01/06/2021
Inicio de prospección de langostino y advertencia del INIDEP

Cuando la campaña cursa su segundo día de pesca en aguas nacionales dentro de la veda, desde el INIDEP señalan la importancia de seguir de cerca el accionar de la flota, ante un posible aumento del esfuerzo pesquero que devuelva el recurso al estado de incertidumbre de los últimos años.

Revista Puerto - Langostino - 02
Por Karina Fernández

Se inició la prospección en aguas nacionales dentro de la veda de merluza y un reciente informe del INIDEP advierte la importancia de seguir al detalle lo que sucede durante esta temporada. El aumento del número de barcos que operó en el sector norte y la falta de cobertura con observadores de la flota fresquera, pusieron en alerta a los investigadores respecto de lo que pueda ocurrir este año. Si el nivel de esfuerzo vuelve a aumentarse, la población podría reaccionar como ocurrió en años pasados, cuando el tamaño de los ejemplares era más pequeño, las concentraciones menores y el período de desove se vio desplazado. En ese sentido advirtieron sobre la falta de cobertura de la flota fresquera durante el inicio de la temporada en el sector norte, indicando que los datos de este estrato se limitaron a los proporcionados durante la prospección.

Ayer se dio comienzo a la prospección de langostino en aguas nacionales dentro la veda para la protección de juveniles de merluza. Están participando 24 buques, 18 congeladores y 6 fresqueros, que recolectarán datos en cinco subáreas de manera simultánea por cuatro días. El área está comprendida entre los paralelos de 44º y 46º 30’ Sur y los meridianos de 62º y 64º 30’ Oeste.

Las perspectivas para la temporada que está por iniciarse son buenas, según lo señalan los datos de la última campaña realizada en esa zona. La disminución del esfuerzo pesquero, especialmente en número de viajes durante el año pasado, habría generado un escenario propicio de recuperación de algunos indicadores.

La presencia de mayores concentraciones de langostino grande y la existencia de una concentración extraordinaria en Rawson, serían “un indicio, principio, de que la biomasa disponible de langostino para su cosecha por pesca en la temporada 2021 será mayor que la correspondiente a la temporada 2020”, señalaron entonces los investigadores.

Desde el INIDEP ahora han indicado que en este próspero escenario que promete la temporada 2021 la administración del recurso no debería relajarse, si lo que se busca en no volver a situaciones de mayor incertidumbre, como las vividas en los últimos tres años, con descenso de la abundancia, del tamaño de los ejemplares y un desplazamiento del proceso reproductivo que llevó a retrasar el inicio de la temporada.

Tras analizar el comportamiento de la flota en el sector norte, donde se aumentó el número de barcos (de 57 a 91) y de toneladas descargadas respecto de lo registrado el año pasado, los investigadores realizaron una serie de observaciones de cara a la zafra que está por comenzar.

“Como ya ha sido expresado ante las autoridades del Consejo Federal Pesquero, el panorama de aumento en el número de buques que se encuentran operando sobre el recurso es motivo para que se haga un seguimiento detallado de la presente temporada”, advirtieron.

Haciendo referencia a lo observado en la última campaña indicaron que “el langostino ha demostrado responder rápidamente a los distintos niveles de explotación y esfuerzo pesquero aplicado, con una recuperación en los niveles de biomasa estimados para marzo de 2021 con respecto a los años precedentes, gracias a la disminución del esfuerzo pesquero aplicado durante las temporadas de pesca 2019 y 2020”.

Pero a la vez señalaron que “si este nivel de esfuerzo vuelve a aumentarse, la población podría reaccionar como ocurrió en años pasados, disminuyendo sus niveles de biomasa disponibles”. Por tal motivo consideraron de “vital importancia para el recurso lo que suceda en aguas nacionales, dentro del área de veda de protección de juveniles de merluza”.

Para tener un seguimiento continuo del recurso es necesario contar con la información de los observadores a bordo y en ese sentido lo sucedido en el norte no da tranquilidad a los investigadores, dado que solo se contó con datos de buques congeladores.

“A pesar de la importancia de la flota fresquera que opera sobre las concentraciones de langostino, no se tiene información alguna de la misma para el período de análisis. El compromiso de este estrato parece estar limitado únicamente a la realización de las prospecciones”, lamentaron en el Programa Langostino del INIDEP.

El inicio de la temporada en el norte arrojó buenos resultados y es muy probable que algo similar ocurra con la prospección que está en curso dentro de la veda. En este escenario de abundancia, tomar en consideración las recomendaciones de los especialistas será determinante para proteger el recurso y garantizar la continuidad de buenas temporadas a futuro.