20/07/2021
Bahía Blanca incrementa descargas de pescado

El puerto en el sur bonaerense casi duplicó durante el primer semestre lo desembarcado en 2020. Puerto Frío, sobre el exmuelle nacional, ofrece capacidad de almacenaje y la estiba mejoró su productividad.

  • Revista Puerto - Puerto de Bahia Blanca - 02
  • Revista Puerto - Puerto de Bahia Blanca - 03
  • Revista Puerto - Puerto de Bahia Blanca - 04

En sus 7 cámaras frigoríficas, Puerto Frío reúne 4.500 metros cuadrados y una capacidad para almacenar 3.500 toneladas de productos congelados. En los casi 20 años que lleva instalado en el Puerto de Bahía Blanca, la mayoría de esa carga congelada fue fruta, aunque desde hace un par de años la presencia de productos de la pesca es cada vez más frecuente.

Puerto Frío se ubica sobre los sitios 18 y 19 del exmuelle nacional en Ingeniero White. Una zona primaria aduanera con dos calles para sanidad de carga y a solo 120 metros de la terminal de contenedores Patagonia Norte que cuenta con dos grúas móviles.

“Estamos trabajando para que la remoción de pescado vuelva a ser parte de la identidad del puerto”, subraya Walter Ottavianelli, presidente de Puerto Frío SA. La empresa trabaja con Iberconsa, Argenova, Empesur y Pesquera Santa Cruz, entre otras, cuyos barcos descargan de manera frecuente en el muelle de White.

Puerto Frío se especializa en el proceso de preenfriado, congelado, conservación y consolidado de cargas tanto secas como refrigeradas, utilizando espacios adaptados a las especificaciones de cada producto sin generar impacto en el medioambiente. En este marco, la pesca ocupa mayor protagonismo.

Ottavianelli llegó al puerto en 2003, seducido por una oferta para ampliar el perfil portuario y sumar cargas adicionales a los cereales y los productos petroquímicos. Venía de tierra adentro, de Río Colorado.

En estos años no han dejado de invertir y han pasado por varias fases: exportación de frutas; acopio de frutas, hortalizas y exportación de pescado, tratando de amoldarse a los vaivenes de un país impredecible.

Hasta 2014 el único barco que descargaba en el muelle de White era el Verdel, pero el congelador cambió de manos e Iberconsa se lo llevó a Puerto Madryn. Pasaron varios años para que pudiera volver, a partir de las intensas negociaciones de Puerto Frío con la empresa, las autoridades del Consorcio, Aduana, SENASA y el servicio de estiba.

“Queremos transformarnos en el mejor puerto de Argentina, no en el más grande pero sí en el mejor. Un puerto boutique, en que todo funciona a la perfección. Para eso era necesario mejorar la productividad en la estiba y por suerte lo logramos”, cuenta el directivo. “Para descargar mil toneladas antes demorábamos una semana y ahora menos de la mitad”.

Ese cambio y la sinergia entre el sector público y el privado para ir en búsqueda de un interés común, generó cambios positivos. Con el Verdel llegaron otros barcos y el pescado pasó a ocupar más espacio en las cámaras.

“El año pasado fueron 4.600 toneladas; esa cifra fue el doble de lo que habíamos recibido en 2019. En lo que va del año ya se descargaron 4.200 toneladas por lo que mejoraremos con respecto a 2020” dice el Director. “Las empresas descargan, consolidamos y luego se exporta por acá que viene un barco de Maersk de manera periódica o lo mandan por camión a Puerto Madryn o Buenos Aires”, explica Ottavianelli ante la consulta de REVISTA PUERTO.

Las cámaras de Puerto Frío permiten que los productos puedan ser almacenados y conservados mediante un seguimiento continuo de la mercadería ingresada; ajustando y controlando cada uno de los factores que pudieran ocasionar mermas o pérdidas de calidad durante el proceso de guarda.

“Cuando arrancamos con el pescado estas cargas eran el 10% y el 90% restante, fruta. Ahora ya debemos estar en un 40% y 60% y es posible que terminemos el año en porcentajes muy parejos. La pesca tiene desarrollo en White”, remarca Ottavianelli.

En la estadística que marca la evolución de las descargas pesqueras desde la web del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, el crecimiento que evidencia el puerto de Bahía Blanca no se advierte. Apenas marcan 151 toneladas en lo que va del año.

Ottavianelli también lamenta el error y revela que fue a la Subsecretaria de Pesca a pedir que actualicen la cifra. “Nos incluyen en ‘otros puertos’ pero ya que incluyen a Bahía pueden sumarle todas sus descargas. Nos ayudaría que reflejen el crecimiento y el esfuerzo que hacemos todos; nosotros, los servicios y las propias autoridades portuarias”, subrayó.