28/04/2021
La flota amarilla de Chubut pidió la conciliación obligatoria

Ante la falta de respuesta por parte del SOMU y el SiCoNaRA a la propuesta formulada la semana pasada para destrabar la paritaria para las pesquerías de las especies Merluccius hubbsi y Engraulis anchoíta, la CAFACh solicitó la conciliación obligatoria. La Secretaría de Trabajo de Chubut resolvería este miércoles.

Revista Puerto - Chubut - Flota amarilla - 02

La Cámara de la Flota Amarilla de Chubut (CAFACh) formalizó el pedido a la Secretaría de Trabajo para el dictado de la conciliación obligatoria con los gremios SOMU y SiCoNaRA respecto de la paritaria del sector para las pesquerías de las especies merluza común y anchoíta, ante la falta de respuesta de parte de los sindicatos a la propuesta que se formuló la semana pasada.

El miércoles anterior se mantuvo una reunión ampliada en la Casa de Gobierno en Rawson donde se puso sobre la mesa de negociación una alternativa para zanjar la situación en lo inmediato, mantener abiertas las negociaciones y sacar los barcos a pescar.

Las empresas aceptaron que la base de la discusión sea un 39 por ciento de incremento salarial, pero que simultáneamente se siga debatiendo y negociando otros puntos porcentuales, aunque con la condición de estar con los buques operativos pescando.

Ese ofrecimiento fue aceptado por la Asociación de Capitanes, pero los gremios de la marinería y de los conductores navales y motoristas, pidieron un plazo de 48 horas para responder.

Ni el SOMU ni el SiCoNaRA se pronunciaron al respecto, lo que motivó que la cámara que nuclea a la flota amarilla optara por solicitar el dictado de la conciliación obligatoria, atento a que la situación se agudiza con las plantas de procesamiento, principalmente de Comodoro Rivadavia, desabastecidas sin materia prima para su procesamiento.

El Secretario de Trabajo de Chubut, Cristian Ayala, mantenía al cierre de esta edición diversas reuniones y resolvería sobre la cuestión en la mañana de este miércoles, y estarían dadas las condiciones previstas en esa herramienta administrativa. Una conciliación obligatoria abriría una ventana de 15 días para continuar negociando, pero con la flota operativa.

Otro dato insoslayable, es que la pesquería de Merluccius hubbsi en el Golfo San Jorge se da durante los meses de marzo, abril y mayo, por lo que ya se perdió más de la mitad del tiempo operativo, y la paralización de las plantas de procesamiento de Comodoro Rivadavia es la principal secuela que deja esta dilación del conflicto.