26/04/2021
Daniel Scioli pidió a los empresarios que visiten Brasil y prometió ampliar la demanda

Entes públicos y privados trabajaron durante años presentando pruebas legales y sanitarias para lograr el fallo judicial que liberó el ingreso del langostino patagónico en el país vecino. Horas más tarde el embajador que realizó las últimas gestiones para concretarlo visitó Mar del Plata y se comprometió a promover ruedas de negocios.

  • Revista Puerto - Embajador en Brasil Daniel Scioli visita empresas pesqueras en Mar del Plata - 02
  • Revista Puerto - Embajador en Brasil Daniel Scioli visita empresas pesqueras en Mar del Plata - 03
Por Roberto Garrone Fotos Diego Izquierdo

Daniel Scioli tuvo una intensa actividad en Mar del Plata el pasado viernes donde tomó contacto con distintos actores de la industria pesquera. Ocurrió horas después de que el mercado brasilero quedara liberado para el ingreso del langostino patagónico, luego de ocho años de trabas judiciales y sanitarias.

El actual embajador argentino en Brasil pidió a los industriales pesqueros que viajen a ese país cuando la pandemia de un respiro, que él los acompañaría e impulsaría ruedas de negocios para que aumente el tráfico comercial y crezcan las exportaciones del marisco en suelo brasileño en tanto entiende que de esa manera se incrementará el trabajo en Argentina, y especialmente en Mar del Plata.

La agenda de visitas arrancó por las instalaciones de Solimeno, donde el Embajador, acompañado por su fiel ladero Rodolfo “Manino” Iriart, hoy en el Correo Argentino, recorrió la planta y pudo ver langostino pelado y desvenado en vivo y en directo.

El exgobernador dijo que el objetivo de su gestión al frente de la Embajada es “llegar cada vez con más productos de las economías regionales de nuestro país a las góndolas, a los supermercados y a los restaurantes de Brasil”.

“Entrar en nuevos mercados genera más trabajo”, señaló el intendente Guillermo Montenegro, quien también formó parte de la recorrida, donde hubo tiempo para ver el empaque de cajas de langostino entero de 2 kilos con destino a exportación. Y sacarse algunas fotos para compartir en redes.

Scioli recordó que hacía muchos años el ingreso de langostino a Brasil estaba judicializado. “Yo hablé con los distintos niveles de gobierno del Poder Ejecutivo y del Poder Judicial por esto que consideraba una injusticia: que estuviera bloqueada la importación de langostino, el trabajo argentino”, agregó.

El Embajador reconoció el cariño entrañable que tiene por la ciudad. “Hay que apuntalar el trabajo en la ciudad después de una temporada afectada por la pandemia. Desde el primer día le dije al intendente que estaba a disposición por lo que significa Mar del Plata para mí”, remarcó el excandidato a presidente.

Luego el grupo se trasladó a la jurisdicción portuaria, precisamente a las instalaciones de SPI Astilleros. Su CEO, Sandra Cipolla, mano derecha de Horacio Tettamanti, ofició de guía a la comitiva, a la que ya se había sumado Gabriel Felizia, presidente del Consorcio, y miembros del directorio.

En SPI la empresa Solimeno encargó la construcción del tangonero Luiggi, que va tomando forma en el nuevo predio que el astillero construyó para hacer frente a la necesidad de espacio que genera esta construcción, un casco de casi 40 metros de eslora.

“Agradecemos esta visita que nos permite visualizar la integración y el trabajo conjunto de los sectores productivos de nuestra ciudad” destacaron desde SPI.

Antes del almuerzo en el Hotel Hermitage que compartió con algunos empresarios de la pesca marplatense, Scioli también recorrió la fábrica de Moscuzza. Es paradójico hablar de reactivación y trabajo en este frigorífico porque sus trabajadores denunciaron que hace más de un mes que está inactivo.

A partir del litigio por la liquidación de los tripulantes que son contactos estrechos de un caso positivo, un par de sus barcos fresqueros quedaron amarrados a muelle y los trabajadores de sus PyMEs cobraron solo el garantizado.

Durante el almuerzo, Scioli aseguró que lo peor de la pandemia en Brasil parece haber pasado. Que si bien Bolsonaro en un primer momento relativizó la enfermedad, ahora ha comprado millones de vacunas y el ritmo de la campaña de vacunación es creciente.

“Hoy hemos recuperado a Brasil como el socio comercial número uno de la Argentina y estamos con niveles de intercambio comercial superiores a los previos a la pandemia” había dicho el Embajador en la recorrida por las pesqueras.

“Nos invitó a ir a Brasil, que contábamos con su respaldo para promover ruedas de negocios con mayoristas, supermercadistas”, refirió Mariano Retrivi, de Buena Proa, uno de los participantes del almuerzo y responsable de la primera exportación tras el levantamiento del bloqueo.

“Estamos haciendo muestras de pelado y devenado de 400 gramos, 800 gramos y un kilo envasado al vacío. Productos de mayor valor agregado”, dijo el industrial. “Es difícil hacer un pronóstico de la demanda total que puede generar Brasil en este contexto de pandemia”, refirió el presidente de ALFA sobre la potencialidad del mercado.

Luego del café y ya iniciando la vuelta de Mar del Plata, Scioli visitó el frigorífico que Isla de los Estados tiene sobre la Autovía 2 a la altura de Vivoratá donde lo aguardaba el intendente, Jorge Paredi.

Fue el Intendente quien recordó que el exgobernador había inaugurado la planta en 2014 con 20 empleados. Hoy supera las 120 personas en dos turnos. “Es importante que vea el crecimiento que ha tenido en estos años”; dijo el jefe Comunal.

Claudio Nivollet, uno de los responsables de la planta junto con Jorge Carrone, reconoció que Brasil es un mercado muy interesante. “Tenemos un mar único; la apertura es muy importante para ampliar nuestras exportaciones”.