24/05/2021
Media sanción al cupo femenino y de diversidades en la flota pesquera

Senadores aprobó el proyecto de modificación de la ley de pesca para incorporar un cupo del 30% de mujeres y un 1% de travestis y trans, como mínimo, en un plazo de cinco años. Habrá beneficios fiscales por diez años para quienes cumplan y multas para los que no lo respeten.

Revista Puerto - Senado de la Nacion

El jueves 20 de mayo en una sesión especial del Senado de la Nación se dio tratamiento y aprobación al proyecto de modificación de la Ley Federal de Pesca para incorporar un cupo obligatorio del 30% de mujeres y del 1% de diversidades en la flota pesquera. Se darán cinco años para alcanzar este porcentaje mínimo, habrá beneficios impositivos por diez años para quienes lo cumplan y multa para quienes lo incumplan. Tras lograr media sanción, el proyecto se ha girado a la Cámara de Diputados. Ya se escuchan voces disidentes desde el sector empresario y del gremio de Capitanes.

La diputada Nancy González del Frente Todos de Chubut sometió a consideración este jueves, en la Cámara de Senadores, el Régimen de Promoción y Participación de las Mujeres y Diversidades en el Sector Pesquero, que fue presentado por primera vez en 2019. Se busca modificar el artículo 40 la Ley Federal de Pesca referido a las tripulaciones.

“El proyecto de ley que ponemos a consideración es para garantizar el acceso y el progreso de las mujeres, travestis y trans a los barcos de la flota pesquera. En realidad, también estamos modificando una parte de la Ley de Pesca, que en su articulado disponía de la tripulación y especificaba la nacionalidad, pero nada hablaba de lo que era el cupo de mujeres”, indicó la senadora.

El artículo 40 incorporaría los incisos d y e en los que se establece que como mínimo el 30% del personal de la tripulación de los buques pesqueros deberá estar constituida por mujeres y el 1% por personas travestis, transexuales y transgénero; aclarándose que se trata de un mínimo y no de un máximo.

El proyecto tiene metas de cumplimiento, estableciéndose que podrán ingresar al Régimen de Promoción con beneficios fiscales quienes en el primer año cumplan con un 20% del cupo establecido, 60% en el tercer año y 100% en el quinto.

“No es que los armadores o la gente que las va a venir a contratar lo hará de un año para el otro. Nosotros proponemos que llegar a ese porcentaje de mujeres va a llevar, progresivamente, cinco años para que entre en su totalidad la vigencia de esta ley”, precisó González en su exposición.

“Los beneficios fiscales para estas empresas que cumplan con el cupo del 30 por ciento, van a ser por diez años”, anunció la senadora. Dichos beneficios refieren al pago obligatorio “del 50% de las contribuciones que las leyes nacionales imponen a cargo de los empleadores, quienes además tendrán derecho al cómputo de una deducción especial en la determinación del impuesto a las ganancias o sobre los capitales, equivalente al 70 % de las retribuciones correspondientes del personal mujeres, travesti, transexual o transgénero embarcado en cada período fiscal.

El proyecto incorpora además un artículo especial titulado Techo de Cristal, con el que se busca promover la aplicación del cupo en todos los puestos dentro del buque, quedando especialmente incluidas aquellas que sean de jerarquía como capitanías.

“Los armadores que cuenten con personal jerárquico mujeres, travesti, transexual o   transgénero tendrán derecho al cómputo, a opción del contribuyente, de una deducción especial en la determinación del impuesto a las ganancias o sobre los capitales, equivalente al 100 % de las retribuciones correspondientes a ese personal”.

El proyecto establece que aquellas empresas que incumplan con los plazos establecidos para la incorporación de cupo femenino y de disidencias deberán abonar una multa a determinar por la autoridad de aplicación que integrará el financiamiento del Fondo Nacional Pesquero (FONAPE)  que se destinará para financiar la formación y capacitación del personal de la pesca en cuestiones relativas a las temáticas de género a través de los institutos oficiales como la Prefectura y el Ministerio de Mujeres.

La senadora concluyó su exposición señalado que la iniciativa parlamentaría surgió tras reunirse durante un año con mujeres que trabajan en el sector y que le confirmaron que “eran discriminadas permanentemente por su condición de género”, aduciendo “que no responden físicamente al trabajo que se realiza en un buque pesquero”.

Nancy González aseguró que “contamos con un gran número de mujeres formadas para estas tareas, pero siempre son las últimas en subir a los barcos”. Citando de la Organización Marítima Internacional, planteó que solo el 2% de las mujeres forman parte de la flota marítima y que el 92% están en cruceros, lo que evidencia “un fuerte sesgo con relación a los roles de género y a las tareas que pueden ocupar las mujeres”.

Finalmente indicó que muchos países ya cuentan con este tipo de legislación que contempla el ingreso de mujeres en el sector pesquero y pidió a sus pares que acompañen este proyecto “solicitado por las mujeres que se capacitaron para ocupar esos cargos”. La legisladora instó a las empresas a que lo cumplan cuando “se convierta en ley”. La propuesta fue aprobada con 52 votos afirmativos y 3 abstenciones.

En el sector pesquero la primera reacción no fue buena y vino de la mano del secretario general del gremio de Capitanes, Jorge Frías, quien a través de su cuenta de twitter indicó: “Es lamentable el nivel de desconocimiento para legislar. No se podría imponer lo que no está prohibido y menos a privados. Todos los argentinos tienen derecho a certificarse y pescar cumpliendo con la normativa, no es una cuestión de #genero en #pesca o en #mercante y #fluvial”.

Por su parte, desde el sector empresarial una sola voz se ha hecho pública. El empresario Damián Santos en respuesta al mensaje de Frías indicó: “Existe un país donde autoridades pesqueras trabajan en forma conjunta con los empresarios y sindicatos para mejorar la actividad pero una senadora presenta un proyecto que puede tirar por la borda todo ese esfuerzo sin consultar a casi nadie!! Argentina no lo entenderías!”

El proyecto con media sanción de Senadores ha sido girado a la Cámara de Diputados para su tratamiento que ya promete un áspero debate.