendo que los que existen ahora son insuficientes.