31/05/2021
Loba Pesquera: locación del Miss Patagonia y transferencia del Sirius

La semana pasada la jueza Tonto de Bessone, que entiende en el concurso de la pesquera, ahora controlada por Maronti, autorizó el traspaso del permiso y la cuota del activo de Loba al barco que alquilaron a Pesquera Veraz por treinta meses, hasta que construyan uno nuevo en SPI.

Revista Puerto - BP Miss Patagonia
Por Roberto Garrone Fotos de archivo

Loba Pesquera, ahora en manos de Maronti, logró la autorización del juzgado donde se tramita su concurso preventivo de acreedores para transferir el permiso de pesca y cuota de captura del buque Sirius en favor del Miss Patagonia, barco de Pesquera Veraz, con la cual Loba celebró un contrato de locación por treinta meses por un millón de dólares más IVA, hasta tanto construya el barco nuevo con el que reemplazará al buque cedente, obra que se realizará en SPI Astilleros.

Mariana Lucía Tonto de Bessone, titular del Juzgado en lo Civil y Comercial N° 10 de Mar del Plata, resolvió la semana pasada en el marco del expediente 24554-2018 “Loba Pesquera/Concurso Preventivo (pequeño)” hacer lugar al pedido de la concursada.

La Jueza autorizó a Loba Pesquera a transferir de manera provisoria el permiso de pesca irrestricto con una Cuota Individual Transferible de Captura (CITC) del 1,1398% de la Captura Máxima Permisible determinada para la especie Merluza Hubbsi o común, originalmente del buque Sirius, Mat. 0905 propiedad de Loba Pesquera al buque locado, Miss Patagonia, por el término de treinta meses. Loba y Pesquera Veraz firmaron el contrato el 6 de mayo pasado.

El acuerdo con Pesquera Veraz para la locación del pesquero estableció un monto de un millón de dólares más IVA, que se pagarán en treinta cuotas iguales y consecutivas de 33.333,33 dólares más IVA cada una, según el contrato que figura en el expediente.

En ese lapso la concursada se compromete a construir un nuevo barco al cual le transferirá el permiso que ahora provisoriamente le cede al Miss Patagonia, el cual será construido, según se le informó a la Jueza, en astilleros SPI.

Tonto de Bessone intimó a Loba Pesquera a que, una vez reiniciada la explotación empresaria con el buque locado, informe mensualmente en los presentes actuados sobre la reactivación de la explotación económica.

Loba Pesquera logró esquivar la venta del Sirius, su principal activo, a partir de septiembre del año pasado. En ese momento entra en escena Maronti, la empresa de Antonio Baldino, el sobrino de Pedro Baldino, quien inyectó dinero para abonar los créditos laborales y diseñar un plan para reemplazar al pesquero, que hace un par de años que ya no pesca y será desguazado para luego hundirse en el Parque Submarino Cristo Rey.

Loba Pesquera despidió mediante telegrama a todos los trabajadores efectivos bajo convenio del SOIP y también a los marineros. Sumando los obreros del pescado que se vinculaban a sus plantas satélites bajo el formato de cooperativas, la lista superaba ampliamente las 150 personas. Con la mayoría de los efectivos ya arregló pagando el 50 por ciento de la indemnización.

El Sirius tuvo varios interesados en quedárselo. Primero había sido Antonio Solimeno que incluso había depositado una seña por una operación de poco más de 1,3 millones de dólares. Luego apareció el propio Pedro Baldino que ofertó más de 2 millones de dólares y puso una seña de 500 mil dólares, la cual había sido aprobada por la Sindicatura.

Ese dinero todavía estaba depositado en una cuenta judicial cuando la jueza avaló el rescate de Loba que realizó Maronti y la autorizó a seguir disponiendo de sus bienes. O de su único bien, el permiso del fresquero.

Pedro Baldino apeló la medida de la jueza en primera instancia y todavía la Cámara no se pronunció al respecto. Mientras tanto, Tonto de Bessone ahora autoriza la transferencia al Miss Patagonia a partir que Loba refirió la construcción del nuevo buque que se realizará en SPI Astilleros.

“Habiéndose ya consensuado el organigrama de trabajo, y acordado un primer plan de pagos; aclara que tanto la firma concursada como su socia mayoritaria (Maronti SA, titular del 95% de las acciones de Loba Pesquera), están gestionando préstamos ante el Banco de la Nación Argentina y el BICE, que asumirá Maronti SA por el momento, ya que la concursada no posee actividad comercial alguna desde su presentación en concurso y que dicho buque estará en condiciones de navegar en un plazo aproximado de tres años”, expuso la jueza.

En otro fragmento de su resolución, la magistrada avala la autorización de la transferencia del permiso del Sirius en función de que permite la reactivación urgente e inmediata de la empresa, sin que los activos se vean afectados.

Habrá que ver si Loba cumple el otro compromiso asumido ante la justicia. La reactivación que implica la autorización de la transferencia transitoria del permiso del Sirius al Miss Patagonia, “permitiría a la empresa obtener fondos propios a fin de continuar su explotación, con la consiguiente contratación de personal”.