06/04/2021
Falla de una válvula provocó fuga de amoníaco en Mirabella

Evacuaron a más de un centenar de operarios en la pesquera ubicada en la zona costera de Puerto Madryn. Falló una válvula de alta presión del sistema de refrigeración. La pieza nueva había sido instalada hace menos de una semana. No hubo que lamentar desgracias personales.

Revista Puerto - Puerto Madryn - Planta de Mirabella - 02

Tres dotaciones de bomberos voluntarios de Puerto Madryn debieron intervenir este lunes por la mañana tras declararse una alerta por fuga de amoníaco en la planta pesquera de la empresa Mirabella, ubicada en la intersección de Avenida Rawson y Salta de esa ciudad.

A las 10:15 se recibió el llamado por la eventualidad suscitada en la sala de máquinas del establecimiento pesquero y se pusieron en marcha los protocolos de evacuación del personal, que en ese turno había alrededor de 120 operarios, quienes permanecieron frente a la planta mientras arribaban las dotaciones de Bomberos, Policía, Protección Civil y del área municipal de Ecología y Protección Ambiental.

También concurrieron ambulancias del sistema sanitario que trasladaron a algunas personas con mareos, pero que no revistieron mayores complicaciones y no requirieron hospitalización.

El empresario Gastón Domecq Chantry explicó a Revista Puerto que la fuga se produjo en una válvula que había sido recientemente instalada, por lo que se realizará por estas horas un peritaje para determinar si hubo una falla de material que derivó en el escape que fue importante.

“Estaba el turno mañana y las devenadoras, eran algo más de cien personas trabajando. La evacuación fue prolija, no hubo lastimados, ni víctimas. Sí algunas personas presentaron mareos, pero nada grave”, evaluó.

“Quiero destacar la inmediata asistencia de los bomberos de la ciudad de Puerto Madryn que actuaron con mucha profesionalidad”, puntualizó. Y respecto de las posibles causales del evento, sostuvo que “hemos podido determinar que la fuga se dio en una válvula de alta presión, la cual era nueva, y había sido cambiada hace seis días”.

El ejecutivo de Mirabella explicó que se hizo el recambio de la pieza porque la anterior ya era vieja “y fue parte de la renovación del equipo de refrigeración de la planta. Por este motivo, este martes se hará presente un ingeniero auditor para que verifique y especifique cuál ha sido el motivo del episodio”.

Gastón Domecq Chantry mencionó que “se trataría de una falla de material del fabricante de la válvula de alta presión. La fuga producida fue importante. No se rompió el acople, sino que fue la válvula propiamente la que se rompió. Pudimos aislar el lugar, y controlarlo con la ayuda de los bomberos y en muy poco tiempo se pudo normalizar”, relató sobre lo acontecido.

En tanto, valoró la capacitación que se realiza con el personal de la pesquera “para que siempre estén preparados para una eventualidad de este tipo. Esto les permite saber por donde salir y cuáles son las vías rápidas de escape en caso de que algo así suceda. Por suerte, esto no ocurrió dentro de la planta propiamente dicha, sino en la sala de máquinas, lo que facilitó que todos pudieran salir rápidamente y esperar afuera a que se disipe el amoníaco y se controle la fuga”, mencionó.

Domecq Chantry sostuvo que la planta continúa operativa y normalizada, porque “al ser una sola válvula se aisló. Tenemos un sistema de seguridad que nos da la posibilidad de aislar todos los sistemas distintos para que en caso de que haya un problema o se deba hacer mantenimiento, se pueda seguir trabajando. Fue un sector dentro del mecanismo de máquinas, pero no afecta a la totalidad del sistema. Esto permite aislar el lugar y seguir operando con normalidad”, aclaró.

Finalmente, aprovechó la ocasión para agradecer “la rápida y profesional tarea de los bomberos voluntarios de Puerto Madryn, como así también la inmediata respuesta del sistema sanitario que desplegó ambulancias para atender la situación que felizmente no tuvo víctimas ni lesionados”, concluyó.