01/04/2021
Acuerdos para incrementar el comercio exterior

En Mar del Plata el operador del servicio logístico firmó un contrato con la naviera Maersk que establece descuentos en la tarifa a medida que sube la carga. El Consejo Consultivo del Consorcio Portuario analizó los problemas logísticos que generan un goteo de contenedores por la Autovía.

Revista Puerto - Mar del Plata - Exportaciones - 02
Por Roberto Garrone Fotos de archivo

El goteo de carga que se origina en la industria pesquera de Mar del Plata pero que no se exporta por el puerto local es un problema que el año pasado cobró mayores dimensiones y que preocupa a las autoridades, al punto que el propio gobernador Kicillof planteó la necesidad de que las cargas se exporten por los puertos más próximos como forma de ganar competitividad.

Desde la vez que lo planteó, cuando la Nación transfirió los fondos para la obra del dragado en octubre pasado, no ha habido medidas concretas para revertir una tendencia que el año pasado mostró su peor cara.

Según estadísticas de la Aduana de las que están al tanto en el Consorcio Portuario, por el escáner que funciona en el puerto, en 2020 pasaron 13.189 contenedores, pero solo 2.443 subieron al buque de Maersk que viene a buscar la carga.

El año anterior, 2019, habían sido 10.726 contenedores por el scanner y 2.665 por el puerto local. Con más carga y movimientos por la abundancia de la zafra de calamar, la sangría de carga por la ruta aumentó. En lo que va de 2021 debe ser mayor, aunque todavía no hay datos oficiales del primer bimestre.

Mucha de esa sangría la llevan adelante navieras que no tienen una pata en Mar del Plata como MSC, Cosco o la tristemente famosa Evergreen que entran al puerto a buscar carga pesquera y se la llevan por la ruta. Pero también se ven muchos contenedores de la propia Maersk viajando por la Autovía en ambos sentidos.

Sin decisiones políticas que reviertan esta tendencia ahora asoman acciones de los privados. En las últimas horas se supo de un nuevo contrato firmado por Terminal de Contenedores 2 (TC2) y la naviera Maersk que incentiva el movimiento de los contenedores desde Mar del Plata. De la tarifa plana que cobra TC2 a la naviera, hay un descuento del 25% si se llega a determinada cantidad de contenedores mensuales que incluye importaciones, carga seca y refrigerada.

“Si supera otro nivel de movimientos mensuales el descuento es del 35%. Con estas herramientas de baja de tarifas pensamos que las navieras se van interesar en cargar más cantidad. Hay carga, eso es lo más importante, y ahora tenemos la posibilidad de ser más competitivos como nos habían solicitado”, dijo Emilio Bustamante, uno de los directores de TC2. “El contrato es hasta fines de diciembre de 2022 y estamos entusiasmados con poder aumentar el movimiento”, confesó el directivo.

El cambio de rumbo parece ya reflejarse en el puerto. La semana pasada ingresó el Mizar, el buque con el que Maersk cubre la ruta Mar del Plata-Puerto Madryn-Montevideo, y tenía previsto entrar de nuevo este jueves para descargar vacíos de cara a la mayor demanda de la flota potera que ahora pesca en la unidad de manejo norte.

También sorprendió que algunas empresas que no cargaban por Mar del Plata ahora integran el booking del Mizar, como Ardapez e Isla de los Estados. “Somos optimistas y acá sobran ganas de trabajar”, resumió Alberto Ovejero, presidente de Hipocoop, la cooperativa que realiza la operatoria de carga y descarga de contenedores en el muelle de ultramar.

El problema de la pérdida de cargas que tiene el puerto marplatense figuró en la agenda de la última reunión del Consejo Consultivo. Integrado por más de cincuenta representantes de diferentes instituciones vinculadas al quehacer portuario y pesquero, confeccionaron un listado de fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas que tiene el puerto local.

De allí surgió como prioridad enfocar cuestiones vinculadas a la logística y la baja cantidad de exportaciones e importaciones que se realizan desde el puerto local. Pero sorprendió que del Consejo Consultivo no participe ningún representante de TC2.

“Valoramos que sea un tema que les preocupe y nos consta que Gabriel (por Felizia) trabaja para revertirlo, pero no estamos participando porque nos desgastó Merlini (expresidente del Consorcio) que llevó el puerto al desastre y retroceso. Estamos concentrando todos nuestros esfuerzos en nuevos proyectos para lograr diversificar el puerto”, aclaró Bustamante.

Felizia ha dicho que el problema de la pérdida de carga se resolvería con la llegada de otra naviera que sume competencia y que trabajan sobre ese objetivo. Desde TC2 el año pasado anunciaron que trabajaban en el charteo de un barco para unir la ruta Mar del Plata con algún puerto del sur de Brasil y en las últimas semanas se barajó la posibilidad de unir también a Rosario en esa ruta, pero todavía no hay mayores certezas.