21/07/2021
“Pedimos igualdad de condiciones”

Daniel Coluccio, gerente de ALFA, habla en nombre de los langostineros fresqueros de Mar del Plata. Considera que se les debe permitir pescar dentro del AIER y de lo contrario debieran resarcirlos con una cuota social de langostino de 3.800 toneladas. También cuestionó el manejo del recurso.

Revista Puerto - Langostino - Daniel Coluccio - Gerente de ALFA - 02
Por Karina Fernández Fotos Diego Izquierdo

Entrevistamos al gerente de la Asociación de Langostineros Fresqueros Argentinos, Daniel Coluccio. El dirigente empresario expresó su postura respecto de la cuota social de langostino que pretende la provincia de Buenos Aires y sobre el reclamo que mantienen desde fines de 2019 por “igualdad de condiciones” frente a los barcos que operan en Rawson de noviembre a marzo. También realizó críticas sobre algunas medidas de manejo y cuestionó las prospecciones con barcos congeladores.

REVISTA PUERTO: Se está hablando de la cuota social de langostino para la provincia de Buenos Aires, pero todavía el tema no fue tratado por el Consejo Federal Pesquero.

DANIEL COLUCCIO: No, porque se está tratando de buscar consenso para salir con el tema y hoy los consensos no están. Nosotros venimos trabajando con esto desde noviembre de 2019, emití una nota a todas las cámaras y al SOIP invitándolos a una reunión para tratar el tema, pero en ese momento nadie quiso acompañar. En aquel momento pedimos al CFP igualdad de condiciones, diciendo que si las condiciones del recurso desde el punto de vista biológico del INIDEP, están dadas desde la milla cero a la doce, por qué no de la milla doce a la cuarenta. Al cabo de un tiempo surgió la disputa por el tema del AIER y después de sucesivas notas al CFP, la Subsecretaría de Pesca y la provincia de Buenos Aires se hicieron eco.

RP: Chubut y Santa Cruz tienen el beneficio de la cuota social porque dejaron de pescar dentro del Golfo para proteger el langostino en beneficio de todos. ¿Bajo qué condiciones se la tendrían que dar a la provincia de Buenos Aires?

DC: Hemos ofrecido un área de 2.660 millas náuticas cuadradas, la famosa AIER.

RP: ¿Ustedes consideran que están ofreciendo el AIER a cambio de cuota social?

DC: Considero no, lo estamos ofreciendo.

RP: Pero también lo estarían ofreciendo Chubut y Santa Cruz.

DC: No, ellos no lo pueden ofrecer porque son aguas nacionales.

RP: ¿Pero ese criterio no podría aplicarse a ustedes, ya que no corresponden a aguas de la provincia de Buenos Aires?

DC: Bajo ningún punto de vista. Nosotros estamos ofreciendo 2.660 millas náuticas del AIER, en virtud de buscar un área de protección del recurso langostino, ofrecemos a la pesquería la posibilidad de no pescar ahí, en aguas nacionales, nada tiene que ver Chubut y Santa Cruz en esto… Yo estoy rescindiendo la posibilidad de pescar en un área, en la que puedo porque lo habilita mi permiso y a consecuencia estoy pidiendo un “resarcimiento” de esta naturaleza para la provincia de Buenos Aires. No entiendo por qué motivo, en una negociación realizada en el Consejo, decidieron que el AIER no se toca, entonces si estoy rescindiendo pescar en esa zona, voy a buscar un resarcimiento, como ellos tuvieron con el cierre del Golfo. Podríamos hablar de hechos que son más finos, al langostino en zonas y épocas de desove se lo permite pescar, cuando a la merluza en zonas y épocas de desove y reproducción no se permite pescarla. Cómo tanto énfasis para proteger la merluza y no protegemos de igual manera el langostino también.

RP: Son especies de características diferentes, pero al margen de ello, ¿ustedes consideran entonces que no pescar en el AIER es un sacrificio de la flota fresquera?

DC: Lo que nosotros consideramos es que tenemos numerosas condiciones en Mar del Plata y la provincia de Buenos Aires para exigir igualdad de condiciones con Santa Cruz y con Chubut al efecto de tener una cuota de reserva social para paliar la difícil situación que tienen hoy frigoríficos y plantas. Lo que ofrecemos es un área de esfuerzo restringido de merluza, que nada tiene que ver con el langostino, poniendo a disposición 2.660 millas náuticas cuadradas en una zona muy rica de langostino. Desde el 1 de noviembre al 1 de marzo, todos los años está pescando la flota entre la milla tres y la milla doce y nosotros consideramos que de la milla doce y a la milla cuarenta, por lo menos se debiera prospectar y verificar si el recurso langostino está en condiciones de ser pescado. Si está en condiciones podríamos tener una zafra mucho más extensa en donde todo el procesamiento se realice en Mar del Plata. Nadie puede planificar en la industria procesadora, yo vengo pidiendo comenzar las prospecciones a fines de abril y empezar a pescar el primero de mayo. ¿Por qué motivo históricamente las prospecciones se hacían a fines de marzo, principio de abril? Porque las condiciones estaban dadas en el mar para poder prospectar.

RP: ¿Entonces están realizando dos pedidos, cuota social y pescar dentro del AIER?

DC: Por un lado, estamos pidiendo cuota social ante la crítica situación de Mar del Plata, porque además me parece que es una materia prima que se está desaprovechando. Por otro lado, a los efectos de tener continuidad en el langostino todo el año, pescar entre la milla doce y la cuarenta. Si la condición está dada por Chubut y Santa Cruz a los efectos de tener consenso y nos preguntan qué ofrecemos, nosotros ofrecemos no pescar en ahí.

RP: ¿Es decir que para tener algo que ofrecer por la cuota social, necesitan una respuesta fundada del INIDEP?

DC: Yo ya he preguntado al INIDEP, y la pregunta es por qué dice a través de sus informes que en épocas y desove de langostino no se debe pescar y sin embargo se está pescando. Te voy a dar un dato, no en el tema del retraso madurativo porque está siendo casi superado, sino sobre la alerta naranja que teníamos un año atrás, respecto de la menor cantidad de larvas, de juveniles, reclutas y prerreclutas que teníamos a finales de 2019. Si hay menos es porque estoy matando a la madre que está impregnada, en épocas y zonas donde el langostino se está capturando verde, tendrían que ser motivo de un buen análisis las zonas y épocas de pesca del langostino. Hacemos tanto hincapié por defender la merluza y no estamos defendiendo el langostino.

RP: ¿Considera que está mal manejado el recurso langostino?

DC: No creo que esté mal manejado, pero el hecho de que estemos haciendo prospecciones en medio de temporales en el mes de julio está mal, es una cosa que está fuera de lugar porque los resultados son azarosos.

RP: ¿Piensa que en julio no se tendrían que hacer prospecciones?

DC: Estamos haciendo las cosas mal, habría que hacer como se hacía antes, hacer las prospecciones en marzo, abril y después pescar siguiendo la marca. Yo estoy pidiendo prospecciones desde abril.

RP: Desde un inicio se hicieron prospecciones todo el año, pero, además, en abril no está abierta la pesquería por razones madurativas del recurso.

DC: Pero las cuestiones madurativas del recurso siempre las estamos supliendo nosotros, siempre es la flota de Mar del Plata la que está siendo contemplativa con el retraso madurativo, porque antes se pescaba a fines de abril y ahora se está pescando a principios de julio. Este año fue un desastre con el cierre de la subárea 13, tuvimos un perjuicio en la flota de 3.700 millones de pesos.

RP: Pero no tenían observadores en los fresqueros, no había datos.

DC: Los más interesados en tener observadores somos nosotros.

RP: Eso es nuevo.

DC: Desde que se fundó en noviembre de 2019 ALFA, saben que tenemos a disposición ya en este momento la cantidad de barcos fresqueros que hagan falta para prospectar.

RP: Sin embargo, este año en el norte, no hubo observadores en los fresqueros. ¿Por qué?

DC: Lo que pasó este año en el norte fue absolutamente extraño comparado con otros años. Este año hubo más langostino que merluza, en ese momento estábamos trabajando con la flota en otra actividad.

RP: Pero el 50% de la flota que estaba sobre el langostino en el norte era fresqueros; ¿por qué no pudieron embarcar observadores?

DC: Yo no digo por qué no podemos embarcar, digo que siempre estamos en condiciones de ofrecer al recurso langostino observadores.

RP: Eso es algo muy bueno que acaba de suceder, justamente es posterior al cierre de la Subárea 13.

DC: No. Yo hace un año y medio que vengo ofreciendo poner los barcos a disposición para los observadores.

RP: Pero está en los informes del INIDEP que no hay datos de observadores de la flota fresquera.

DC: Hace un mes que puse a disposición de las autoridades cinco o seis barcos para embarcar por 30 o 40 días, no una marea. Yo estoy haciendo una investigación para saber dónde estaba el L4 porque estaba con el Director de Pesca en el Muelle y no había L4. Nosotros estábamos capturando bien, L1, L2, L3, hubo obviamente algunos barcos que tocaron L4, pero arriba de nuestros barcos no vi L4.

RP: ¿Para ustedes las prospecciones están mal realizadas?

DC: Si vamos a la estadística matemática, cuatro barcos congeladores, en un área tan grande de prospección, van a hacer pesca comercial, no a prospectar, porque está visto que no van a prospectar, van arriba de la marca y pescan. ¿Es representativo de lo que puedan pescar en un área de 40 por 60 millas? Me parece que son pocos barcos, que pueden estar dando un informe muy positivo de lo que pescan, pero cuando llega una flota de 170 buques, la cosa se hace complicada, a tal punto que este año ya hubo dos toques de tangón con tangón. Esto también se tiene que meter en el manejo del langostino, hoy estamos prospectando con cuatro congeladores que hacen más pesca comercial que prospección.

RP: Pero hay un plan de prospección.

DC: Está visto que no lo cumplen entonces.

RP: Volviendo al tema de la cuota social. ¿Cómo consideran que debiera implementarse?

DC: La cuota social debe ser de los barcos en asociación con plantas. Para eso estoy proponiendo generar un listado de frigoríficos, con todas las de la ley, a CAFREXPORT y otras cámaras y nosotros le aportaremos un listado de los barcos que están en condiciones de traer la cuota social a la ciudad de Mar del Plata. Les he propuesto ir de la mano. A un integrante de CAFREXPORT ya le ofrecí un barco que le trabajaría todo el año con o sin cuota social. Pero las cosas hay que planificarlas, nosotros no podemos hoy, tanto en el sector extractivo como en el del procesamiento, tomar una decisión entre las ocho de la mañana y las dos de la tarde. Estamos hablando de que la cuota social en igualdad de condiciones sería de 3.800 toneladas para cada una, Chubut, Santa Cruz y Buenos Aires, con los multiplicadores nos iríamos a 10.000 toneladas, no podemos hoy a partir de mañana recibir el langostino. Ayer ofrecí para mañana 1.500 cajones de langostino a alguien de CAFREXPORT y me dijo que no podía, que tenía que organizarse. Entonces no se puede salir a decir quiero equis cantidad de cuota social cuando todavía no tenés los permisos de los camiones para entrar a puerto.

RP: ¿Mar del Plata no está condiciones de procesar langostino?

DC: No tiene personal.

RP: La secretaria del SOIP, Cristina Ledesma, acaba de decir que pueden atender la demanda.

DC: Son expresiones de deseos.

RP: ¿Por qué si coinciden en que es muy importante para atender la crisis social de Mar del Plata procesar el langostino aquí, no comienzan a hacerlo sin dejarlo únicamente atado a la cuota social?

DC: Primero por comodidad. Segundo por tema financiero y tercero porque el recurso langostino tiene una hegemonía que es Chubut, que nosotros queremos de a poco pase a recuperarla Mar del Plata, que en los últimos años ha perdido mucho terreno. Porque faltó criterio en política pesquera, porque los representantes que tuvimos en la provincia de Buenos Aires no estuvieron acorde a los intereses de la industria pesquera de Mar del Plata.

RP: ¿No fue porque los barcos fresqueros que aportaban merluza se fueron en busca del langostino y dejaron de pescar su cuota de merluza?

DC: Ese es un problema de rentabilidad. Eso sucede.

RP: ¿Entonces, el langostino debiera dejar de mandarse a Perú y venir a Mar del Plata o no?

Hoy las condiciones están dadas para eso, pero no de un día para el otro, hay que ir armándolo para el año que viene, en igualdad de condiciones con cuota social. Porque la cuota social tengo la exigencia de procesarla en Mar del Plata.

RP: ¿Solo se haría por exigencia y siempre estaría asociado a la cuota social?

Sí, porque el sistema hoy es cautivo, lo maneja Chubut. En Chubut hay un sistema aceitado, es un modelo muy eficiente. Este año como nunca, gracias a Carla Seain y Carlos Liberman subieron el bycatch de merluza al 20% y eso generó un oxigeno muy importante para Mar del Plata. Ahora cuando la ciudad tenga una estructura capaz de procesar el langostino, en igualdad de condiciones lo traigo acá. Digo en igualdad de condiciones porque ellos para darnos las 2.500 toneladas piden 1.500 más para ellos y a mí no me parece justo, eso está dicho en las negociaciones en torno al Consejo Federal Pesquero. Mi pregunta es para qué la quiere Santa Cruz si no pescan ni el 10% y vienen a buscar barcos a Mar del Plata, que no tienen permiso de langostino y ese es otro tema, porque están pescando en aguas nacionales sin permiso. Empezamos a ver algunas falencias en el manejo del recurso. Me pregunto si la cuota social se la van a dar a los barcos con permiso o sin permiso de langostino, porque si no, vamos a aumentar el esfuerzo pesquero. Entre gallos y medianoche, no se puede llevar adelante un tema tan importante como el de la cuota social, esta es una de las cosas que hay discutir.