29/04/2021
Exportaciones de pescado congelado en el primer trimestre

El informe que elabora CAPECA brinda detalles de las ventas del sector pesquero congelador en los primeros tres meses del año. Se llevan exportadas 124 mil toneladas por un valor final de 418 millones de dólares. Mejoran los precios del langostino, pero caen fuerte los de calamar.

Revista Puerto - Exportaciones de pescado congelado - 02

En el primer trimestre, las ventas de pescados congelados han experimentado bajas y subas dependiendo de la especie y el tipo de producto. Lo más destacable es el aumento en el volumen de exportaciones de langostino entero con un importante incremento en el precio; en el caso de las colas, las ventas fueron menores a las del 2020. Con el calamar, en cambio, si bien se exportó más cantidad de toneladas, el precio cayó un 20% y China ha reducido drásticamente su demanda. Para la merluza las ventas de filet tuvieron bajas tanto en volumen como en divisas y Brasil, que sigue siendo su principal mercado, redujo en un 25% sus compras. La merluza negra sigue con una tendencia a la baja y por el contrario, la centolla continúa mejorando el nivel de ventas con un precio estable.

Entre el 1 de enero y el 31 de marzo las ventas de langostino entero superaron las de 2020 tanto en volumen como en divisas, con una suba del precio promedio del 23%. Se exportaron en total 11.294 toneladas, lo que representa un crecimiento del 16,4%; y se recibieron 66 millones de dólares, lo que implica un aumento del 43%.

El principal mercado de destino fue España que, con más de 6 mil toneladas, demandó un 37% más que el año pasado y tuvo un crecimiento en divisas del 66%, pagando 5.609 dólares la tonelada. Rusia, con 1.700 toneladas se ubicó en el segundo mercado de importancia, aumentado el volumen de exportaciones en un 36% y en divisas un 83,5%, gracias a un aumento del precio del 35%. El valor del langostino también aumentó en los mercados de Sudáfrica, Italia, Francia y Japón, siendo este último el que mejor pagó a razón de 6.117 dólares la tonelada.

El mercado de las colas tuvo una baja en demanda del 5,5% con 18 mil toneladas exportadas por 127 millones de dólares, lo que representa una caída del 9,4%. El precio promedio cayó un 4,2%, ubicándose en 6.987 dólares la tonelada. Tailandia fue el principal comprador: con casi 4 mil toneladas aumentó la demanda un 125% pero en divisas el crecimiento fue del 105% porque el precio cayó casi 9 puntos. En segundo lugar se ubicó España, que compró un 17,7% menos que el año pasado y a un precio más bajo, requiriendo 2.700 toneladas a un valor de 7.412 dólares cada una.

A China fueron 2.200 toneladas, un 62% menos que en 2020 y por un valor casi dos puntos más bajo, a razón de 6.821 dólares la tonelada. Perú, que también compró menos, requirió volúmenes similares a los de España pero a un valor inferior, a razón de 6.188 dólares la tonelada. Si bien aumentó la demanda de los Estados Unidos, todavía sigue siendo baja en comparación con otros mercados: solo requirió 943 toneladas, pero por cada una de ellas pagó 8.917 dólares, siendo líder en precios.

En el primer trimestre las ventas de calamar fueron mejores que las de 2020. El crecimiento en volumen fue del 13% pero el precio tuvo una fuerte caída, en el orden del 20%, generando una baja en la recaudación. Se exportó más y se ganó menos; en total se vendieron 54.426 toneladas a un valor promedio de 2.038 dólares la tonelada, lo que da una recaudación de 111 millones de dólares.

El principal mercado de destino fue Corea, que creció un 154% llevándose 22 mil toneladas, pero pagó un 22% menos; el precio promedio para este mercado fue de 1.931 dólares la tonelada. Las ventas a China cayeron un 62% en volumen y además ello estuvo acompañado por una caída del 19% del precio: de vender 20 mil toneladas por casi 43 millones de dólares, se pasó a exportar 7.500 toneladas por 15 millones de dólares.

En contraposición con lo que ocurrió con el langostino, el precio del calamar ha caído fuerte en todos los mercados. El más bajo lo pagó Corea y el más caro España, donde cotizó 2.582 dólares la tonelada.

Las ventas de filet de merluza cayeron en volumen un 8% respecto del 2020 y en divisas un 13%, registrándose ventas totales de 14 mil toneladas por 37 millones de dólares, con un precio promedio de 2.722 dólares que se ubica 5,5% por debajo de los valores del año pasado en este mismo período. Brasil, que sigue siendo el principal mercado de este producto, sufrió la mayor baja en la demanda, en el orden del 20% en volumen y del 25% en divisas, como consecuencia de una caída también del precio.

España y Polonia se ubicaron en segundo y tercer lugar de importancia por volumen de ventas. En el primer caso la demanda creció un 11% y en el segundo un 45% pero con una caída del precio de 1,5 en el mercado español, que pagó 2.633 dólares la tonelada; el mercado polaco, a pesar de sufrir una baja del 4,4%, se mantuvo con uno de los mejores valores, a razón de 2.878 dólares la tonelada.

En el caso de la merluza en presentaciones que excluyen el filet hubo en cambio un aumento tanto en el volumen de ventas como en la recaudación, acompañado por una suba del precio promedio de casi 4 puntos, colocándose en 1.502 dólares la tonelada. En total se vendieron 7.332 toneladas, un 24% más que en 2020, y se recaudaron 11 millones de dólares. Rusia fue el principal mercado de destino, ubicándose muy lejos del resto con 3 mil toneladas compradas.

La codiciada merluza negra sigue en baja. En volumen las ventas cayeron un 37% pero en divisas un 58,5%, dado que el precio tuvo una estrepitosa caída del orden del 34%. En total se vendieron 684 toneladas a un valor promedio de 13.552 dólares; el año pasado el precio promedio se había ubicado por encima de los 20 mil dólares.

La centolla es la especie que sigue creciendo: este año, en el primer trimestre el volumen de ventas creció un 56,5% comparado con el 2020 y esos guarismos acompañaron la recaudación, dado que el precio promedio aumentó un punto, llegando a 17.214 dólares la tonelada. Los principales mercados de destino fueron Estados Unidos y China, entre quienes se repartió la casi totalidad de las 648 toneladas exportadas.vvvv