02/07/2021
El cupo social de langostino genera controversias en Chubut

El acuerdo entre la provincia de Chubut y la empresa Red Chamber para la asignación de cupo social de langostino para uno de sus barcos fresqueros provocó que la CAPECh le enviara un escrito al gobernador Arcioni planteando sus reservas. La cámara pide “revisar” las medidas vigentes en la actualidad.

Revista Puerto - Chubut - Langostino
Por Nelson Saldivia

La Cámara Pesquera de Chubut le remitió al gobernador Mariano Arcioni su posicionamiento respecto a la distribución del denominado “cupo social de langostino” que dispone la provincia, a partir de las políticas de manejo del recurso, acordadas años atrás. En particular desde la entidad hacen sus reservas puntualmente sobre la asignación de parte de ese cupo a la empresa Red Chamber para uno de los barcos fresqueros de altura recientemente puestos a nuevo y que pertenecían a la ex Alpesca.

Tras la publicación de REVISTA PUERTO, la CAPECh le planteó al Gobernador que “ante la noticia pública que la Provincia del Chubut se comprometió, homologando ante la Secretaria de Trabajo, el otorgamiento de 500 toneladas de cupo social de langostino a la empresa Red Chamber SA, creado por la Resolución N° 7/2018 con su Anexo I del CFP, y que posteriormente se niega al otorgamiento según aduce la empresa”, describen antes de esbozar sus reparos.

A los fines de concretar con el otorgamiento y reparto de los cupos, “cabe recordar que el Consejo Federal Pesquero resolvió aprobar las medidas de administración de la pesquería de langostino en la resolución número 7/2018 consiguiente en el Anexo I, donde constituyeron el Plan de Manejo de la especie. En la mencionada Resolución se hace el requerimiento a la Autoridad de Aplicación adecuando las normas de su competencia a las medidas, e invitan a las Provincias con litoral marítimo a adecuar las normas aplicables en sus respectivas jurisdicciones a las medidas aprobadas”, cita el gerente de la cámara Agustín de la Fuente en la misiva elevada al titular del Poder Ejecutivo Provincial.

Política de administración

En tal sentido, considera que “dicha resolución desnuda la necesidad de revisar las medidas actualmente vigentes a la fecha, de incorporarlas en un cuerpo normativo contemporáneo, y de reflejar una política de administración adecuada al estado actual del recurso, para así planificar el desarrollo sustentable de la pesquería, con el objetivo de la conservación en el largo plazo el recurso, y fijando pautas concretas para que los procesos industriales sean ambientalmente apropiados, procuren la obtención del valor agregado y el empleo de la mano de obra chubutense sostenible en el tiempo”, manifiestan las empresas enroladas en esa cámara.

Le señalan y recuerdan al gobernador Arcioni que “el principal pronuncio del Anexo I y con criterio, que desconocemos, de los parámetros técnicos sobre la cuantificación y proporcionalidad de administración según aspectos sociales, económicos y ambientales. El Artículo 1° establece que las Provincias del Chubut y de Santa Cruz se comprometen a no permitir la captura de la especie langostino en todo el Golfo San Jorge por el corriente año y hasta por un período de 5 años, compromiso cuya continuidad se comunicará en forma expresa a la Autoridad de Aplicación antes del 1° de diciembre del año previo. Quedan exceptuadas las actividades científicas. Artículo 2°. El Consejo Federal Pesquero compensará los efectos de los compromisos provinciales asumidos en el artículo 1° precedente, en la medida en que no se permita la captura de langostino en el Golfo San Jorge, con la asignación a cada una de las Provincias indicadas de un cupo social de tres mil ochocientas (3.800) toneladas anuales, para que sean utilizadas por los buques fresqueros que las Provincias aludidas nominen. Tales buques deberán desembarcar la totalidad de las capturas de langostino en dichas provincias”, detallan sobre los alcances de la medida que creó este novedoso esquema de reparto de cupo social de langostino.

Interrogantes

En otro tramo, la Cámara Pesquera de Chubut refiere a que “la empresa Red Chamber aduce que cuenta con 400 empleados, número importante de trabajadores, que gran parte de las empresas radicadas en la zona pueden equiparar, pero sin contar con 5 permisos de flota amarilla con una captura promedio de más de mil cajones diarios, con un buque tangonero congelador y ahora con un buque fresquero de altura Cabo Vírgenes (mayor a 21 metros de eslora) el cual posee cuota de merluza, pero carece de Permiso Nacional de especie Langostino, condición excluyente para su captura”, le significan a Arcioni.

En el final, plantean interrogantes en tono crítico: “¿Es válida la asignación de cupo social a una empresa que ostenta tantos beneficios? ¿Cuál es la intención de la empresa en la explotación de las más de 14 mil toneladas de Merluza Hubbsi (en su mayoría fresca -unas 10 mil toneladas- para procesar en tierra) que tienen asignados los diferentes buques?”, sugieren en la carta enviada al Gobierno.

“Creemos desde la Cámara Pesquera del Chubut que los beneficios otorgados para algunas empresas del sector no pueden ser permanentes, aduciendo hace más de 7 años una emergencia ocupacional de una firma que supero todas las expectativas extractivas desde los permisos de emergencia otorgados en un modo excepcional”, concluyen, en una polémica que parece recién empieza.