24/05/2021
Fueron contacto estrecho pero salieron a pescar: volvieron todos contagiados

Ocurrió en el fresquero Porto Belo I. El barco llegó el viernes a Mar del Plata y se confirmaron diez positivos. El buque había tenido tres en la anterior marea. Dos de los aislados por contacto estrecho volvieron a salir. Desde el SiCoNaRA denunciaron el caso ante Prefectura.

Revista Puerto - BP Porto Belo I - 02
Por Roberto Garrone Fotos Diego Izquierdo

Desde que comenzó la pandemia y rigen los protocolos sanitarios en Mar del Plata ha habido casos de todos los colores. Barcos que no denunciaron tripulantes sintomáticos y evitaron que se active el protocolo, otros que los denunciaron pero finalmente tuvieron resultaron negativos. Otros en los que se contagiaron todos y algunos en que apenas uno solo.

La historia del Porto Belo l y sus contagios de covid excede todo lo visto hasta ahora. Nunca pasó lo que ocurrió en el fresquero, y vuelve a poner en un primer plano una cuestión central: más allá de cualquier protocolo, es indispensable la responsabilidad individual a la hora de disminuir los riesgos de contagios.

El barco de la empresa “Faro Recalada SA”, de los hermanos Di Bona, amarró el viernes 14 de mayo. Ahora está pintado de rojo pero opera a variado costero a 13 horas al norte del puerto marplatense. En el momento de la descarga no se activó el protocolo porque los nueve tripulantes bajaron sin ningún síntoma compatible con el covid. Pero a las pocas horas uno de los marineros avisó que se sentía mal, y se fue a hisopar por sus propios medios.

Con el resultado positivo avisó a la empresa desde donde mandaron a hisopar el resto de la tripulación. Ese relevamiento arrojó un nuevo positivo: el oficial de máquinas. El segundo, que había dado negativo, tuvo dolores de cabeza al rato y tras un segundo hisopado, dio positivo.

El resto quedó aislado por ser contacto estrecho y la empresa desinfectó el barco, cambió colchones por unos nuevos y lo mismo hizo con toda la ropa de cama.

El lunes el barco volvió a zona de pesca. La sorpresa es que dos de los marineros que figuran en el rol de embarque formaron parte de los contactos estrechos y como tales, deberían guardar reposo para preservar su salud, pero también para evitar posibles nuevos contagios.

Desde la empresa aseguraron que ambos fueron hisopados y dieron negativo, y que uno de ellos había tenido covid hace un mes con lo cual el riesgo de contagio no era tal. El caso se conoció el martes pasado cuando desde el SiCoNaRA advirtieron de la irregularidad al constatar el libro de rol de embarque en Prefectura.

En un principio se dijo que el barco volvería el miércoles porque tenía una falla en el posicionamiento satelital, pero eso no ocurrió y siguió pescando hasta que completó marea y regresó a puerto el viernes.

En un principio los gremios marítimos estaban decididos a presentar una denuncia en la propia fuerza, pero con el correr de las horas esa iniciativa se fue disipando. Eso fue cuando se pensaba que el barco ingresaría de manera anticipada.

Cuando en el SiCoNaRA comprobaron que había tripulantes del Porto Belo I con síntomas, terminaron de apurar la nota en Prefectura. Marcelo Torres, secretario Adjunto de la delegación Mar del Plata, reveló lo que sucedió con los tripulantes: que no habían cumplido los catorce días de aislamiento preventivo y obligatorio, y pidió que Prefectura controle su efectivo cumplimiento ahora que ya no son tres los positivos sino diez, la totalidad de la tripulación.

Casi en simultáneo con lo que ocurría en el Porto Belo I se conocieron otros barcos cuyas tripulaciones registraron algún contagio. En la lista que hacían en el sindicato de conductores aparecían el Juan Pablo II, San Pascual, Faro y en el Centauro 2000 habían surgido antes de zarpar.

En el otro en que hubo síntomas fue en el Ponte de Rande, que se encuentra en alta mar y volvería a puerto Mar del Plata luego de ser rechazado su arribo en Puerto Deseado. De esa tripulación debía formar parte el marinero Aguirre, quien falleció el domingo pasado de un paro cardiorrespiratorio mientras cumplía el aislamiento por covid en un hotel de Mar del Plata.