28/04/2021
“Somos gente de trabajo que la pasa mal, que lucha para poder comer”

El Ministerio de Trabajo intervino en el conflicto de la pyme Sebastián Gaboto ligada a El Marisco y dicto la conciliación obligatoria luego de otra jornada de protesta que incluyó quema de gomas frente al frigorífico para visibilizar el reclamo. Piden un garantizado de 48 mil pesos y más horas de trabajo.

Revista Puerto - Mar del Plata - Protesta en El Marisco - 02

El Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires dictó este martes por la tarde la conciliación obligatoria en el marco del conflicto que involucra a los trabajadores del pescado de la pyme Sebastián Gaboto, ligada a El Marisco.

Los 75 trabajadores no estaban de paro, pero sí, desde la semana pasada, hicieron visible el reclamo que vienen sosteniendo para que Antonio Di Leva les entregue más pescado para procesar y así poder percibir mayores ingresos.

“Este mes trabajamos solo dos veces”, reconoció Raúl Soria, el delegado de la pyme, que hace 22 años trabaja para Di Leva; los último cinco, en blanco desde que decidió registrarlos en esta empresa que procesa pescado sobre la calle Vértiz, en la ciudad de Mar del Plata.

El Ministerio intervino luego de otro día de protesta frente al frigorífico de El Marisco donde los trabadores quemaron neumáticos, y provocaron no solo la intervención de policía y bomberos, sino la protesta de los propios vecinos e industriales de la cuadra, quienes advirtieron que hubo casos de menores que debieron ser retirados de sus casas, ahogados por el humo negro.

“Pedimos disculpas a todos por los problemas que ocasionamos; pero no hay otra manera de que nos escuchen si no hacés un poco de lío. No somos piqueteros ni revoltosos; simplemente no queremos que nos hagan pasar hambre. Tenemos que pelear por nuestros hijos, no nos queda otra para pelear por un plato de comida”, confesó el Delegado.

Soria remarcó siempre que no se sienten cómodos quemando gomas. “Somos gente de trabajo que la pasa mal, que lucha para poder comer. El que no tiene más de 20 años de antigüedad tiene 18 años, 15 años. Lo único que queremos es trabajar”, amplió el obrero.

En la audiencia intervino Gadea Rivera como representante legal de la patronal y Raúl Calamante, el representante del Ministerio de Trabajo provincial, junto con dirigentes del SOIP y representantes de Sebastián Gaboto.

Desde el gremio hicieron público el pedido que reclaman los trabajadores si no aumenta el nivel de trabajo porque, aseguran, Di Leva vende el pescado entero que traer a muelle con sus barcos fresqueros. “Pedimos una garantía de 48 mil pesos”, aseguró Soria.

Desde el Ministerio anticiparon que van a analizar bien el caso y determinar si Di Leva ha recibido o recibe alguna ayuda de parte del Estado, ya sea el ATP o el Repro, que determine alguna obligación de generar trabajo para sus obreros.

La próxima audiencia quedaría fijada para la semana que viene. Los trabajadores de Sebastián Gaboto confirmaron que la conciliación será acatada, aunque tienen pocas esperanzas de que Di Leva los llame a trabajar en los próximos días.