24/05/2021
La mayoría de los gremios levantaron el paro, pero la prospección se aplazaría por mal tiempo

La Asociación de Capitanes y el SiCoNaRA levantaron la medida de fuerza que habían extendido luego de cumplir las 48 horas de paro que impulsaron la semana pasada los gremios marítimos y fluviales ante el reclamo de vacunas. El ciclón extratropical que azota el litoral marítimo obligaría a postergar el relevamiento del langostino.

Revista Puerto - Capitanes y SiCoNaRA levantan paro - 02
Por Roberto Garrone Fotos de archivo

Si bien al cierre de esta edición desde la Subsecretaría de Pesca mantenían el hermetismo sobre la decisión a adoptar de cara a un posible aplazamiento de la fecha de apertura de la prospección de langostino en el área de veda permanente de merluza, desde sectores empresariales y gremiales daban como un hecho que habría una demora en el comienzo del relevamiento.

El ciclón extratropical que azota buena parte del territorio argentino y despliega fuertes ráfagas de viento en ciudades costeras, algunas de más de 80 kilómetros por hora, regala esta situación de incertidumbre sobre el futuro de la prospección en la fecha del 25 de mayo como estaba previsto.

El pronóstico extendido refiere que estas condiciones adversas se mantendrán por las próximas horas y recién habría una ventana de buen tiempo entre el 27 y 28 de mayo, que podría permitir a la flota zarpar y se posicionarse en las subáreas asignadas.

Pero ya hay planteos, informales, de representantes de barcos fresqueros, quienes aseguran que las condiciones del mar no son las más propicias para realizar la prospección y de llevarlo a cabo los resultados podrían ser parciales o poco representativos de lo que ocurre en realidad.

Del otro lado hay presiones de la flota tangonera congeladora de poder empezar cuanto antes el relevamiento para evitar la extensión del período de aislamiento al que han sometido a las tripulaciones luego del correspondiente hisopado negativo.

En las próximas horas la autoridad de aplicación deberá tomar una decisión. La más sencilla parece tener a todos los sectores de acuerdo: en estas condiciones es imposible comenzar la prospección en la fecha que estaba prevista.

La otra es más difícil y no conformaría a todos: hasta cuándo posponerla. Algunos quieren que comience el propio 27, a más tardar el 28. En cambio, los fresqueros piden no arrancar sino hasta el lunes 31, fecha en que los vientos ya serían historia y la columna de agua volvería a tener cierta calma y orden.

Habrá que ver si las autoridades consultan a los investigadores del INIDEP, quienes a juzgar por antecedentes que han regalado las prospecciones sobre esta pesquería, siempre se han mostrado favorables a una participación plena y no parcial de la flota, para tener una mayor representatividad en los resultados.

Más allá de esta situación, en la flota ya no hay paros que afecten sus movimientos. El sábado a la mañana fue Jorge Frías quien anunció que se levantaba la medida de fuerza que habían extendido como los oficiales de máquinas.

Siempre es una confusión todo lo que rodea al Secretario General de la Asociación Argentina de Capitanes. Porque había decidido extender un paro, pero les había transmitido a los oficiales que cada uno era dueño de decidir como quisiera. Un paro con libertad de acción.

El anuncio de su “levantamiento” no privó a Frías de mostrarse meloso con autoridades y empresas en la lucha común para conseguir las vacunas y revisar los protocolos. “Se acordó con el Sr. Subsecretario proceder en forma conjunta con las distintas cámaras empresariales, a realizar las revisiones necesarias a las medidas de seguridad sanitarias hoy vigentes para la actividad, incluyendo disposiciones en resguardo de las responsabilidades que tiene el capitán abordo, con el objeto de asistirlo en forma adecuada frente a la manifestación de casos sospechosos de COVID-19 en la tripulación”, dijo Frías.

En el SiCoNaRA levantaron la medida unas horas más tarde, sobre la noche de ese sábado, pero cuando tuvieron una nota firmada por el propio Subsecretario de Pesca en que se comprometía a brindar la asistencia adecuada ante cada una de las detecciones de casos positivos de covid, y a realizar el desembarco inmediato de las tripulaciones y la contención adecuada de la situación.

“Asimismo, es dable remarcar que el presente compromiso, implica asegurar que se resolverán los casos de emergencia que se presenten, garantizando la salud de los tripulantes, a los efectos de resguardar la seguridad de los marinos, de los buques y de la ciudadanía”, establece la nota elevada al SiCoNaRA firmada además por autoridades sanitarias, del Ministerio de Trabajo y Transporte.

Pero acá no termina la historia. Desde el SOMU anticiparon que se plegarán, junto a los 11 gremios marítimos y fluviales a la nueva jornada de protesta prevista para esta semana, con un paro de 48 horas que comenzaría el miércoles 26 de mayo.

Lo confirmó el propio Raúl Durdos, secretario General del gremio, avalando el comunicado que habían emitido la semana pasada, luego que fracasara la reunión que tuvieron con autoridades ministeriales en que se les reiteró la imposibilidad de que el personal de la marina mercante pueda ser incluido como personal estratégico en el plan de vacunación.

Luego de esa reunión hubo otras en que surgió la promesa de aguardar 40 días para que pueda haber vacunas para el personal marítimo y fluvial, y más tarde se acordó que los gremios confeccionen listas con los afiliados que requieren de la vacunación de manera prioritaria para que el plan arranque con los casos más urgentes.

Más allá de estas novedades y respuestas, los gremios decidieron llevar a cabo la segunda medida de fuerza. Veremos en las próximas horas si se mantiene en pie o encuentran la manera de levantarla para que la prospección de langostino pueda ponerse en marcha, en la fecha que terminen decidiendo.