26/05/2021
Trelew: becarios de pesqueras reclaman encuadramiento sindical

Se trata de personas que fueron incorporadas a un programa de capacitación en plantas pesqueras en calidad de becarios por el plazo de dos años. Ahora piden cobrar como los trabajadores enrolados en el convenio colectivo del STIA.

Revista Puerto - Adrian Maderna - Intendente de Trelew - 01

Adrián Maderna, intendente de Trelew.

Por Nelson Saldivia

Lo que representaría una desnaturalización de un ambicioso programa de fomento y capacitación de mano de obra en la actividad pesquera se estaría gestando en Trelew, a partir de que un grupo de becarios, denominación que tienen quienes fueron incorporados el año pasado a un plan de calificación de recursos humanos en plantas pesqueras, estaría buscando un encuadramiento sindical.

En septiembre de 2020, el intendente Adrián Maderna suscribió un convenio de becas con empresas pesqueras y el sindicato del STIA con el objetivo de formar mano de obra calificada en la actividad pesquera para que posteriormente sean absorbidos en las plantas instaladas en el Parque Industrial de Trelew.

Inicialmente, las becas fueron planificadas por un plazo de 24 meses y están direccionadas a potenciar la producción de merluza y otras especies, en la formación del oficio de fileteros. Pero lo que comenzó como un programa de fortalecimiento laboral amenaza con transformarse en una andanada de juicios laborales.

A ocho meses de haber iniciado el programa, los becarios que realizan tareas de capacitación en las pesqueras de Trelew piden, impulsados por sectores sindicales, quedar encuadrados dentro del convenio colectivo de trabajo del STIA para quedar en iguales condiciones que el resto de los trabajadores y consecuentemente recibir una remuneración en esos términos y no una beca como hasta ahora.

El tema circula hace semanas y de avanzarse en acciones judiciales con reclamos de índole laboral podría derivar con la cancelación del programa, ya que las empresas pesqueras que aceptaron incorporar becarios para que se formen en la actividad, no quieren quedar expuestas a eventuales demandas que pudieran suscitarse.

Un grupo de becarios habría solicitado asesoramiento en materia de legislación laboral y la extensión de 24 meses en esa calidad no estaría previsto en la normativa, aunque las partes suscribieron convenios aceptando esas condiciones de capacitación para una eventual posterior incorporación como trabajadores formalmente registrados.

Tampoco ha pasado por alto que el tema tenga una vertiente o impulso político, toda vez que desde la oposición se solicitó hace dos meses un requerimiento a la Municipalidad de Trelew para que se informe al Concejo Deliberante las condiciones de seguridad e higiene, y coberturas de salud y de riesgo de trabajo de los becarios; y el rol que le compete a la Municipalidad en caso de verificarse incumplimientos por parte de las empresas.

La desnaturalización de un programa de capacitación de mano de obra podría finalmente terminar conspirando contra la generación de empleo ya que otras empresas evitarían exponerse a demandas, cuando el objetivo original era calificar recursos humanos, y originalmente se tenía la colaboración sindical.