09/06/2021
Se va ampliando el conocimiento sobre el abadejo

Comparando los datos obtenidos en la prospección de marzo de 2021 con los de mayo de 2020, las investigadoras del INIDEP pudieron elaborar hipótesis sobre la migración del recurso tras el desove y su distribución de tallas en una zona de interés sobre el límite de las 200 millas.

Revista Puerto - Abadejo - 02

En marzo se realizó una prospección de abadejo sobre un corredor ubicado sobre en el borde de la isobata de 200 metros, entre los paralelos de 40 y 43 grados. La comparación con la prospección realizada en el mismo lugar en mayo de 2020 permitió a las investigadoras del INIDEP establecer una hipótesis respecto de la migración del abadejo tras el desove. En marzo se observó una mayoría de ejemplares adultos y sexualmente activos, mientras que en mayo se habían detectado una mayoría de juveniles en estado de reposo. Las campañas dirigidas y las prospecciones van sumando conocimiento sobre el recurso, que para la ciencia se encuentra en estado de sobreexplotación, mientras desde el sector empresario se insiste en que existe una subestimación de la abundancia.

Durante la prospección realizada promediando el mes de marzo, la captura total de abadejo estimada fue de 588,6 toneladas, volumen próximo al cupo de 600 toneladas asignado para la prospección; y se verificó un descarte inferior al 1,1%

En la experiencia intervinieron seis barcos, se efectuaron 270 lances de pesca y en 89 se colectaron muestras dentro y fuera del área de prospección. En siete de los 12 viajes, las capturas de abadejo superaron las 50 toneladas y la especie representó entre el 36 y 67% de la captura total. Dentro del área de prospección, se efectuaron 215 lances de pesca, se colectaron 76 muestras y se analizaron 12.470 individuos.

Algunos buques realizaron lances de pesca por fuera de las áreas definidas para la prospección. En total se observaron 55 lances repartidos en seis rectángulos estadísticos, donde se registró una captura total de aproximadamente 320 toneladas, con escasa presencia de abadejo, solo el 1,5%.

La zona de mayor captura fue la 3, ubicada entre los paralelos de 41º y 42º Sur, de donde se extrajo el 61% del total de abadejo (360 toneladas), hecho relacionado con la mayor cantidad de lances, descarte y rendimiento medio estimado a razón de 2,6 toneladas por hora. Le siguió en orden de importancia la zona 1, a la altura del paralelo de 40º Sur, con 168 toneladas (28% del total), asociado al segundo lugar en cantidad de lances y descarte. El rendimiento medio estimado para esta zona fue 1,85 toneladas. Las restantes zonas presentaron capturas totales inferiores a las 32 toneladas y rendimientos promedio menores a las 1,53 toneladas por hora.

 Comparación de los rendimientos

“Dado que las áreas visitadas durante las prospecciones de mayo de 2020 y marzo de 2021 fueron las mismas, se pueden remarcar algunas diferencias relevantes respecto de los rendimientos horarios”, señala el documento.

La zona 3, durante marzo de este año, registró el mayor rendimiento medio, alcanzando las 2,64 toneladas, mientras que en mayo del año anterior fue el menor: 0,1 toneladas por hora. En la zona 2, en cambio, la situación fue opuesta; es decir, se obtuvieron menores rendimientos medios en 2021. Las zonas 1 y 4 mostraron rendimientos medios similares, en tanto en la zona 5, ubicada al sur del paralelo de 43º, se registraron bajos rendimientos en las dos prospecciones, con valores inferiores a 0,5 toneladas.

Destacan las investigadoras que este año se registraron algunos lances elevados, con hasta 30 toneladas por hora, particularmente en las zonas 1 y 3, que no fueron observados durante 2020 y que evidencian la presencia de elevada concentración del recurso.

Tallas

Se presentaron altas proporciones de adultos en la mayoría de las zonas prospectadas, salvo en la 5 donde predominaron los individuos juveniles. En las zonas 1 y 2 los adultos superaron el 75%, en tanto en la 3 y 4 estuvieron próximas al 65%. De norte a sur se observó una disminución no sólo en la proporción de individuos adultos sino también en la longitud máxima, que fue de 140 centímetros de largo total en la zona 1 a 107 en la 5.

En todas las zonas se observó mayor representatividad de adultos y de mayor tamaño respecto de la prospección realizada en mayo de 2020, a excepción de la zona 5. Esta zona se caracterizó principalmente por la presencia de ejemplares juveniles en ambos años.

La proporción de sexos fue en favor de las hembras, excepto en la zona 3, contrariamente a lo observado en el 2020 cuando la proporción sexual fue en favor de los machos para todas las zonas.

Madurez y reproducción

En cuanto a la condición reproductiva del abadejo, las investigadoras analizaron el estadio de maduración de 7.142 individuos, encontrando una elevada proporción de individuos adultos, en su mayoría reproductivamente activos, a diferencia de lo observado en la prospección de mayo de 2020.

La población analizada se caracterizó mayormente por individuos maduros que, en conjunto, constituyeron aproximadamente el 68% de los ejemplares analizados. La fracción sexualmente activa fue la más representada y alcanzó aproximadamente el 60% de los ejemplares analizados. Los individuos en puesta fueron los menos frecuentes, 1,74%, contrariamente a lo observado en la prospección de mayo 2020, cuando más del 50% de la población correspondió a individuos juveniles. La fracción sexualmente activa apenas superó el 10% y la mayor parte de los individuos adultos se presentaron en estadio de reposo.

“Esta diferencia podría relacionarse con la concentración reproductiva estival que ocurre en zonas contiguas al área de prospectada en los meses de verano. La especie se congrega en el área 43º – 48º Sur de diciembre a marzo para llevar a cabo la reproducción”, se indica en el informe.

“Esta evidencia permitiría suponer que los adultos observados en el presente trabajo, podrían ser individuos migrantes que abandonan la zona de reproducción, dado que la época en que se realizó este trabajo coincide con el final de la temporada reproductiva. A su vez, esta hipótesis también podría explicar, al menos en parte, las diferencias observadas respecto a la prospección realizada en mayo del 2020, donde la mayor parte de la captura estuvo constituida por juveniles, y los adultos se hallaban en su mayoría sexualmente inactivos (estadío de reposo)”.

Estos datos se van incorporando a la serie histórica que se cuenta del abadejo, construida a partir de la toma de datos en las campañas de merluza hubbsi y calamar illex a lo largo de décadas, con los lamentables huecos que la falta de campañas de estas especies ha generado. Ampliar el conocimiento sobre el recurso permitirá tener un mejor manejo, que podrá finalmente resultar en el mantenimiento de las medidas restrictivas para su preservación o una ampliación de la captura a partir de una probada mejora en los indicadores.

El abadejo es una de las especies que habitan no solo el Mar Argentino, sino que también se encuentra fuera de nuestra Zona Económica Exclusiva, donde flotas extranjeras lo capturan sin control. Robustecer los datos no solo es importante para la flota nacional que pretende explotarlo sino también como herramienta de discusión sobre lo que ocurre en la Milla 201.