15/07/2021
Menna defendió el proyecto para derogar las retenciones a la pesca

La iniciativa está en el Congreso Nacional para su tratamiento. Sostiene que de la pesca dependen 25 mil empleos en el país y es el octavo complejo exportador argentino. Considera que el mantenimiento de las retenciones no contribuye al sector ante un contexto adverso por la pandemia.

Revista Puerto - Langostino - 02
Fotos de archivo

El diputado nacional por Chubut, Gustavo Menna (JxC), ratificó los argumentos esgrimidos en su proyecto de ley que promueve la eliminación de los derechos de exportación para productos pesqueros, frutas, carne ovina y lanas.

El proyecto que tiene como coautores a los diputados Lorena Matzen y Roxana Reyes, de Río Negro y Santa Cruz respectivamente, plantea que la exportación de lanas, carne ovina, productos pesqueros y frutas, quedarán exentas de los derechos de exportación establecidos por el artículo 52 de la ley 27.541 y en los decretos 1.126/17; 486/2018; 487/2018; 793/2018 y 37/2019.

El chubutense Menna sostiene que “la pandemia provocada por el coronavirus y las medidas restrictivas a la circulación de personas y bienes dispuestas por los distintos Estados nacionales para conjurar la situación está dando lugar a una importante caída del comercio internacional, tanto en volúmenes de intercambio como en términos de valores de los bienes, de la actividad económica en general y en los PBI de los distintos países”.

En tal sentido, manifestó que “en el caso de la República Argentina, el Banco Mundial pronosticó la segunda caída más importante del producto interno bruto de la región para 2020: 5,2%; solo superado por México con una proyección del 6%”.

El legislador justifica el pedido para eliminar las retenciones para garantizar la mano de obra ocupada en cada uno de los sectores: “Como contrapartida, y ante la constatación de que al término de las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio deberá reconstituirse el entramado del aparato productivo y lograr que queden en pie las empresas como única forma real de garantizar el empleo, diversos países han dispuesto ayudas de escala, que en el caso de los países centrales alcanzan a entre el 10% y el 15% de sus PBI, mientras que en otros rondan el 5%”, dijo.

Asimismo, mencionó que hay sectores muy representativos de la economía y producción patagónicas que “se encuentran impactados por la caída del volumen de exportaciones y del precio internacional de sus productos”. “Es el caso de la lana en todas sus variantes -que de tener un precio promedio de entre 8 y 10 dólares el kilo en 2018 ronda actualmente los 3,50 dólares-, la fruta en todas sus especies y la pesca. En este último sector la situación es especialmente apremiante por emplear más de 25.000 trabajadores, constituir el octavo complejo exportador argentino, y además tener una especial relevancia en Patagonia por concentrarse en su mar adyacente y en sus puertos, el grueso de las capturas y desembarques, respectivamente”, detalló al defender el proyecto de ley.

Al mencionar a la pesca dijo que ha habido una “fuerte caída de la actividad, que ha llevado a que en la comparación del primer trimestre 2020 con el del año anterior, las capturas totales disminuyeran un 20%. En lo atinente a las exportaciones, cayeron un 62,6% las destinadas a China; un 34,9% a España y un 41,6% a Brasil, por citar tres mercados relevantes”, afirmó Menna.

Al plantear una reforma de la política tributaria consideró que “no es lo mismo gravar con derechos de exportación bienes fuertemente demandados y con precios altos, que hacerlo en una coyuntura como la actual, en la que debe tenerse en cuenta también que en el caso de la fruta y la lana, el productor termina recibiendo un precio afectado no solo por las retenciones sino también por el desdoblamiento cambiario, que afecta sobre todo los costos por lo que impacta en los insumos dolarizados”.

“El mantenimiento de estos gravámenes no solo no resulta razonable y equitativo, sino que además provoca la profundización de una situación de crisis muy grave. Estamos convencidos que el Estado debe anticiparse a cierres de establecimientos y situaciones de quebranto, como así también a lo que ello conlleva en materia de sostenimiento de miles de puestos de trabajo, y hacer su contribución por la vía de eximir a estas exportaciones de las retenciones generales”, argumentó.